Navarra crea una comisión tras superar ya los 1.000 ERTE

jueves, 6 agosto 2020

Navarra crea una comisión tras superar ya los 1.000 ERTE

De todos ellos, 300 ya se han procesado y afectan a 5.000 trabajadores. El vicepresidente segundo del Gobierno de Navarra, José María Aierdi, confirmó este viernes que las cifras sobrepasan ampliamente a las contabilizadas en todo 2012, "el peor año de la última crisis económica". Ante este escenario, el Ejecutivo foral, las organizaciones empresariales y los sindicatos crearon una comisión de seguimiento, donde se analizaron la seguridad en las empresas y la confusión generada respecto a los expedientes de fuerza mayor.

Jesús Jiménez
Pamplona - 20 marzo, 2020

La CEN, UGT y CCOO ven necesario comenzar a negociar ya el contenido del plan de reactivación económica. (Foto: cedida)

En apenas una semana, el Servicio de Trabajo del Gobierno de Navarra ha registrado más de 1.000 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) fruto de la pandemia del coronavirus. En concreto, ya hay 1.020, de los cuales 300 han sido procesados y afectan a unos 5.000 trabajadores.

Así lo confirmó este viernes el vicepresidente segundo del Ejecutivo foral, José María Aierdi, quien aseguró que “estamos al inicio del camino” y que las cifras provisionales superan ampliamente las de todo 2012, “el peor año de la última crisis económica“. El daño económico, por tanto, “va a ser tremendamente importante”, auguró Aierdi.

La consejera Elma Saiz y el vicepresidente José María Aierdi, en su comparecencia de este viernes.

La consejera Elma Saiz y el vicepresidente José María Aierdi, en su comparecencia de este viernes.

El vicepresidente segundo añadió, además, que la gran mayoría de los expedientes presentados son por tanto de carácter temporal, frente a unos “pocos” de extinción. Y esa realidad supone un matiz importante, ya que los ERTE exprés llevan aparejada una condición: exigen mantener los puestos de trabajo durante al menos seis meses desde la reanudación de la actividad. De modo que cada caso se analizará de manera individual.

El Gobierno foral está “monitorizando” las repercusiones que el coronavirus puede tener en el PIB y los ingresos fiscales.

Entre los sectores más afectados figuran “el cultural, la hostelería y también el industrial“, completó la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, quien compareció junto al vicepresidente.

No obstante, Saiz dejó constancia de que el Gobierno foral todavía está analizando la situación de cada uno de ellos, de modo que la evaluación completa se conocerá más adelante. Y por eso tampoco pudo ofrecer cifras acerca de la caída en el PIB foral que se prevé a este respecto. “Estamos monitorizando la situación permanentemente”, dijo.

LA COMISIÓN

Ante el actual escenario, el Gobierno foral y los agentes económicos y sociales decidieron crear una comisión de seguimiento, tal y como había solicitado CCOO. Se reunirá cada semana y celebró su primer encuentro este viernes a mediodía. Acudieron la presidenta foral, María Chivite; los ya mencionados Aierdi y Sáiz; el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi (a través de videconferencia); y representantes de la CEN, ANEL, UGT, CCOO, LAB y ELA.

Los miembros de la comisión pondrán en común información y estrategias para afrontar la situación “de una forma compartida”.

En la sesión, según informó el vicepresidente segundo, se abordaron conjuntamente los pasos a seguir en materia laboral y se incidió en cuatro temas principales: las condiciones derivadas del estado de alarma, la gestión del personal con síntomas y su aislamiento, las condiciones de seguridad laboral en las empresas y las medidas socioeconómicas estipuladas en el real decreto, encaminadas precisamente a facilitar la presentación de los ERTE. Este punto, precisamente, fue el que más tiempo ocupó en la reunión, sobre todo la justificación de la fuerza mayor. Los presentes acordaron afrontar la situación “de forma compartida” mediante la puesta en común de “información y estrategias“, señaló Aierdi.

LAS PRIMERAS REACCIONES

Tras la comparecencia de los representantes del Gobierno de Navarra, NavarraCapital.es buscó recabar la opinión del resto de integrantes de la comisión. El presidente de la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social (ANEL), Ignacio Ugalde, valoró como “muy positiva” la creación de este organismo. Y expresó, asimismo, su esperanza en los resultados que puedan dar próximos encuentros, ya que “sería conveniente clarificar aquellos puntos del real decreto que están generando dudas en la aplicación de los ERTE”.

