viernes, 3 febrero 2023

Las estrategias de Laboral Kutxa, IMQ y AER ante el alza de los costes

Representantes de entidades patrocinadoras y colaboradoras de Tudela Capital profundizaron en el análisis y las lecciones extraídas durante la conversación entre Leire Ancín, responsable de Ventas de Viscofan en los países nórdicos, bálticos y Francia, y Joseba Echarri, director general y propietario de Proyectos Echarri. Todos ellos ofrecieron su particular visión acerca de cómo están afrontando el escenario actual de inflación desmedida.

Irene Guerrero
Pamplona - 3 noviembre, 2022

Decenas de representantes de empresas navarras acudieron este jueves al encuentro. (Fotos: Víctor Ruiz)

Garantizar las fechas de entrega, impulsar la innovación o poner en valor productos y servicios a través del storytelling. Estas estrategias están permitiendo a las empresas dar un valor añadido a su labor para justificar un aumento en su precio o reforzar la demanda. ¿El objetivo? Incrementar su volumen de ventas par hacer frente a un contexto de inflación elevada. Este fue uno de los mensajes que trascendió este jueves durante el debate entre la responsable de Ventas de Viscofan en los países nórdicos, bálticos y Francia, Leire Ancín, y Joseba de Echarri, director general y propietario de Proyectos Echarri.

Pello Bayona (Laboral Kutxa): “Nuestra principal estrategia es estar cerca de las compañías”.

La sexta edición de Tudela Capital, foro promovido por Navarra Capital y cuya nueva cita se celebró en el Hotel AC de la capital ribera, contó con el patrocinio de LORTU Desarrollo Empresarial, Laboral Kutxa IMQ, así como con la colaboración de la Asociación Empresa Ribera (AER) y Plaza Nueva.

“MIRAR CADA CASO CON LUPA”

Tras el coloquio, Pello Bayona, director de Empresas en Laboral Kutxa en Navarra, valoró que la merma en los beneficios de muchas empresas desde el inicio de la pandemia provoca, a su vez, “un temor a la subida de la tasa de morosidad”.

En este sentido, incidió en los tipos de interés, uno de los principales instrumentos contra la inflación: “Era sano que los tipos subieran, aunque sí se palpaba el miedo a que mantuvieran esa tendencia. Un 2 %, por ejemplo, era asumible en nuestra economía, pero un mayor incremento quizá hubiese espoleado la morosidad doméstica y empresarial”.

Felipe Hernández (IMQ): “Hemos decidimos asumir al máximo todo lo que podamos soportar, por lo que hemos terminado trasladando a nuestros precios lo mínimo indispensable”.

Por eso y para sortear el impacto de la inflación, desde la entidad bancaria están reforzando la cercanía con el tejido empresarial. “Estar cerca y apoyarlas significa ver con lupa la problemática de cada una, que es distinta. Se trata de adaptarnos lo máximo posible a lo que necesiten”, apostilló Bayona.

ADAPTAR LA OFERTA AL CLIENTE

Precisamente, IMQ ha vivido un “incremento en la demanda” de los productos ajustados al perfil del cliente, tal y como valoró su director comercial en Navarra, Felipe Hernández. “La pandemia ha provocado que un mercado como la Comunidad foral, caracterizado por una baja penetración de los seguros de salud, empiece a interesarse por ellos. Y, aunque era algo que hacíamos antes, los clientes empiezan a pedirnos propuestas más ajustadas para satisfacer necesidades concretas”, analizó.

Al mismo tiempo, IMQ también ha incrementado su actividad en el ámbito empresarial, ofreciendo seguros de salud como beneficios sociales o como parte de un plan de retribución flexible: “A nosotros también nos ha impactado la inflación, tanto por el consumo energético en hospitales como por la presión en el incremento salarial. Pero, dado este contexto de demanda, hemos decidimos asumir al máximo todo lo que podamos soportar, por lo que hemos terminado trasladando a nuestros precios lo mínimo indispensable”.

Domingo Sánchez (AER): “Estamos ingeniando cómo abaratar nuestros procesos productivos, centrándonos sobre todo en los relativos a la organización”.

REDUCIR COSTES

Por su parte, el presidente de AER, Domingo Sánchez, afirmó que la principal medida aplicada por el tejido empresarial ribero es el recorte de costes. “Estamos ingeniando cómo abaratar nuestros procesos productivos, pero sin mermar la calidad o dejar de utilizar las materias primas esenciales. Por eso, nos hemos centrado en abaratar los precios relativos a la organización”, detalló.

Así, muchas compañías han optado por acudir a los clientes para testar su demanda real y reducir el material almacenado: “De ahí que muchas empresas sufran de falta de abastecimiento cuando llegan picos de pedidos. Pero necesitamos aumentar la competitividad de nuestras firmas”.

Entra aquí para leer más sobre los encuentros de Navarra Capital.


To Top