martes, 28 mayo 2024

Nieves Izcue monta una empresa de bicicletas eléctricas en Lezáun con 61 años

Tras quedarse en paro, Izcue dio un giro a su vida y fundó Mendi E-Bike, un negocio de alquiler de bicicletas eléctricas y rutas guiadas en su localidad natal. "Necesitaba seguir cotizando. Y, a sabiendas de que a mi edad sería difícil encontrar un trabajo, me decanté por emprender", apunta Izcue a Navarra Capital. Ahora, tras el reciente lanzamiento de la empresa, se está dando a conocer entre los alojamientos de la zona y ya ha recibido a sus primeros clientes.


Lezáun - 12 mayo, 2023 - 06:00

Nieves Izcue, fundadora de la empresa, y su hijo Javier Azpilicueta, que ejerce de guía. (Fotos: cedidas)

«Me quedé en paro hace un par de años y necesitaba seguir cotizando. Por eso, decidí emprender en vez de enviar currículos, a sabiendas de que a mi edad sería difícil encontrar un trabajo», atestigua Nieves Izcue, que a sus 61 años acaba de abrir un negocio de alquiler de bicicletas eléctricas y rutas guiadas en su localidad natal, Lezáun.

A la hora de elegir la idea, lo primero que tuvo en cuenta fue el privilegiado entorno natural de su pueblo y las oportunidades que le ofrecía. Las Tierras de Iranzu o las sierras de Andía y de Urbasa son solo algunos ejemplos de la belleza paisajística que posee la zona.

Este atractivo, unido al auge de las bicicletas eléctricas y la escasez de actividades turísticas en algunos municipios, le llevaron a dar un giro de 180 grados a su vida laboral, tras haber trabajado en varios sectores como el textil o el de servicios de limpieza, entre otros. «Hace un año empecé a gestarlo. Vi que había una oportunidad de negocio, ya que existe una alta demanda de alojamientos turísticos en estos parajes, pero la oferta de actividades para sus huéspedes es escasa», señala a Navarra Capital.

«Me quedé en paro hace un par de años y necesitaba seguir cotizando, por lo que decidí emprender»

Aunque en principio pueda sorprender, varios estudios, como el informe de la Fundación Ewing Marion Kauffman The Coming Entrepreneurship Boom, resaltan que la tasa más alta de emprendimiento durante la última década se ha registrado entre personas con edades comprendidas entre los 55 y los 64 años.

El descenso de los empleos de por vida, la experiencia y los conocimientos de este grupo de edad, la mayor longevidad de la población y los efectos de la actual coyuntura económico son algunos de los factores que están espoleando este fenómeno. El estudio defiende que, «con una mayor esperanza de vida y un mejor estado de salud en la tercera edad, es posible que las generaciones mayores sigan creando nuevas empresas o asesorando a jóvenes empresarios».

Nieves Izcue ha contado con el acompañamiento de su hijo Javier, y su nuera Garazi, en la creación de la empresa.

Izcue se suma así a esta tendencia con la reciente apertura de Mendi E-Bike, en la que apuesta por el ocio saludable. Tras dar muchas vueltas al proyecto e informarse a fondo, decidió que era su mejor opción. “Se trata de un trabajo fácil, con el que se puede seguir cotizando y que no demanda mucho tiempo. Además, la inversión es asequible. Ha sido relativamente sencillo ponerlo en marcha gracias a las ayudas del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER)”, confiesa.

«Hay una alta demanda de alojamientos turísticos en estos parajes, pero la oferta de actividades para los huéspedes es escasa»

Pero no pedalea sola en esta aventura. Su hijo Javier Azpilicueta y su nuera Garazi Azkona son los encargados de realizar las rutas guiadas. De hecho, Azkona es graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, mientras que Azpilicueta tiene el curso de guía por itinerarios en bicicleta.

Ambos compaginan esta labor con otros trabajos. El hijo de Izcue es responsable del mantenimiento del monasterio de Iranzu, y la pareja de este trabaja como animadora sociocultural y educadora físico-deportiva en el valle de Yerri.

Durante todo el proceso, han contado con la ayuda de la Mancomunidad Andia. Concretamente, con el asesoramiento de la técnica Elena Cereceda, especializada en despoblación, empleo, emprendimiento y vivienda. «Nos ayudó a enfocar la idea, a plasmarla en el papel. Y el trámite de solicitud de la subvención lo hicimos a través de Tierra Estella Desarrollo Rural (TEDER). Ahora estamos también dentro de la asociación turística Tierras de Iranzu, que nos ayuda con la difusión y la publicidad. En este sentido, nos está empujando a crear comunidad y red colaborativa”, especifica.

UN CAMINO ELÉCTRICO

Con la llegada de la última Semana Santa, la empresa recibió sus primeros encargos. Izcue recuerda orgullosa cada detalle de aquellos días. «Un grupo nos alquiló las cinco bicis que tenemos para hacer una etapa del Camino de Santiago. El segundo pedido fue de una chica que quería recorrer las inmediaciones de Lezáun», rememora.

Debido a su ubicación, prevé que gran parte de su actividad se dirija a turistas que realizan la Ruta Jacobea. Por eso, ya ha visitado varias casas rurales y albergues para dar a conocer su proyecto, y en los alojamientos les han constatado que algunos huéspedes demandan este tipo de servicios.

En estos momentos, la empresa dispone de cinco bicicletas, pero prevé aumentar su flota en el futuro.

En la actualidad, Izcue cuenta con un local donde guarda sus cinco bicicletas eléctricas, aunque adelanta que «la idea es ir incrementado el número de vehículos en función de la demanda». Tras el arranque de la firma hace escasamente un mes, ahora busca aumentar su cartera de clientes. Y ya son varios los establecimientos de la zona que disponen de trípticos informativos.

Con ayuda de su hijo y su nuera, ultima varias rutas guiadas en las que, además de la actividad deportiva, ofertará un «ciclo de gastronomía», bromea haciendo referencia al recorrido que concluye con una cata de vino en una bodega del valle de Yerri.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.

Archivado en:

Turismo de Navarra ·


To Top