jueves, 27 junio 2019

La tragicomedia de Lehman Brothers

Al escenario se han subido esos ‘grandes universales’ que han permitido a la Humanidad pasar de la cueva al 5G. Amor, honor, odio, drama, comedia…, encima de las tablas se han representado tanto momentos épicos como miserias. La última en llegar, y en ser reconocida por crítica y publico, es la de Lehman Brothers, que puso al gran capitalismo global contra las cuerdas. Esta es su crónica.

Jesús Jiménez
Pamplona - 8 junio, 2019

La obra en tres actos Lehman Trilogy es una reflexión sobre el capitalismo.

La obra en tres actos Lehman Trilogy es una reflexión sobre el capitalismo.

A lo largo de nuestra vida hemos visto, leído u oído miles de historias. La gran mayoría nos han podido gustar e incluso entretener. Sin embargo, seguro que en nuestra memoria guardamos como ‘oro en paño’ dos, tres o, a lo sumo, cuatro, que nos han hecho aprender, formarnos e, incluso, reflexionar sobre nuestra condición de seres humanos supuestamente inteligentes. ¿Y qué caracteriza a todas esas ‘obras universales’ de las que nos hemos enamorado alguna vez? Sin duda, todas ellas coinciden en un hecho diferencial: que sentimos como algo propio lo que se nos cuenta y vemos representado delante de nuestros ojos.

teatro-lehman-brothers-7

Todos tenemos un recuerdo muy vivo de la última crisis económica. Todas y todos sabemos cómo estábamos antes y cómo nos quedamos después, cómo vivíamos y soñábamos y qué quedó de todo eso después del ‘batacazo’ y todas y todos situamos el origen de esa experiencia en una entidad bancaria, Lehman Brothers, de la que habíamos oído hablar vagamente hasta el momento de su crash, justo hace ahora diez años. Fue el punto de no retorno, el antes y después que, como en otros momentos históricos a lo largo de la Humanidad, recordamos conforme pasan los años o, simplemente, nos los recuerdan cuando nos hacen esa mítica pregunta de: ‘¿Te acuerdas dónde estabas cuando …?’.

Ahora, de la mano de Lehman Trilogy, obra de teatro de gira por nuestro país, completamos nuestra visión personal de unos hechos que conocemos perfectamente con la escenificación del periplo seguido por los hermanos Henry, Emanuel y Mayer Lehman desde su cuna europea hacia su constitución como cuarto grupo financiero más importante de Estados Unidos.

Sin embargo, más allá de la mirada meramente economicista, de analizar los ingredientes que caracterizan al sistema económico en el que vivimos desde las mismas bases que lo originaron, se nos invita a afrontar una reflexión más profunda sobre algunos de los grandes ‘totems’ que, precisamente, hasta la caída de Lehman Brothers no se han puesto en cuestión. Son esos sueños y ambiciones que protagonizan los errantes hermanos-fundadores y sus descendientes, verdadera personificación del mito americano del self made man, lo que nos lleva a plantearnos, cuando se apagan las luces, si esa acumulación ilimitada de recursos, ese usar y tirar de las personas convertidas en cosas o esa competitividad mal entendida y llevada al extremo por ser el primero e imponerse a todos y por encima de todos, es la que, al fin y a la postre, nos conviene.

teatro-lheman-brothers-3

Ayuda a ese fin el magnífico texto del autor Stefano Massini que con Lehman Trilogy firma su mayor éxito hasta el momento. También lo hace la frenética dirección que impone desde el backstage el director, Sergio Peris Mencheta, convertido hace tiempo en uno de los principales talentos de la escenografía patria gracias a los reconocimientos que jalonan su carrera como el Premio Ceres al Mejor Director o el Max al mejor espectáculo logrado con ‘Un trozo invisible de este mundo’. Igualmente cabe destacar el papel desempeñado por los actores protagonistas Victor Clavijo, Pepe Lorente, Aitor Beltrán, Dario Paso, Litus y Leo Rivera que se han involucrado de tal modo que son reflejo vivo de las pasiones y de los instintos que mueven a los personajes de tal modo que trascienden el momento de la representación.

Con Lehman Trilogy tenemos la oportunidad, por lo tanto, de asistir en primera persona a esa ceremonia de la fantasía y la imaginación que siempre ha rodeado a una buena obra de teatro. Lo podemos hacer, además, esbozando al final de la representación, cuando las luces se apagan y todo se vuelve silencio, esa risa medio sarcástica medio burlona que se nos puede quedar rememorando aquella mítica sentencia de Marx (Groucho, no Karl) que viene al pelo de lo recreado en Lehman Trilogy cuando afirmó: “¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero!… ¡Pero cuestan tanto!” ¿Habremos aprendido la lección?


To Top