sábado, 4 diciembre 2021

SNE-NL: de las Escuelas de Aprendices a las Escuelas Sectoriales

La iniciativa promovida por el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) plantea un modelo que integra distintos programas, ya implantados exitosamente, con un fin común: aportar, desde la colaboración público-privada, "una nueva mirada" que permita encarar los retos del mercado laboral. Además de hacer frente a la carencia de trabajadores especializados y favorecer la inserción laboral de jóvenes y otros colectivos vulnerables, contempla líneas de actuación para todos los perfiles de los sectores. Así, incorpora planes de formación "innovadores", dirigidos a trabajadores y directivos; y una plataforma ‘online’, ahora en fase de implantación, que realizará una intermediación cualificada entre demanda de empleo y oferta. El organismo ya ha coordinado las alianzas necesarias para poner en marcha escuelas de reparación de vehículos, hostelería e instaladores fotovoltaicos. También está prediseñando otras con la construcción, la carpintería y la logística y el transporte. Y, próximamente, lanzará una TIC 'school'.

Cristina Mogna
Pamplona - 18 noviembre, 2021

Carlos Adín (SNE-NL) participó en el congreso 'Formando Futuro', celebrado en Madrid, (Foto: cedida)

Una vez constituidas las Escuelas de Aprendices, en colaboración con distintas empresas y entidades de la Comunidad foral como Volkswagen Navarra, Asociación Navarra de Talleres de Reparación de Vehículos (ANTRV), Fundación Saltoki y Grupo AN, el Servicio Navarro de Empleo – Nafar Lansare (SNE-NL) ha dado un paso más. Bautizadas como Escuelas Sectoriales, la nueva iniciativa liderada por el organismo dependiente del Departamento de Derechos Sociales integra distintos programas ya implantados exitosamente.

Y lo hace con un fin común: aportar “una nueva mirada” a la formación de profesionales pertenecientes a esferas clave de la economía. Hasta ahora, el SNE-NL ya ha coordinado las alianzas necesarias para poner en marcha escuelas de reparación de vehículos (de chapa y pintura y de mecánica), hostelería e instaladores fotovoltaicos, y está prediseñando otras con sectoriales de la construcción, la carpintería y la logística y el transporte. Así mismo, una TIC school, desarrollada con la participación de Tracasa y en colaboración con ATANA (Clúster TIC de Navarra) y la Asociación Navarra de Empresas de Ingeniería, Oficinas Técnicas y Servicios Tecnológicos (ANAIT), verá la luz “en las próximas semanas”.

Ese enfoque integral vertebró la ponencia de Carlos Adín, director del Servicio de Desarrollo de Competencias Profesionales en el SNE-NL, durante el congreso ‘Formando Futuro, I Salón Internacional de la Formación para el Empleo’, celebrado en el recinto ferial Ifema de Madrid. La cita, organizada por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae), el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y el Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (OIT/ Cinterfor), llegó en una coyuntura crucial para el futuro del mercado laboral español.

El último ‘Informe Adecco sobre perfiles deficitarios y escasez de talento en España’ apunta que ocho de cada diez directores de recursos humanos del país reconocen tener problemas a la hora de reclutar talento para su compañía. Un porcentaje “que se ha disparado treinta puntos porcentuales en los últimos cinco años”. Asimismo, el estudio elaborado por la consultora destaca que, de media, el 9 % de las vacantes disponibles en el mercado de trabajo se queda sin cubrir. En algunos “perfiles y zonas geográficas específicos”, no obstante, la cifra puede elevarse a “cerca del 60 %”.

Desde el SNE-NL ya han constatado esta realidad paradójica que combina el paro con la escasez de trabajadores especializados y en ciertos sectores “operativos”. Y en la entidad del Gobierno de Navarra están convencidos de que la respuesta a esta problemática debe fundamentarse en la colaboración público-privada. Teniendo en cuenta del predominio de pymes y micropymes en la Comunidad foral, Adín insiste en que esta cooperación no debe establecerse únicamente con empresas concretas, sino que además debe agrupar áreas sectoriales amplias de la economía. “En las últimas décadas, los sectores han esperado que la preparación del desarrollo de competencias de sus futuros trabajadores sea proporcionada por universidades, FP, Empleo o por cursos de reciclaje impartidos en centros de formación, con lo cual han estado algo alejados de marcar el ritmo”, afirma el director del Servicio de Desarrollo de Competencias Profesionales en el SNE-NL.

En las circunstancias actuales de dificultad de captación del número suficiente de perfiles de trabajadores, uno de los ejes sobre los que pivota este proyecto es la generación de una cantera de aprendices, que permita tanto atender la carencia de profesionales especializados como facilitar la inserción laboral de jóvenes, personas desempleadas y colectivos vulnerables en Navarra. La otra cara de la moneda se aborda igualmente en esta iniciativa. “Necesitamos concienciar a los directivos de que no solo son importantes para sus empresas, sino también para sus sectores en general. Tenemos que generar una cultura común y dirigir mejor para tener mayores perspectivas y crear alianzas”, añade Adín.

