miércoles, 21 abril 2021

Los terrenos objeto de ayudas de la PAC se revisarán por satélite

Desarrollo Rural utilizará este nuevo sistema de monitorización continua y automática a partir de la campaña 2021, la primera en la que se inspeccionarán todos los cultivos y superficies declaradas. Este método se basa en la comprobación de lo declarado por el solicitante y las imágenes del satélite Sentinel, y su objetivo es "corregir errores y evitar penalizaciones en las solicitudes". Además, se comunicarán las posibles incidencias a los agricultores para que las subsane antes del 31 de agosto.

Redacción
Pamplona - 31 marzo, 2021

El uso del satélite Sentinel un cambio importante en la forma de realizar el control de ayudas. (Foto: archivo)

Todas las superficies de Navarra para las que se soliciten ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) se comprobarán por monitorización de las superficies a partir de la campaña de 2021, según informó este miércoles el Gobierno de Navarra. Se trata de un nuevo sistema de verificación continua y automática, basado en la comparación de lo declarado por el solicitante y lo observado en las imágenes del satélite Sentinel.

Su aplicación supone un “cambio muy importante” en la forma de realizar el control de ayudas, ya que permitirá “corregir errores y evitar penalizaciones”. Antes de la implantación de este sistema, se inspeccionaban sobre el terreno el 5 % de los expedientes. A partir de la campaña de este año, se verificarán todos los cultivos y superficies declaradas.

Asimismo, la penalización no será automática en el caso de que la monitorización detecte alguna incidencia. Los agricultores podrán corregir los desajustes detectados sin que suponga una reducción en los pagos de las ayudas, “gracias a un sistema de alarmas que ofrecerá el resultado de la monitorización”.

En función del cumplimiento de las condiciones exigidas, los recintos se dividirán en tres categorías: parcela en verde o correcta, parcela en amarillo o dudosa y parcela en rojo o rechazada.

El sistema de alarmas funciona como un semáforo. En función del cumplimiento o no de las condiciones exigidas para cada ayuda solicitada, los recintos se dividirán de la siguiente manera: parcela en verde, que significa que la superficie declarada es correcta después de que el satélite así lo confirme; parcela en amarillo, superficie dudosa que precisa de más información, ya que no hay evidencias concluyentes; y parcela en rojo, es decir, rechazada porque no cumple las condiciones exigidas.

La monitorización tiene un “carácter preventivo“. Por eso, las posibles incidencias (los resultados amarillos y rojos) “se comunicarán al solicitante para que este las subsane antes del 31 de agosto y evite reducciones o sanciones en los pagos”. Las comunicaciones se enviarán por carta, aunque adicionalmente se podrán recibir avisos a través de mensajes SMS, correo electrónico, o la aplicación SGAFot.

SOLUCIÓN DE INCIDENCIAS

Para corregir las declaraciones erróneas, el solicitante deberá modificar la solicitud única para adecuarla a la realidad del terreno a través de la entidad que le tramitó la PAC o accediendo al Portal del Ciudadano. Si la declaración es correcta, la persona solicitante deberá aportar fotos georreferenciadas, que sostengan la validez de su declaración, a través de la aplicación SGAFot.

Para “facilitar” esta labor a los agricultores, el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha publicado diversos materiales informativos como un vídeo tutorial, que será difundido principalmente por WhatsApp, y un folleto explicativo que ya se está enviando por carta a los profesionales del sector.

Adicionalmente, la Sección de Ayudas a las Rentas ofrece asesoramiento a través de los números 848424815, 848426145 y 848424959, y su correo electróncio [email protected]. También lo hace la Sección de Inspecciones, a través del número es 848423945 y del correo electrónico [email protected].

EXPERIENCIAS PREVIAS

En la campaña de 2020, se monitorizaron las comarcas III Pamplona y IV Estella (3.3212 expedientes y 73.175,61 hectáreas) y se obtuvieron unos “resultados satisfactorios”, dado el bajo nivel de incidencias contabilizadas. En total se remitieron posibles incidencias a 321 titulares, de los cuales 257 presentaron fotos georreferenciadas. Finalmente, los desajustes afectaron a 163 titulares y 365 hectáreas. De estos, solo 71 fueron afectados en el pago de las ayudas.

En la campaña de 2019, se realizó una primera experiencia piloto para la ayuda al Pago Básico, que implicó a un centenar de productores de varios municipios de la Cuenca de Pamplona.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top