Mamparas navarras para llevar más camas hospitalarias al mundo

viernes, 25 septiembre 2020

Mamparas navarras para llevar más camas hospitalarias al mundo

Dos empresas de la Comunidad foral, IS Group y Premo, han diseñado la primera mampara modular plegable y prefabricada que incorpora todos los dispositivos e instalaciones habitualmente situados en los cabeceros de las camas de hospital. Sus creadores explican que puede usarse tanto para ampliar el número de camas de los centros sanitarios como para hospitales de campaña situados en zonas especialmente afectadas por el Covid-19 o por catástrofes naturales.

Yosune Villanueva
Pamplona - 3 septiembre, 2020

Miguel Zandío, gerente de Premo; y Juan Catalán, de IS Group, muestran el módulo plegable que han diseñado. (Fotos: Maite H. Mateo)

UCI desbordadas, unidades enteras de hospitales reconvertidas para tratar únicamente a enfermos por Covid-19, hospitales de campaña, salas improvisadas como habitaciones múltiples… Escenas tan duras como estas, vividas en numerosos centros sanitarios de España durante las semanas más negras de la pandemia, llevaron a Juan Catalán, socio director de IS Group, a pensar en soluciones para optimizar los espacios de hospitales y clínicas y facilitar un acceso rápido a más camas.

Este sistema modular facilita el montaje de hospitales de campaña.

“Me pareció impresionante lo que se montó en Ifema en apenas 48 horas. Fue un récord porque ningún país del mundo lo ha hecho tan rápido”, recuerda al tiempo que destaca la gran cantidad de profesionales que fueron necesarios para su puesta en marcha.

Cuando una persona se encuentra ingresada en un hospital, sabe que tiene todo tipo de dispositivos para mejorar su bienestar al alcance de la mano: luces e interruptores, acceso a oxígeno, un timbre para ser atendido ante cualquier urgencia… Todo está integrado prácticamente en la cabecera de su cama.

Pero entre marzo y junio de 2020, la fuerte presión asistencial que padecían los centros médicos de España obligó a improvisar camas allí donde hubiera espacio disponible y descongestionar la saturación hospitalaria mediante instalaciones temporales. Sin embargo, “cuando tocó desmontar todo, hubo mucho material que ya no servía y, probablemente, se desechó”. En un tiempo en que la sostenibilidad centra el discurso de instituciones y empresas, Catalán comenzó a pensar en cómo revertir aquella situación.

Miguel Zandio: “Está pensado para que, en un momento determinado, haya que habilitar un recinto como hospital provisional con rapidez”.

Desde 1996, IS Group se dedica a desarrollar proyectos de ingeniería y arquitectura. Y así, a finales de abril, Catalán diseñó un módulo transportable, fácil de almacenar y de sencillo montaje y desmontaje que, al desplegarse, hace las veces de cabecero y lleva integradas todas las instalaciones que una cama de hospital necesita para atender correctamente a un paciente: alumbrado, tomas de corriente y USB, acceso a oxígeno y vacío, timbre de llamada, interruptores…

En ese momento, se puso en contacto vía WhatsApp con Miguel Zandio, gerente de Premo, una compañía cuya actividad se centra en el diseño, fabricación e instalación de mamparas modulares para la compartimentación de edificios de oficinas, docentes y hospitalarios. Ambas empresas ya habían trabajado conjuntamente en varias ocasiones en el desarrollo de distintas infraestructuras industriales y también en el ámbito sanitario: “Inmediatamente vi que podía funcionar porque está pensado para que, en un momento determinado, haya que habilitar un recinto como hospital provisional con rapidez”, asegura Zandio.

Catalán muestra la caja de registro eléctrico al otro lado de la mampara.

Catalán muestra la caja de registro eléctrico situada al otro lado de la mampara.

Pero ambos hacen hincapié en que, a pesar de que la idea ha surgido con el Covid-19, este módulo tiene mucho más recorrido porque puede servir para otros lugares y circunstancias: “Allí donde ha habido un terremoto; donde sufren conflictos bélicos; en países en vías de desarrollo donde los hospitales, a menudo, carecen de lo más básico; en cualquier lugar en el que se necesiten instalar camas de hospital…”.

MULTIPLICAR LAS CAMAS HOSPITALARIAS

Muchas de las entidades que se están interesando en estos módulos, cuyo nombre comercial es Premhos, tienen en mente un posible rebrote del coronavirus y la necesidad que podría surgir de tener que ampliar el número de camas en muy poco tiempo. De hecho, estos módulos pueden almacenarse y el lema de sus impulsores es “diez personas, en diez horas, montan 100 camas”. Además, las personas no necesitan ningún tipo de preparación para montar estos módulos y las camas que se añaden a ellos quedan equipadas con todo lo necesario para atender a un paciente. “Cada módulo contiene dos cabeceros contrapuestos que, al estar desplegados, se elevan sobre ruedas para facilitar su manejo”, explican.

Juan Catalán: “Diez personas, en diez horas, montan 100 camas”.

Hay quienes les han pedido la mampara “con o sin oxígeno, con tomas en diferentes posiciones”. También quienes desean agregar al módulo “un perfil en el que se puedan anclar equipamientos con un enganche especial” o una “cortina telescópica para separar los habitáculos”… En este sentido, se puede personalizar siempre que conserve su grosor original para que, al plegarse, se siga pudiendo apilar.

80.000 EUROS Y DOS PROTOTIPOS

NavarraCapital.es recorre las instalaciones de Premo en Torres de Elorz, donde está montado el segundo prototipo, más ligero y manejable que el primero, que se hizo en apenas diez días porque “había que actuar con rapidez”, rememora Zando.

El módulo se puede personalizar siempre que se conserve su grosor original.

El módulo se puede personalizar siempre que se conserve su grosor original.

El resultado es un módulo en el que, aseguran, ha sido muy “fácil y sencillo” trabajar porque ambas empresas ya habían colaborado en anteriores proyectos. No obstante, necesitaron algunos materiales que no habían utilizado hasta entonces como el sistema eléctrico o el de gases. Sin duda, la experiencia que ya atesoraban en el sector hospitalario IS Group, liderada por Juan Catalán y Pablo Palacios; y Premo, una empresa familiar capitaneada por Miguel y su hermano Íñigo Zandio, junto a su socio Álvaro Zubeldía, fue clave para el diseño y desarrollo de este producto, cuya inversión fue de 80.000 euros.

Entra aquí para leer más sobre sobre las empresas en Navarra.


To Top