jueves, 22 febrero 2024

Nuevos sueños cooperativos con sazón latina

La Asociación de Empresas de Economía Social de Navarra (ANEL) presentó este miércoles una amplia muestra de las compañías que ayudó a constituir en 2023, casi todas ellas pertenecientes al sector de los servicios. Además de compartir esta característica, la mayoría de las firmas están lideradas por profesionales migrantes, que han encontrado una oportunidad en un modelo clave para la Comunidad foral. Estas son sus historias.


Pamplona - 7 febrero, 2024 - 15:08

Las brasileñas Natiely Oliveira y Sandra Maria Teles presentaron su restaurante Zaldu, en Oroz-Betelu. (Foto: Izeia Encina)

Un centro de belleza y bienestar; otro de estética y barbería; varios establecimientos de hostelería con restaurante o cafetería; una escuela de música; una productora audiovisual; distintas empresas especializadas en gestión cultural, así como en el asesoramiento y formación en marketing digital. Las nuevas microcooperativas constituidas el año pasado gracias al apoyo y el asesoramiento recibido por ANEL, presentadas este miércoles, están vinculadas al sector de los servicios.

Pero, más allá de las diferentes áreas de actividad que tratan de explotar estos negocios incipientes, lo que une a sus promotores es un deseo compartido de labrarse un futuro por su cuenta en torno a los valores de la Economía Social. “Hablamos de un modelo claro, práctico, sencillo, que no requiere de un gran desembolso económico y, sobre todo, plantea una serie de condiciones de trabajo y salariales con las que nos identificamos”, destacó Aitor Lanas que, junto a su hermano Ander, ha montado una productora audiovisual bajo el nombre Klip at Estudio.

Los hermanos Aitor y Ander Landas han montado una productora audiovisual bajo el nombre Klip at Estudio.

Los hermanos Aitor y Ander Landas han montado una productora audiovisual bajo el nombre Klip at Estudio.

Aitor y Ander añadieron, además, que tenían tan claro el modelo como María Antúnez y Leire Colomo. Estas dos profesionales de la música vieron en la microcooperativa la oportunidad para evitar el adiós de uno de esos pequeños negocios que siguen dando vida a nuestras calles. “Cuando nos enteramos de que la escuela en la que trabajaba Leire iba a cerrar, pensamos que era la ocasión propicia para mantenerla abierta y hacer algo nuestro. Así que nos lanzamos tras muchos números y quebraderos de cabeza resueltos, en gran medida, con el apoyo de ANEL”, confirmó la primera de ellas, promotora con su socia del centro de formación musical Riff&Beat.

La Economía Social también es la apuesta de Seosve, S. MiCoop, dedicada al asesoramiento y la formación en marketing digital y posicionamiento SEO. Detrás de ella están Noelia Rivas y David Estévez, dos autónomos con más de diez años de actividad en su sector. Ambos presentaron su proyecto a la aceleradora Nexo, que les puso en contacto con el programa de asesoramiento y formación a nuevos emprendedores de ANEL: “Gracias a esas mentorías, hemos realizado todos los trámites para poner en marcha nuestra propia empresa”.

«¡VAMOS A MONTAR UNA PELUQUERÍA CANINA!»

La “magia” de este modelo propicia historias como la de Natalia y Ailed Herreros. Pamplonesa y argentina respectivamente, se conocieron trabajando como camareras. Eso, unido a su pasión por los perros y a una visita que Ailed hizo a una peluquería canina, desencadenó su proyecto. «Ailed me dijo: ‘¡Vamos a montar una peluquería canina!’. Y yo, que me apunto a un bombardeo le respondí: ‘¡Vale!'», recordó Natalia Herreros.  Así surgió su proyecto Más que Pelos, con el que se encuentran, según propia confesión, “muy contentas”.

Kevin Ríos y Giuliana Álvarez: «La cooperativa nos ha dado la agilidad para aprovechar la oportunidad que vimos en la hostelería»

Precisamente, la hostelería estuvo ampliamente representada entre las empresas constituidas en 2023 con hasta cuatro negocios diferentes: Hijos del Sol, Corporación Rialv, Sabor y Tradición, e IlargiaTour. El primero, promovido por una boliviana, Eretza Condori, y su hija, prevé abrir sus puertas en abril. «Yo ofrecía repostería por las casas y dar el paso de formar mi propia empresa me ha permitido trabajar en equipo y con un mismo objetivo», afirmó Condori.

En Corporación Rialv se han involucrado dos profesionales peruanos del sector inmobiliario, Kevin Ríos y Giuliana Álvarez, reconvertidos a la hostelería tras ponerse al frente del restaurante Gardiner. «Para nosotros es todo un descubrimiento. Nos hemos podido embarcar en él porque la cooperativa nos ha dado la agilidad para aprovechar la oportunidad que vimos en este negocio», comentaron. No obstante, avanzaron que, aunque ahora están con este proyecto, su idea es retomar su profesión inmobiliaria e, incluso, desarrollar otras iniciativas y servicios en marketing digital, entre otros.

Kevin Ríos y Giuliana Álvarez, de Corporación Rialv, se han reconvertido a la hostelería tras ponerse al frente del restaurante Gardiner.

Kevin Ríos y Giuliana Álvarez, de Corporación Rialv, se han reconvertido a la hostelería tras ponerse al frente del restaurante Gardiner.