Siguiendo la filosofía del programa Lidera, que el SNE-NL ha impulsado este año junto a la Confederación Empresarial Navarra (CEN), la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social (ANEL) y múltiples asociaciones empresariales y profesionales, las Escuelas Sectoriales integrarán esta formación “adaptada y ligera” para el desarrollo profesional, dirigida específicamente a los mandos de organizaciones.

En otra dimensión y oportunidad, la constitución y el afianzamiento de las Escuelas Sectoriales favorecerán que, a partir de la creación de acuerdos colaborativos entre empresas del sector, se pueda contribuir igualmente a que la formación de los actuales trabajadores sea más específica y eficiente, a través de la mayor rentabilización de los fondos de FUNDAE. Estos fondos propios son configurados por las compañías y trabajadores a través de sus cotizaciones y, tras la formación, se bonifican por la Seguridad Social.

Teniendo en cuenta que a las organizaciones les resulta “difícil y casi imposible” poner en marcha sus propias formaciones, las Escuelas Sectoriales se posicionan como una alternativa que, mediante una organización agrupada, logre captar más recursos. “Al año se dejan de usar en Navarra alrededor de 7 millones de euros de esta bolsa.  La causa fundamental es que para las empresas pequeñas, de menos de 75 trabajadores, no resulta viable”, remarca el director del Servicio de Desarrollo de Competencias Profesionales en el SNE-NL. ¿La solución? Agruparse por ramos de actividad para que esta opción deje de ser “disfrutada por unos pocos” y se convierta en una propuesta viable para muchos. Todo ello con el objetivo de que las pymes se conviertan en “las verdaderas protagonistas” de este escenario.

PLATAFORMA ‘ONLINE’

De este ambiente de colaboración, según proyecta el SNE-NL, se pretende lograr que la captación y el posterior desarrollo de los aprendices y/o nuevos trabajadores sea pilotado y realizado por parte de profesionales del sector, tanto directivos como trabajadores apoyados por la sectorial. Así, la nueva faceta trata de aproximar la cultura real del sector a su cantera de trabajadores. Por otro lado, la implicación de la propia estructura pretende “empoderar” a profesionales clave de las empresas, asignándoles un nuevo rol como formadores y tutores de sus futuros compañeros y colaboradores. De esta manera, el objetivo es conseguir “una mejor y mayor prescripción laboral”, así como una integración más rápida en las empresas que “anticipe” la productividad de los futuros contratados.

El proyecto también incorporará una plataforma de intermediación online -actualmente en fase piloto de implantación-, que aúne oferta y demanda desde la colaboración entre SNE-NL, SEPE y Sectoriales. Lo que diferenciaría este sistema de cualquier otro portal de empleo, remarca Adín, es el hecho de que en este caso serán los propios sectores los que podrán identificar y reclutar a los perfiles más adecuados para cada puesto, analizando “tanto el desempeño previo como el desarrollo profesional” a través de su itinerario formativo realizado. Antes de llegar a este punto, eso sí, no se trata de que los agentes participen en una carrera desde cero, sino que se miren en el espejo de los pioneros que ya han apostado por esta filosofía, de manera que sean capaces de “aprender del pasado para mejorar el presente y tener el futuro más cerca”.

En pleno confinamiento, con miles de trabajadores en ERTE y empresas que bajaron temporalmente la persiana, el organismo público optó por potenciar su presencia online y producir una parrilla de contenidos variada, compuesta por píldoras informativas, webinars, talleres y workshops. Son estos formatos innovadores los que ahora servirán de ‘colchón’ para seguir generando conocimiento en línea. Uno de los ejemplos más significativos es el conglomerado de más de 40 piezas audiovisuales y pódcast producidos por el SNE-NL en colaboración con la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra (AEHN), donde se ofertan talleres de cocina y transformación digital, coloquios con chefs reconocidos de todo el mundo, cursos de especialización en eventos y redes sociales o pautas para la correcta higienización de espacios turísticos en tiempos de Covid-19, entre otros contenidos.

No solo la hostelería se ha beneficiado de esta formación multimedia en la Comunidad foral. Dentro del marco de las Escuelas Sectoriales, el SNE-NL ya ha coordinado las alianzas necesarias para poner en procesos de creación de recursos en línea con CEN, ANEL, ATANA, Fundación Industrial Navarra (FIN), ANAIT, Asociación de la Industria Navarra (AIN), Clúster Audiovisual de Navarra (CLAVNA), residencias de mayores y docentes, entre otros agentes y entidades.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra. 


To Top