sábado, 13 abril 2024

Los diez mejores asadores rurales de Navarra

A las brasas todo sabe mejor. Conscientes de ello, desde Vanity Capital desgranamos los establecimientos más tradicionales y vanguardistas del mundo rural de Navarra. En ellos, senderistas, comensales y montañeros podrán disfrutar de carnes y pescados de primera calidad.


Pamplona - 13 mayo, 2023 - 00:10

Todos los asadores poseen productos de kilómetro 0 y de primera calidad. (Fotos: cedidas)

Cocina tradicional con productos kilómetro cero y en entornos envidiables. A cualquiera le apetece este tipo de oasis después de caminar kilómetros a través del monte, entre bosques y peñascos. Por eso, desde Vanity Capital recopilamos una lista de brasas tradicionales y de vanguardia. Cada uno de ellos tiene su propio carácter y sazón, pero todos sorprenderán al más aventurero de los comensales. De hecho, ninguno baja de las cuatro estrellas, según valoraciones de Google.

1. OXEGUARDA JATETXEA (GOIZUETA)

Comer unas chuletas y disfrutar una goxua son magnificas maneras de celebrar la conquista de la cima del monte Loitzate o la belleza del río Urumea. Oxeguarda Jatetxea abre de viernes a domingo y festivos para atender a clientela que visita esta pequeña localidad del norte de Aralar. Con 4,7 estrellas en Google, los comensales alaban su trato cercano al cliente, el nivel de sus platos tradicionales y su relación calidad-precio (un menú del día cuesta alrededor de 20 euros).

Coruxo (rémol) de las rías gallegas hecho por Halconeras de Sancho IV.

2. HALCONERAS DE SANCHO IV (FUNES)

Producto de temporada cultivado en un entorno medieval. El restaurante de Halconeras de Sancho IV tiene un amplio surtido de platos, desde pescados hasta chuletones, que pueden acompañarse de cócteles hechos con ingredientes de la huerta, como el famoso mojito de menta. Posee un patio central en el que los niños pueden salir y jugar, si el tiempo acompaña. «Es también una granja escuela, por lo que hay animales para que los vean», añade una clienta satisfecha en Google. En las reseñas, que valoran al local con 4,7 estrellas, varios visitantes indican que se paga por el menú entre 40 y 50 euros por persona.

3. SIDRERÍA LINDURRENBORDA (NABAZ)

Tortilla de bacalao, pimientos, chuletón de 900 gramos y postre casero con una botella de sidra. La variedad del menú en Lindurrenborda, cuyo precio se sitúa alrededor de los 30 euros, marida con la cercanía que Nabaz tiene con el monte y con el mar. Con 4,5 estrellas en Google, sus comensales valoran el entorno y el trato. «Segunda vez que visito el norte de Navarra y segunda vez que paro en esta sidrería. El menú es simplemente espectacular», valora un cliente fiel de esta brasa.

4. SIDRERÍA BORNAX BARDENAS (VALTIERRA)

De la Torraza hasta las Bardenas, los visitantes podrán recorrer los caminos de Valtierra que llegan hasta el desierto. Por eso, quizá, la sidra de Bornax Bardenas refresca tanto y tan bien. La bebida puede ir acompañada de un menú a la brasa al que las reseñas en Google otorgan 4,5 estrellas. «La carne es de muy buena calidad-precio y para dos es perfecta. Además, son muy recomendables los ajos con hongos y rape, el pulpo y las ensaladas. Un sitio perfecto para darte un capricho de vez en cuando», resalta un comensal satisfecho.

5. EPELETA (LEKUNBERRI)

La cercanía con la Sierra de Aralar ofrece magníficas vistas desde el Asador Epeleta a los bosques, praderas y montañas cercanas. Su cocina de mercado, elaborada en su totalidad a la brasa, ha hecho que el equipo se foguee en seleccionar los mejores productos para servir a sus comensales. Por eso, no sorprende que la crítica le haya otorgado 4,3 estrellas en Google. «La comida con mucho sabor y productos de muy alta calidad. Tiene un área alrededor del asador para luego descansar o tomarte lo que quieras muy acogedor», resalta uno de sus clientes, que además le otorga una «estrella diamante» por el servicio.

