jueves, 4 marzo 2021

La recaudación de Hacienda cayó finalmente un 8 % en 2020

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno foral, Elma Saiz, recordó que este dato es "sensiblemente" mejor al proyectado al principio de la pandemia, cuando se estimó una bajada aproximada del 20 %. Además, avanzó una previsión de cierre presupuestario con un déficit de entre el 1,05 y 1,15 %.

Redacción
Pamplona - 25 enero, 2021

Elma Saiz, consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra. (Foto: archivo)

Hacienda Foral de Navarra (HFN) cerró 2020 con una recaudación líquida de 3.627,1 millones de euros, lo que supone un descenso del 8 % frente a la cifra obtenida el año anterior. Este dato, según la consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Elma Saiz, representa una caída “muy significativa, lógica e inevitable en el contexto de la grave crisis económica que la pandemia de Covid-19 está provocando, pero que ha sido sensiblemente más atenuada de lo que los indicadores y previsiones mostraban en el mes de mayo, con porcentajes de caída estimados alrededor del 20 %”.

La recaudación líquida de los impuestos directos alcanzó los 1.930,6 millones de euros, con un descenso interanual del 1,2 %. Por su parte, en los impuestos indirectos el descenso fue más importante, del 14,6 %, tras ingresarse 1.671,4 millones.

La recaudación líquida de los impuestos directos tuvo un descenso interanual del 1,2 %. Por su parte, la caída en el caso de los fue más importante, registrando una bajada del 14,6 %.

Hacienda remarcó que los efectos de la crisis del Covid-19 en la recaudación tributaria no han sido “tan acusados” en el montante que la Comunidad foral obtiene de los impuestos gestionados directamente, que se redujeron en un 1,5 %.

En cambio, la recaudación neta por ajustes -el flujo de ingresos liquidados con el Estado por los impuestos indirectos- disminuyó un 24 %. De esta manera, el peso relativo de la recaudación por gestión directa de HFN pasó de representar el 71 % del total en el año 2019 al 76 % en 2020. El relativo a los ajustes fiscales, por otra parte, se redujo del 29 % al 24 %.

Desde el punto de vista del comportamiento de los principales impuestos, la recaudación de IRPF acumulada a diciembre se mantuvo, a nivel global, en valores similares a los de 2019, ligeramente por debajo (-0,4 %) del montante de entonces. El impuesto de sociedades presentó valores inferiores en términos interanuales, con un descenso del 5 % en su recaudación global.

Por su parte, el IVA evidenció un “buen comportamiento” en el primer trimestre del año. Sin embargo, la posterior crisis sanitaria “incidió sobre la actividad económica y el consumo”. Esto quedó reflejado en la menor recaudación íntegra de este impuesto, que pasó de los 1.464,5 millones de euros en 2019 a los 1.413,9 millones en 2020, un 3,5 % menos.

No obstante, la caída de las exportaciones supuso una reducción del 10 % de las devoluciones. Como consecuencia de ello, la recaudación por gestión directa de IVA mostró una recaudación líquida acumulada de un 25,4 % más a la de 2019, con 339,7 millones de euros recaudados. Por último, los impuestos especiales cerraron 2020 mostrando valores inferiores a los del pasado ejercicio en su recaudación por gestión directa, con una caída global del 16,5 %.

“En un ejercicio como el de 2020 marcado por la pandemia, que ha modificado todas las previsiones iniciales, se apreció un leve crecimiento de las retenciones de trabajo y una caída generalizada de los tributos que dependen de la evolución del consumo (IVA e Impuestos Especiales), así como el cumplimiento de los objetivos presupuestarios marcados para las campañas de IRPF de 2019 e impuesto de sociedades de 2019”, detalló Saiz.  Adicionalmente, recordó que los tributos indicadores de la actividad económica, como transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, sufrieron caídas recaudatorias “generalizadas”.

PREVISIONES

En paralelo a la presentación de las cifras de recaudación de 2020, la consejera hizo públicos los datos de avance de cierre presupuestario. A falta de las cifras definitivas, la previsión del Gobierno de Navarra muestra un déficit que se sitúa en la horquilla de entre el 1,05 % y el 1,15 %. Por eso, la consejera de Economía y Hacienda, según informó el Ejecutivo foral, incidió en “la importancia de que la prudencia siga siendo la pauta a seguir”. En ese sentido, destacó que “la cifra es, como sucede en el caso de la recaudación, mejor de lo que se podía esperar, pero mala porque rompe la tendencia, que venía siendo sostenida en el tiempo, de cierres con superávit”.

Saiz insistió en que el Ejecutivo foral “ha defendido en todo momento la importancia mayúscula de la responsabilidad y el rigor a la hora de concertar deuda estrictamente necesaria, con la que poder afrontar los efectos que la crisis está generando en la economía navarra”. Las cifras definitivas de cierre presupuestario del ejercicio 2020 se conocerán “más adelante”, una vez sean definitivos los datos de otras entidades como la Universidad Pública de Navarra (UPNA), la Cámara de Comptos, las empresas públicas o las fundaciones.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top