viernes, 3 diciembre 2021

Raül Blanco: “Navarra tiene todas las cualidades para ser el motor del PERTE agroalimentario”

El secretario general de Industria y de la Pyme en el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo anunció este lunes que "las convocatorias del PERTE agroalimentario llegarán en el primer semestre de 2022". Sus palabras se produjeron durante la jornada 'Agroindustria navarra de hoy, alimentación saludable y sostenible de mañana', celebrada en Madrid y donde el sector local mostró sus fortalezas. Blanco apuntó, además, que "en las próximas semanas" se presentará la memoria con las líneas estratégicas de ese plan. Por eso, María Chivite se mostró confiada en las posibilidades de la región. "El futuro de la industria agroalimentaria tendrá su foco de la innovación en Navarra gracias a proyectos como el Ebro Food Valley", afirmó.

Jesús Jiménez
Pamplona - 15 noviembre, 2021

El sector agroalimentario navarro exhibió sus fortalezas este lunes en Madrid. (Foto: cedida)

El secretario general de Industria y de la Pyme en el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raül Blanco, hizo público este lunes que “las convocatorias del PERTE agroalimentario llegarán en el primer semestre de 2022”. Blanco realizó estas manifestaciones en la jornada ‘Agroindustria navarra de hoy, alimentación saludable y sostenible de mañana’, celebrada en Madrid y donde el sector local mostró sus fortalezas.

Por ello, “Navarra tiene todas las cualidades para ser el motor del PERTE”, aseguró Blanco, quien avanzó que “en las próximas semanas” se presentará la memoria con las líneas estratégicas de ese plan. “La maquinaria ya está en marcha y hay que aprovechar al máximo todos los instrumentos que, sobre todo, estarán muy dirigidos a facilitar la vida a las pymes”, añadió.

Raül Blanco: “La maquinaria ya está en marcha y hay que aprovechar al máximo todos los instrumentos que van a mejorar la vida de las pymes”.

En línea con lo expuesto por Blanco, la presidenta de Navarra, María Chivite, afirmó que “el futuro de la industria agroalimentaria tendrá su foco de la innovación en Navarra, gracias a proyectos como Ebro Food Valley”. Dicha iniciativa, presentada en la jornada por el director general del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), Héctor Barbarin, contará con un hub específico destinado a unir los ámbitos científicos y empresarial. Una propuesta que, según Chivite, confirma que la industria agroalimentaria navarra “es innovadora y mantiene un compromiso inamovible a favor de la calidad, la sostenibilidad y la alimentación saludable”. No obstante, la presidenta foral instó a los asistentes a mantener estas virtudes: “Tenemos que seguir haciéndolo porque solo a través de una colaboración público-privada, alineada con la excelencia, podremos afrontar los grandes retos de futuro a los que se enfrenta el sector en las mejores circunstancias”.

MESA DE STARTUPS 

Previamente a las intervenciones de Blanco y Chivite, el encuentro celebró dos mesas, que reunieron a startups agroalimentarias y empresarios del sector. En la primera de ellas intervinieron Patxi Larumbe (Cocuus System Ibérica), Mariano Oto (Nucaps), Aida Loperena (Avir), Javier López (Greentech Soluciones) y, como moderador, Jokin Zubia (Digit-A). A partir de ahí, en un primer turno de palabra hablaron de la importancia de la financiación para poner en marcha una empresa agroalimentaria innovadora desde cero. “Lo importante de los proyectos de I+D es que tengan salida al mercado o, como dice un amigo, traducir el concepto I+D+i por ingresar-dinero-inmediatamente”, apuntó Oto, que propició las risas de los asistentes.

Sin embargo, ese proceso no resulta para nada sencillo porque, como destacó López, “la industria agroalimentaria es muy conservadora”: “Para monetizar la innovación hemos tenido que superar antes una primera barrera: que la gente lo entienda”. Un análisis compartido por Larumbe, para quien la clave está en la necesidad del prototipado “porque, si los creadores tenemos que vivir de nuestros inventos, nos morimos de hambre todos”. Por eso, insistió, “hay que convertir el proyecto en trabajo cuanto antes”. Una receta que Loperena ya aplicado en Avir: “Trabajamos con un investigador de la UPNA, que destacó nuestra agilidad a la hora de poner soluciones en el mercado. Es el único camino. Incluso nos gustaría ir a veces más rápido”. Así, aprovechó su turno de palabra para confirmar que su empresa proyecta instalar un centro de producción en la localidad de Abaurrea Alta.

Mariano Oto: “Si las startups quieren sobrevivir, hay que traducir el concepto I+D+i por ingresar-dinero-inmediatamente”.

Por tanto, para lograr ese objetivo de una innovación rentable, los representantes de las startups coincidieron en dos mensajes finales. El primero, la importancia de que esa mejora continua responda a necesidades reales de la sociedad. Y, sobre todo, que exista una colaboración público-privada que dote al campo de la innovación y de los recursos necesarios para mantener e impulsar su actividad. “Una forma de trabajo en la que Navarra es modélica actualmente”, enfatizó Oto.

NUEVAS INVERSIONES

Por su parte, la mesa redonda de los empresarios estuvo compuesta por Santiago Sala (Grupo Apex), Laura Sandúa (Oleosandúa), Alberto Jiménez (Embutidos Goikoa) y Jorge Moreno (Florette Ibérica), mientras que Fernando Martínez, director de la revista Alimentaria, actuó como moderador. El primero fue el más contuntende puesto que afirmó, en tono jocoso, que “tan importante es atraer el talento como la financiación. Si no lo logras es que tu proyecto es una mierda”. Por su parte, Laura Sandúa alabó el “espíritu emprendedor” de muchos empresarios y que, frente a las actuales dificultades, “hay que seguir adelante”.

Mientras Alberto Jiménez, de Embutidos Goikoa, concretó el nuevo proyecto en el que están trabajando. Se trata de una nueva versión de un chorizo “vegano” que ya adelantó este medio. Y, por último, Jorge Moreno subrayó el importante papel que, en su opinión, desempeña la industria agroalimentaria para evitar la despoblación de los pequeños núcleos rurales.

En definitiva, todos ellos coincidieron, grosso modo, en el escenario descrito por el gerente de la Asociación de Industrias Agroalimentarias de Navarra, Aragón y La Rioja (Alinar), Diego Galilea. Este indicó, por ejemplo, que “hay una situación muy preocupante en cuanto a los costes de producción, pero es general”. Y en ese punto “hay que trabajar conjuntamente con las administraciones para que podamos salir de esta situación, esperemos que puntual, de forma provechosa”. Además, señaló como otra necesidad acuciante para el tejido agroindustrial la necesidad de atraer talento y contar con mano de obra cualificada.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario en Navarra.

Archivado en:

Alimenta · Raúl Blanco ·


To Top