El Asador Epeleta ofrece lugares acogedores para los comensales.

6. ASADOR ARITZA (BURGUETE)

Un entrecot «se deshace en la boca». Situado a un kilómetro de Roncesvalles entre los majestuosos bosques del Pirineo navarro, los comensales del Asador Aritza elogian su menú centrado en las verduras y carne ecológicas de temporada, cuyo precio se sitúa de media en los 30 euros por persona. Tiene 4,5 estrellas, por lo que se recomienda reservar por su alto volumen de clientela. Así mismo, los que han estado alaban su política pet-friendly: «Gracias a ellos pudimos disfrutar de la gastronomía de la zona ya que fue el único sitio donde nos dejaron comer con nuestra perra en el interior del establecimiento».

7. RESTAURANTE ASADOR UXUE (UJUÉ)

En los días claros se pueden ver desde el entorno de la propia sierra de Ujué hasta la Ribera del Ebro y la silueta del Moncayo por el sur. El Restaurante Asador Uxue tiene un menú de entre 25 y 30 euros que se sirve entre madera, fogones y muros de piedra. Con 4,5 estrellas en Google, los comensales han valorado el trato, la comida y las impresionantes vistas. «El menú tiene varios entrantes para el centro y un segundo a elegir. Todos son espectaculares. Un sitio totalmente recomendable para comer con tranquilidad», elogió un cliente satisfecho.

8. ASADOR BODEGAS LEZAUN (LAKAR)

Las brasas y el vino son los dos lados de una misma moneda. Bajo esta premisa, el Asador Bodegas Lezaun materializa la nueva cocina navarra con las mejores materias primas e inquietud por reinventar el recetario tradicional. Los comensales, que han otorgado 4,7 estrellas al lugar, destacan en las reseñas la visita personalizada a la bodega, el entorno y la calidad del menú, cuyo precio se sitúa en los 45 euros: «Sensacionales entrantes al centro y luego cualquiera de los segundos en sus brasas, exquisitos. Los entrantes van cambiando según temporada. Un acierto en toda regla si eres de buen paladar».

El Asador Bodegas Lezaun combina gastronomía y enoturismo en una sola experiencia.

9. ALTXUNEA ERRETEGIA (ITUREN)

Dentro del valle histórico de Santesteban de Lerín, que conforma el valle de Malerreka, se encuentra Altxunea Erretegia. El asador, que cocina con parrilla de carbón vegetal, compra solomillo de ternera y las chuletillas de los caseríos vecinos y cura su propio chuletón de vaca pirenaica. Los comensales han valorado este establecimiento con 4,8 estrellas por su comida, que incluye desde brandadas de bacalao hasta solomillo, así como por el trato. «Entramos sin reserva tarde con dos niños y ni una mala cara ni comentario, al contrario, se desprendía confianza como si estuviera en mi casa», valora un comensal satisfecho.

10. RESTAURANTE LOS NOGALES (MURUZÁBAL)

Emplazado en pleno Camino de Santiago, el Restaurante Los Nogales sella credenciales de peregrinos que pasan para disfrutar de sus chuletas y lubinas salvajes a la brasa. Cuentan con 4,1 estrellas en Google, donde su clientela a valorado su relación calidad-precio (el menú oscila entre los 15 y los 25 euros), su terraza y su comida casera. «Encantadores. Nos han cogido después de una etapa larga a pesar de que acababan de cerrar la cocina. La comida muy rica y el servicio mejor. Representa el espíritu del Camino», valoraron sus comensales.

Entra aquí para leer más reportajes de Vanity Capital.


To Top