Ignacio Ugalde (ANEL) consideró “muy positiva” la comisión y apuntó que “sería conveniente clarificar aquellos puntos del real decreto que están generando dudas con los ERTE”.

En esa misma línea, el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José Antonio Sarría, hizo hincapié en la necesidad de concretar y clarificar los casos en los que puede aplicarse la fuerza mayor.

Aquellos negocios que cerraron por orden de las autoridades, como restaurantes y bares, no presentan mayores problemas. Las dudas se centran en las empresas cuyo negocio se está viendo afectado. “El artículo 22 del real decreto señala, por ejemplo, que la falta de suministros es fuerza mayor, pero no la falta de pedidos. El Gobierno de Navarra dice que lo va a estudiar e intentará aclarar qué casos son de fuerza mayor y cuáles no. Porque una cosa es sufrir una falta de pedidos porque tu producto no gusta o porque suministras a Volkswagen Navarra y te quedas sin negocio fruto del coronavirus”.

José Antonio Sarría (CEN): “El artículo 22 del real decreto señala que la falta de suministros, por ejemplo, es fuerza mayor, pero no la falta de pedidos. El Gobierno de Navarra dice que lo va a estudiar e intentará aclararlo”.

Además, el real decreto deja a criterio de las comunidades si desean trasladar los casos a Inspección de Trabajo. Es decir, pueden hacerlo, pero no es obligatorio. Y en concreto, el Ejecutivo navarro ya ha definido su criterio respecto a los negocios que bajaron la persiana obligados. Dará luz verde a los ERTE directamente, sin pasar por Inspección de Trabajo, “lo que agilizará mucho los procesos”. Además, si las empresas no reciben una respuesta en cinco días, sus expedientes se darán “por aprobados”.

Aunque aseguró que no tiene constancia de que el Gobierno de Navarra ya esté rechazando algunos, sí dejó claro que existe “mucha confusión”. Y admitió que están produciéndose situaciones en las que, “si una empresa por ejemplo no tiene pedidos y solicita el ERTE”, las autoridades le pueden responder “que espere un poco” para ver la afectación real“No se trata de que todo el mundo pida ERTE porque tendremos un problema de aquí te espero. Vamos a una recesión en la que no sé qué va a pasar. Los 100.000 millones estatales para avales hay que devolverlos luego… Todo eso es deuda. De modo que se trata de mantener la producción lo más alta posible, pero con las medidas de seguridad apropiadas para los trabajadores”, precisó.

El Ejecutivo foral va a enviar una carta a las compañías para solicitarles “si pueden entregarles todos los EPI que les sobren” con el fin de suministrarlos a hospitales, centros de mayores…

Para él, la formación de la comisión no solo es positiva, sino “absolutamente necesaria”. Sarría indicó, además, que el Gobierno foral va a enviar una carta a las compañías para solicitarles “si pueden entregarles todos los EPI (equipos de protección individual) que les sobren” con el fin de suministrarlos a hospitales, centros de mayores, etc.

Pero ante esta tesitura, apuntó que a la gran mayoría de las compañías “no les sobran equipos ahora mismo”. En este sentido, el sector agroalimentario está pidiendo más, precisamente, para poder trabajar con total seguridad.

Siguiendo ese mismo argumento, el secretario general de CCOO en Navarra, Chechu Rodríguez, saludó la convocatoria de una comisión que, según recordó y adelantó este medio, fue propuesta por su organización sindical: “Vamos a ver cómo podemos resolver los problemas que se van a generar, que no serán pocos”. Una de esas primeras dificultades a la que hizo mención fue la previsible “cascada” de ERTE.

Chechu Rodríguez (CCOO) pidió que Inspección de Trabajo “esté presente porque su papel va a ser fundamental”, sobre todo en los casos que generen dudas.

