viernes, 14 junio 2024

Las 153 propuestas presentadas por la CEN a la Mesa de Industria

Infraestructuras, fiscalidad y simplificación administrativa son "las prioridades del empresariado navarro", según informó la patronal tras haber trabajado las propuestas junto a 34 compañías y asociaciones empresariales.


Pamplona - 11 marzo, 2024 - 12:53

En el proceso de elaboración de las propuestas han participado 34 asociaciones empresariales y compañías. (Foto: cedida)

La Confederación Empresarial Navarra (CEN) presentó este lunes 153 propuestas a la Mesa de Industria como aportaciones a los dos desafíos planteados por el Gobierno de Navarra: la elaboración de un plan de reindustrialización y la redacción de la Ley Foral de Industria. Para la elaboración de las propuestas, la CEN promovió la participación de las asociaciones empresariales y de las empresas, «organizando y coordinando sus ideas a partir de la creación de nueve grupos de trabajo internos y siguiendo el modelo implantado por el propio Ejecutivo foral». En este marco, 34 asociaciones empresariales y compañías participaron en el proceso.

Desde la perspectiva de lograr el mayor impulso para el desarrollo de las empresas industriales ubicadas en Navarra, como conclusiones del trabajo desarrollado destacaron dos grandes áreas de mejora. «Se requiere de una urgente y necesaria inversión en infraestructuras vitales para el desarrollo de Navarra», recalcó la CEN. De forma unánime, los participantes subrayaron que la industria navarra necesita «una mejor conexión y mayor comunicación con el exterior».

En este sentido, pidió acelerar el desarrollo del Tren de Alta Velocidad (TAV) para permitir «una rápida conexión con la capital de España, además de sus principales ciudades, y que sirva de puerta de acceso para la salida hacia Europa», apuntó la Confederación. Además, recalcó que la conexión entre Zaragoza y la «Y» vasca por Navarra «es una infraestructura crítica para el futuro de la industria de la Comunidad foral y que debe acelerarse al máximo».

Asimismo, las entidades dinamizadas por CEN demandaron la ejecución de la segunda fase del Canal de Navarra, para llegar hasta Tudela, por su importancia para el futuro de la industria agroalimentaria. También valoraron que se debe mejorar la conexión por carretera con Madrid a través de una autovía y el aumento de la conectividad aérea con mayores frecuencias de vuelos a Madrid desde el aeropuerto de Pamplona, así como la apertura de nuevos destinos internacionales.

«Respecto al segundo gran tema prioritario, la redacción de la Ley Foral de Industria, la mayoría de las aportaciones consideran estratégica la optimización de la autonomía fiscal de Navarra para incrementar los incentivos a la inversión en innovación», la cual calificaron de «imprescindible» para mantener y aumentar el peso industrial de Navarra. «Y también en investigación y desarrollo», añadió la CEN.

MEDIDAS SOBRE FISCALIDAD

Respecto al segundo gran tema prioritario, la mayoría de las aportaciones consideraron estratégica «la optimización de la autonomía fiscal de Navarra para incrementar los incentivos a la inversión en innovación (imprescindible para mantener y aumentar el peso industrial de la comunidad) y en investigación y desarrollo». También hubo otras iniciativas centradas en la fiscalidad aplicada al talento: en su atracción, fidelización y la vinculación de dichos incentivos a la formación y recualificación ofrecida en las empresas.

Además, entre las 153 propuestas presentadas figuraron la simplificación administrativa, «de manera que se faciliten los procesos de tramitación y que las empresas no tengan que presentar la misma documentación repetidamente en función del departamento que lo solicite»; impulsar el diálogo social «como herramienta imprescindible para la consolidación industrial y como sistema de gobernanza con la representación de los agentes económicos y sociales»; o establecer indicadores «que permitan pivotar y remodelar las acciones que se definan para la consecución de los objetivos». Estos últimos deberían «medir claramente el impacto positivo en las empresas tanto en materia de facturación, como de empleo y del peso en el PIB de la comunidad».

Y, en materia de obligaciones empresariales, se plantea que Navarra «no suponga ningún laboratorio de experimentación de nueva reglamentación para las empresas y acompase la adopción de la normativa al resto del país».


To Top