domingo, 24 octubre 2021

Semana Santa amarga para casas rurales y hoteles por el cierre perimetral

Al igual que el pasado verano, los establecimientos rurales manejan mejores previsiones para las próximas vacaciones que los situados en la Comarca de Pamplona. Sin embargo, todos experimentan una bajada muy significativa respecto a la temporada estival, que es aún más dura si las cifras se comparan con la Semana Santa de 2019, cuando prácticamente registraron un lleno total. Por ejemplo, la Asociación de Hoteles de Pamplona pronostica una ocupación aproximada del 30 %, según detalla a este medio su presidenta, Sara Martínez. Y la secretaria general de la Federación de Turismo Rural de Navarra, Beatriz Huarte, augura "entre un 30 % y un 50 %" en su colectivo.

Cristina Mogna
Pamplona - 18 marzo, 2021

Las asociaciones hoteleras esperan que se registren más reservas para Semana Santa en los días previos a las vacaciones. (Foto: archivo)

Tras el fin del primer confinamiento, los alojamientos rurales de la Comunidad foral resistieron la crisis con mayor entereza que los hoteles de la capital navarra. Por ejemplo, en julio del año pasado registraron una ocupación del 84 %, frente a las tasas de Pamplona y su Comarca, que se situaron en el 40,2 % y 30,8 %, respectivamente. En agosto llegaron a un 90 %, mientras que en el entorno de la capital navarra se constató un paupérrimo 44,5 %. Y, en septiembre, los establecimientos rurales situados en las zonas más frecuentadas, como Baztan, hablaban de un 60 %, pero en la Comarca de Pamplona apenas se alcanzó un 39,3 % y, dentro del municipio, un índice del 37,3 %.

La brecha sigue vigente y continuará esta Semana Santa, pero con una importante y aciaga novedad: en este caso, las previsiones de ocupación en ambos subsectores sufren una bajada muy significativa respecto al verano, fruto del cierre perimetral. Esta medida, unida a otras restricciones que se mantendrán vigentes tanto durante el próximo puente de San José como en las vacaciones, imposibilita la llegada de turistas nacionales y a territorio foral, con el consiguiente perjuicio económico para el turismo.

Sara Martínez (Asociación de Hoteles de Pamplona): “Es imposible dar unas cifras de ocupación que nos permitan ser optimistas hasta que el cierre perimetral no se acabe”.

Para el puente de San José, la Asociación de Hoteles de Pamplona augura en torno a un 25 % de ocupación, conforme a los datos recabados por su colectivo. En Semana Santa, por el contrario, las reservas efectuadas hasta la fecha apuntan por ahora a un exiguo 10 %.

‘PACKS’ ESPECIALES

No obstante, la presidenta de la entidad, Sara Martínez, confía en que esta previsión mejore en los próximos días, alcanzando así en torno a un 30 %. Un pronóstico que, en todo caso, dista mucho de las expectativas que tenía el sector antes de la llegada de la ‘nueva normalidad’. Hace dos años, en estas mismas fechas, los establecimientos de la Comarca de Pamplona llegaron “al 98 %, casi el lleno absoluto”. De ahí que, de cumplirse los cálculos de la asociación, la caída será de unos 60 puntos.

Ante este panorama, la entidad anunció este jueves una serie de packs atractivos para pasar un puente de San José y una Semana Santa “atípicos” dentro de Pamplona, bien sea en pareja o en familia. Las ofertas contemplan una gran variedad de opciones: “escapadas” románticas, experiencias “de relax” y de aventuras, sesiones de spa o excursiones de día para explorar la Catedral o visitar alguna granja escuela, entre otras propuestas.

RESERVAS “A ÚLTIMA HORA”

En este sentido, la presidenta del colectivo subraya a NavarraCapital.es que los usuarios “ya no se comportan como antes”. Es decir, hacen los planes con muy poca antelación y, en consecuencia, las reservas “están evolucionando de un día para otro”. Una conclusión que también comparten desde la Federación de Turismo Rural de Navarra. Tal y como señala su secretaria general, Beatriz Huarte, “la continua puesta en marcha de distintas medidas imposibilita cualquier planificación”. Por ahora, su colectivo maneja unas previsiones de ocupación de entre el 30 % y el 50 % para Semana Santa. Sin embargo, aunque “en algunas zonas todavía no se llega ni siquiera a ese porcentaje”, prevé al igual que Martínez que estos números “irán creciendo” en los próximos días.

Beatriz Huarte (Federación de Turismo Rural de Navarra): “No es rentable poner en marcha un casón enorme para pocos ocupantes”.

Debido a las últimas limitaciones anunciadas nivel nacional para las fiestas, la federación está registrando, “en su mayoría”, reservas para habitaciones dobles en alojamientos, así como para casas o apartamentos destinados a una sola unidad convivencial, “de cuatro o seis plazas como mucho”. Dentro de este ámbito, por lo tanto, los más perjudicados por dicha medida son quienes regentan casas rurales para un gran número de plazas. “Desde luego, no sale rentable poner en marcha un casón enorme para pocos ocupantes. Igual las de ocho o diez pueden planteárselo, aunque tampoco estoy muy segura de que sea posible”, remarca Huarte.

Como ya han denunciado infinidad de miembros de este sector en ocasiones anteriores, la presidenta de la Asociación de Hoteles de Pamplona reitera que el cierre de la Comunidad foral “está matando” a los establecimientos. “Es imposible dar cifras de ocupación que nos permitan ser optimistas hasta que no se acabe”, sentencia. Por eso, y confiando en una posible apertura después de esta temporada, solicita que las autoridades competentes pongan en marcha planes de promoción que potencien a Navarra como un destino atractivo. Las acciones previstas por las autoridades forales y pamplonesas para promocionar el Camino de Santiago, aprovechando el doble año Xacobeo, pueden ser una buena oportunidad para recuperar parte del terreno perdido.

Huarte, por otro lado, resalta la importancia de construir un turismo “del navarro y por el navarro” para paliar los efectos negativos de esta normativa: “Necesitamos que la gente de sepa que la región tiene muchísimo potencial y ofrece la posibilidad de hacer muchas actividades”.

LAS AGENCIAS DE VIAJE, EN MÍNIMOS

Es el mismo mensaje que traslada Amaia Irigoyen, presidenta de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (Fetave) en Navarra: “Es cierto que hay muchísimos sitios de la Comunidad foral que los propios navarros no conocen, así que esta puede ser una oportunidad para hacerlo”.

Amaya Irigoyen (Fetave): “Hay muchísimos sitios de la Comunidad foral que los propios navarros no conocen, así que esta puede ser una oportunidad para hacerlo”.

Precisamente, las agencias de viajes receptoras han reformulado las excursiones, escapadas y experiencias que antes ofrecían a clientes del resto de Europa y de España para atender este nuevo público objetivo.

“Estamos consiguiendo mover eso un poco, pero tampoco es para tirar cohetes -clarifica Irigoyen-. Porque no provocará la suficiente reactivación como para poder hacer frente a los gastos. Es cierto que en el País Vasco ha habido una especie de boom en este sentido, pero hay que tener en cuenta que está compuesto por tres provincias. Nuestro entorno queda más limitado”.

El escenario es todavía más crítico para las empresas que se ceñían a la organización de viajes al exterior, “cuya perspectiva de actividad es nula desde octubre”, cuando el Gobierno de Navarra anunció por primera vez que restringiría la libre entrada y salida de personas en su territorio. Desde que se desató la pandemia, las agencias de viaje afincadas en territorio foral arrastran una caída “de entre el 90 % y el 95 %” en su facturación.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top