sábado, 20 abril 2024

Oleosandúa proyecta construir una delegación en Tudela para envasar y distribuir sus aceites

Según pudo saber Navarra Capital, la 'joint venture' creada en 2020 por Aceites Sandúa y la andaluza Migasa planea levantar sus nuevas instalaciones en tres parcelas del polígono industrial La Serna. En total, los terrenos suman una superficie aproximada de 18.000 metros cuadrados.


Tudela - 19 marzo, 2024 - 20:22

La sede se proyecta en el polígono La Serna, frente a Frigoríficos Falcón. (Foto: Jasmina Ahmetspahic)

Oleosandúa da un importante paso para ampliar su capacidad logística. La empresa, una joint venture creada en 2020 por Aceites Sandúa y el grupo andaluz Migasa, proyecta construir una nueva delegación en Tudela para el envasado, el almacenaje y la distribución de los aceites que se comercializan bajo la marca de la firma de Ablitas. Según pudo saber Navarra Capital, el proyecto pasa por implantar estas actividades en tres parcelas actualmente vacías del polígono industrial La Serna. Los terrenos, ubicados enfrente de Frigoríficos Falcón, suman una superficie aproximada de 18.000 metros cuadrados.

La joint venture, que dirige la gerente de Aceites Sandúa, Laura Sandúa, nació fruto de una alianza estratégica entre la compañía navarra y Migasa para «fortalecer y expandir el crecimiento» de ambas. Precisamente, esta última es actualmente «la ​primera empresa agroalimentaria de Andalucía por volumen de facturación y el principal exportador de aceite de España, con presencia en más de cien países de los cinco continentes», según indicaron ambas empresas en el lanzamiento de su proyecto conjunto. Así, Oleosandúa empezó a operar a principios de 2021 para consolidar y explotar todo el potencial de la marca de Aceites Sandúa, «manteniendo su calidad y origen navarro».

De materializarse las nuevas instalaciones, serían las primeras de la sociedad participada por ambas empresas. En este sentido, Aceites Sandúa también ha implantado mejoras y ampliaciones en su sede de Ablitas hasta alcanzar los 5.000 metros cuadrados actuales, donde también posee un laboratorio propio y una sala de catas para formar y atender a sus clientes y proveedores.

LAS EMPRESAS

Fundada en 1975, la empresa navarra cultiva grandes extensiones de olivares en la localidad ribera para elaborar aceites de oliva virgen extra. El año pasado, esperaba cerrar el ejercicio con una facturación próxima a los 60 millones de euros. Y, en 2022, comunicó que ya exportaba sus aceites a «más de treinta países» de los cinco continentes, de modo que sus ventas en el extranjero suponían «más del 25 %» de la facturación.

Por su parte, Migasa fue fundada por Miguel Gallego en los años treinta del siglo XX y su sede principal se encuentra en Dos Hermanas (Sevilla). En la actualidad, emplea a 1.200 personas para elaborar y comercializar aceite de oliva, aceite de girasol, aceite de orujo de oliva, mayonesas, salsas, tomates, conservas vegetales, gazpacho y salmorejo, entre otros productos. Así lo hace a través de las tres plantas que posee en Sevilla, Alcolea (Córdoba) y Setúbal (Portugal).


To Top