La 'X' sin despejar de la renta

sábado, 4 abril 2020

La ‘X’ sin despejar de la renta

Mientras la Hacienda estatal mantiene sus planes iniciales y espera recibir a partir del 1 de abril las primeras declaraciones, las autoridades navarras analizan diversas alternativas. Esa indefinición, unida a las primeras medidas fiscales anunciadas por el Ejecutivo foral, no convencen a unas asesorías que se mueven entre la frialdad y la inquietud y que, además, reclaman más flexibilidad para las declaraciones trimestrales de IVA, IRPF, etc.

Jesús Jiménez
Pamplona - 24 marzo, 2020

De izda. a dcha. y de arriba abajo, Belén Hevia, Alberto Cid, Juan José Velázquez y Jorge Santos. (Fotos: achivo).

Entre las primeras medidas que tomó el Gobierno de Navarra para afrontar el tsunami económico originado por el coronavirus, había una de corte fiscal y tributario que afectaba a empresas y autónomos: el retraso en la fecha de presentación de la declaración trimestral (del 20 al 30 de abril). Sin embargo, la presidenta navarra, María Chivite, ni la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, han despejado hasta ahora la gran ‘X’ que preocupa a profesionales, directivos y empresarios: ¿Cómo y cuándo deberán presentar la declaración de la renta? 

En el Gobierno de Navarra aún no se ha tomado una decisión porque “hay varios escenarios que se están manejando”.

La Hacienda estatal ya ha tomado una decisión al respecto y será el próximo 1 de abril cuando abra oficialmente la campaña. No ocurre lo mismo en Navarra, donde el año pasado dio inicio el 4 de abril.

Fuentes del Departamento de Economía y Hacienda consultadas por NavarraCapital.es confirmaron que aún no se ha tomado una decisión porque, además de analizar lo que están haciendo otras administraciones, “hay varios escenarios que se están manejando”. Eso, unido a las medidas antes citadas, no termina de convencer a unas asesorías que, dentro de su función de intermediarios, observan el escenario con preocupación ante una realidad nunca vivida hasta ahora.

Alberto Cid.

Es el caso, por ejemplo, del gerente de Gestión Empresarial Arrieta, Alberto Cid: “La mayor carga de trabajo actual y el principal problema a resolver a corto plazo es todo lo que tiene que ver con la financiación de las empresas, con lograr liquidez y solicitar carencias en préstamos”.

Además, calificó como unasorpresa desagradable” que el retraso de los plazos de presentación de las declaraciones trimestrales sea “solo por diez días” de momento.

“A ver cómo llega la documentación para cumplir ese plazo”, expresó al tiempo que lamentó la total incertidumbre que existe en otros aspectos tan importantes como la citada campaña de la renta, el registro de las cuentas anuales y el Impuesto sobre Sociedades.

Entre otras medidas excepcionales, Cid planteó ampliar el número de impuestos aplazables (de los tres permitidos actualmente a cinco, lo que permitiría por ejemplo abonar el IRPF y el IVA del primer trimestre más adelante).

¿DOS O TRES PERÍODOS DE PAGO?

Siguiendo ese mismo argumento, Belén Hevia, de Hevia Chávarri Auditores Asesores, resumió la sensación que rodea, tanto a su equipo como a los clientes para los que trabaja, con un explícito “gris oscuro tirando a negro”.

Belén Hevia.

En su opinión, “hay enorme inquietud porque no sabemos nada”. No obstante, expresó su deseo de que los plazos de la declaración de la renta “se retrasen” porque “si se mantienen, será como abrir la puerta para que no entre nadie”. Aunque reconoció que cada vez tiene más peso el tipo de presentación telemática, todo se dificulta en la situación actual de alarma: “Si el cliente no puede venir a nuestras oficinas porque no puede o, como nuestro caso, las tenemos cerradas, no se puede hacer nada”.

Con respecto a la presentación de la declaración trimestral, que se alarga diez días, Hevia lo calificó como un “gesto”. Sin embargo, para ella lo sensato sería atrasarlo aún más “debido a los meses tan complicados que nos esperan pese al teletrabajo”. En concreto, propuso directamente suspender la presentación del primer trimestre y que, en junio, se presente un semestre completo. Algo que vio factible “si todos tenemos voluntad”.

Por su parte, Juan José Velázquez, de ATICO Asesores, no solo respaldó esta última medida, sino que fue más allá, llegando a postular “que solo haya dos períodos semestrales”. En cuanto a la posibilidad de disponer de avales para los aplazamientos de determinadas deudas fiscales, medida aprobada por el Ejecutivo de Chivite, Velázquez reclamó su supresión y la ampliación del número de aplazamientos máximos anual. Igualmente, se mostró partidario de que “los periodos de prescripción y caducidad sean también ampliados”. 

Juan José Velázquez.

Velázquez mencionó igualmente la próxima campaña de la renta. “Así, a bote pronto, creo que no sería necesaria modificarla”, dijo. No obstante, consideró que “sí sería deseable ampliar el periodo de abono de las declaraciones positivas ‘a pagar'”.

Por el contrario, estimó que la inyección de las cantidadesa devolver” derivadas de las declaraciones negativas de IRPF de muchos contribuyentes “van  a ser muy deseadas en estos momentos”. Por ese motivo, “desde ATICO Asesores vamos a poner los medios necesarios para poder atenderlo y agilizarlo al máximo posible en beneficio de nuestras empresas cliente”.

COPIAR A LOS VECINOS

“A nosotros, las medidas en materia fiscal e impositiva del Gobierno de Navarra nos dejaron fríos directamente”. De esta forma se manifestó Jorge Santos, socio-director del departamento fiscal de ARPA Abogados Consultores, quien preguntado sobre la campaña de la renta, reclamó “alargarla más allá de junio”.

Jorge Santos: “Las medidas fiscales del Gobierno de Navarra nos han dejado fríos”. 

Santos compartió, igualmente, la “carta a las Reyes Magos” que su departamento ha elaborado en todo lo que tiene que ver con fiscalidad, impuestos y coronavirus. Así, para el corto plazo demandó el aplazamiento de deudas hasta el 1 de junio “como han hecho haciendas vecinas como la vizcaína o, próximamente, la guipuzcoana”.

Jorge Santos.

También, retomar algunas medidas que ya se llevaron a la práctica en la crisis de 2008 y que, bajo su punto de vista, “fueron muy efectivas”. Por ejemplo, ante la inquietud que presentan muchas empresas por las bonificaciones que han recibido por inversiones y que, ahora mismo, se han quedado en el alero. “Sería buena la aplicación de prórrogas para que estas sociedades no se vean penalizadas por el incumplimiento de plazos”, señaló.

Algo similar se podría hacer para las deducciones por la creación de empleo o las compensaciones por pérdidas. Referido esto último, desde ARPA Abogados Consultores pidieron la eliminación de límites y cuotas para que puedan ser compensadas al 100 %. Porque “podría ser una acción a largo plazo que facilitaría a la empresa sembrar en busca de un futuro mejor”.

Entra aquí para leer más sobre la incidencia del coronavirus en Navarra.


To Top