Algo similar ocurre con Sabor y Tradición, una denominación que lleva aparejada antiguas reminiscencias y que lleva el sello de dos brasileñas, Natiely Oliveira y Sandra María Teles. Ambas no tienen ningún problema a la hora de combinar el chuletón con la feijoada en su restaurante Zaldu, ubicado en Oronoz Betelu. «La feijoada solo la ofrecemos los domingos», confirmaron con una gran sonrisa al tiempo que se mostraron agradecidas y «muy felices de haber dado el paso y formar parte de la familia de ANEL».

La representación local en este apartado de hostelería quedó reservada para Fran Fernández, uno de los socios fundadores de Ilargiatour, microcooperativa que gestiona la hospedería Santa Fe de Urraúl Alto. «Estamos al frente de un monasterio del siglo XVII, donde nos hemos propuesto cuidar sobre todo la calidad de nuestro trabajo y el trato con el cliente», informó.

Relacionada con este tipo de actividades, también se dio a conocer una compañía de reciente creación especializada en el sector turístico: Eurorutas. Al frente se encuentra el venezolano Kelvi Franco, quien se declaró «enamorado de algunos de los rincones más emblemáticos y desconocidos de España». Por ello, su negocio consiste en ofrecer excursiones personalizadas a esos destinos en furgonetas de hasta nueve plazas para que los usuarios «disfruten del camino, del destino y de la vida sin estrés».

CULTURA Y BELLEZA

El ámbito cultural, por otro lado, fue el segundo más numeroso con hasta tres proyectos distintos: Ovum, Antem y Kultur Biltegia. En nombre del primero intervino Gema Rada. Ella y su socio, Emanuel Dueñas, son los principales promotores e ideólogos de un mismo sueño: «transmitir y reflejar todo el arte que hay en Navarra». Su idea solo podía tener encaje un un modelo cooperativo «por cercanía, sostenibilidad y porque trabajar con ANEL ha sido muy sencillo», señaló.

"Gracias a esas mentorías, hemos realizado todos los trámites para poner en marcha nuestra empresa", indicó Noelia Rivas, de Seosve.

«Gracias a esas mentorías, hemos realizado todos los trámites para poner en marcha nuestra empresa», indicó Noelia Rivas, de Seosve.

En el caso de Antem estamos ante un acrónimo de «Academia Navarra de Teatro Musical», representada para la ocasión por Alejandro Aranda. Este centro, ubicado en el barrio de San Juan, cuenta con un centenar de alumnos que asisten a uno de los pocos espacios de aprendizaje en artes escénicas que hay en Navarra. «Nosotros creemos que el teatro musical está abierto a todo el mundo y, por eso, hemos creado un espacio donde las personas pueden desarrollar su talento en un entorno seguro», señalaron. Además, según Aranda, «el modelo cooperativo es muy similar a lo que se vive en un escenario porque cada miembro del elenco realiza su trabajo confiando en que hay un grupo detrás que le apoya». «Es una filosofía con la que nos sentimos muy identificados», sentenció.

Teresa Noriega: «Nuestra empresa significa libertad y poder trabajar a nuestro ritmo. Es, sin duda, la mejor decisión que pude tomar para seguir mis sueños»

Mientras, Kokea se dio a conocer como una microcooperativa especializada en el desarrollo de eventos y actividades infantiles. «Estaba en un momento de mi vida en el que necesitaba un cambio y este proyecto me lo dio», remarcó Nuria Ganuza, una de sus promotoras. Ahora, esta profesional especializada en el ocio infantil ha comprobado en primera persona que no se equivocó al tomar esta decisión, ya que el negocio no deja de crecer en sus dos centros de trabajo, uno en Lezkairu y otro en Sarriguren.

Todo ello sin olvidar al sector de la belleza y el bienestar, personificado por el estudio Tessa y el centro de estética y barbería Montalvan Beauty and Barber. Los responsables de este último, Jessica y David Montalvan, no pudieron acudir al encuentro. Por el contrario, quien sí estuvo fue Teresa Noriega, una sanitaria de profesión que, tras diversas experiencias negativas en su carrera profesional, ha decidido volver al mercado laboral junto a su hija, Nicole. «Para nosotras, Tessa significa libertad y poder trabajar a nuestro ritmo. Es, sin duda, la mejor decisión que pude tomar para seguir mis sueños», compartió emocionada.

OTROS NEGOCIOS

La relación de empresas presentadas se completó, finalmente, con dos ideas de negocio innovadoras como las de Delices Fruits, dedicada a la distribución de fruta tropical frita, y FutureLab, que trabaja en el desarrollo de software y aplicaciones informáticas. En el caso de esta última, Javier Herranz se ganó la simpatía general con la siguiente confesión. «Después de hacer pequeños trabajos para familiares y amigos, fuimos creciendo poco a poco en clientes y facturación hasta llegar un momento en el que le dije a mi socio: ‘Habrá que hacer legal todo esto’, ¿no?'», bromeó. Así, lo que era conocido hasta ese momento con el nombre de Escalera Digital dio paso a Lab66, tras la que se encuentra Futurelab Sociedad MicroCooperativa.

Por su parte, el ecuatoriano Stalin Edwinh ha retomado la profesión que llevaba a cabo en su país gracias a ANEL y Delices Fruits. «Allí me dedicaba a los productos tropicales y ahora mi trabajo es importar ‘chips’ (una versión reducida de plátano macho), que comercializo entre distribuidores latinos de Madrid y Bilbao. Estoy muy feliz», finalizó.


To Top