Rodríguez pidió ser conscientes de que “la causalidad va a ser muy importante“. Por ese motivo, planteó que Inspección de Trabajo “esté presente porque su papel va a ser fundamental”, sobre todo en los expedientes que generen dudas. Igualmente, el encuentro le sirvió para volver a demandar que en aquellas compañías donde no hay representación sindical “los ERTE se puedan negociar en el ámbito sectorial, como se hace con los convenios”. Bajo su punto de vista, por tanto, no se trata solo de atender este momento puntual, sino de prever “la salida de la crisis garantizando, en la medida de lo posible, el mantenimiento del empleo”.

Por su parte, ELA reclamó “la implicación del Gobierno de Navarra y de la CEN” para paralizar las empresas “cuya actividad no sea esencial”. Esta reivindicación, según el sindicato, “es totalmente necesaria teniendo en cuenta la escasez de material que ya existe (EPI y mascarillas) y que, previsiblemente, se agravará en las próximas fechas”.

Según ELA, “supone una contradicción enorme el confinamiento y la obligación de acudir a los puestos de trabajo”.

A su juicio, “supone una contradicción enorme el confinamiento en los hogares y la obligación de acudir a los puestos de trabajo”. Cuando las empresas “no han cumplido con las medidas básicas, los sindicatos hemos tomado la iniciativa para paralizar el trabajo hasta que se implantaran”. Y puso como ejemplo los casos de VW Navarra, TRW o Siemens Gamesa.

UNA SEMANA DE INFARTO

Los más de 1.000 ERTE recibidos por el Servicio de Trabajo del Gobierno de Navarra se producen después de que NavarraCapital.es ya adelantara el pasado lunes que el Ejecutivo y los sindicatos estaban desbordados ante “la cascada” de consultas recibidas.

Javier Remírez fue el primero en dar cifras concretas sobre el número de ERTE presentados.

Al día siguiente, martes, el vicepresidente primero, Javier Remírez, confirmó la presentación de 95 expedientes. Una cifra que aumentó el miércoles hasta alcanzar los 101 mencionados por la presidenta María Chivite durante su última rueda de prensa, en la que dio a conocer las primeras medidas adoptadas por su Ejecutivo en materia económica. Ahora, apenas 48 horas transcurridas desde aquella intervención, ese número se ha disparado por encima del millar. 

Además de bares, restaurantes, comercios y hoteles, entre las últimas empresas que han paralizado su actividad están VW Navarra, KWD, TRW, Liebherr, Gestamp, MapsaSKF, Siemens Gamesa, Tasubinsa… Otras como BSH Esquíroz aplicarán un ERTE la semana que viene, pero dejarán de producir manera gradual; Kybse realizará servicios mínimos a partir de este lunes para atender pedidos de Turquía, Brasil, República Checa y otros países; y en Reybesa, por ahora, están dando servicio a sus clientes en el taller para “incidencias urgentes” relacionadas con maquinaria. Incluso TCC, concesionaria del Transporte Urbano Comarcal, ya ha registrado un ERTE, que afectará de manera escalonada y nunca simultánea” a sus más de 500 trabajadores.

EL CLÚSTER DE LA AUTOMOCIÓN

Precisamente, la Asociación Clúster de Automoción de Navarra (ACAN) defendió la necesidad de unificar todas las modalidades de los ERTE “a las establecidas recientemente para los expedientes por fuerza mayor”. Según la entidad, con esta medida se lograría una mayor protección del empleo y una mejor respuesta a la caída de la actividad productiva generada en el sector.

Roberto Lanaspa.

ACAN resaltó la necesidad de que las empresas puedan acogerse también a los ERTE motivados por otras causas (económicas, organizativas y de producción) en las mismas condiciones que los de fuerza mayor, con el fin de que la cadena de valor de la automoción disponga de más opciones para proteger los puestos de trabajo.

“Nos encontramos con situaciones muy diversas en la industria y vemos que, a día de hoy, el ERTE por causa de fuerza mayor tiene limitaciones de encaje para algunas de las empresas. Esta situación genera preocupación en el sector. En los últimos días, la industria ha visto reducida o anulada su actividad debido a la crisis del coronavirus y la declaración del estado de alarma. Esta es la realidad”, declaró Roberto Lanaspa, presidente de ACAN.

ACAN agrupa actualmente a 51 empresas y representa a más del 90 % del empleo y del 75 % de la facturación del sector en la Comunidad foral.

Entra aquí para leer más sobre la incidencia del coronavirus en Navarra.


To Top