¿Tener amigos en el trabajo incrementa la productividad?

jueves, 24 septiembre 2020

¿Tener amigos en el trabajo incrementa la productividad?

Un estudio de BIzneo HR señala que los resultados de una compañía mejoran hasta un 12% si existen buenas relaciones interpersonales. Más allá de contar con 'amigos' en el trabajo, las relaciones con los compañeros forman parte de otros riesgos psicosociales a los que los empleados se enfrentan en su trabajo. Pero, ¿influye tanto en la productividad?

Cristina Catalán
Pamplona - 1 agosto, 2019

El último informe de Bizneo HR, experto en software de recursos humanos, ha analizado cómo influye en los resultados de negocio que los compañeros de trabajo sean amigos. Y entre otros datos, concluye que los resultados de una compañía mejoran hasta un 12% si existen buenas relaciones interpersonales.

Con motivo de la celebración esta semana del Día Internacional de la Amistad, nos preguntamos ¿qué hay de cierto en ello? ¿El hecho de tener amigos en el trabajo mejora nuestra productividad? ¿O es tan solo una parte de otros muchos factores psicosociales que podemos encontrar en una empresa? Los datos de Bizneo HR revelan que “los equipos formados por amigos tienden a ser más productivos que aquellos que se integran por compañeros sin afinidad especial”. Algo que un principio no es de extrañar puesto que cuanto mejores sean nuestras relaciones laborales, mejor será también nuestro clima laboral.

Cuanto mejores sean nuestras relaciones laborales, mejor será también nuestro clima laboral.

Esto, según indican desde Bizneo HR, incide directamente sobre el rendimiento: un ambiente positivo fomenta la consecución de los objetivos e incrementa la productividad hasta un 12%, mientras que uno negativo genera todo lo contrario: desde situaciones conflictivas y desagradables hasta malos resultados de negocio. Además, según las investigaciones, quienes trabajan codo a codo con sus ‘amigos’ realizan sus tareas hasta siete veces mejor.

El quid de la cuestión radica en que se está generando un estado emocional en el que la implicación personal es mayor y en el que los individuos se sienten parte de un grupo con unas metas en común. Esto incide directamente en el trabajo. Tan es así, que más de la mitad de los sujetos que trabajan con un amigo establecen una conexión más fuerte con la compañía. El 7% aseguró que su compromiso con ella también era mayor.

Las buenas relaciones con los compañeros de trabajo favorece una mayor implicación y los individuos se sienten parte de un grupo con unas metas en común.

Las buenas relaciones con los compañeros de trabajo favorecen una mayor implicación y pertenencia a un grupo con metas en común.

Crear lazos también favorece la comunicación y puede ayudarnos a entender el comportamiento de nuestros compañeros. Asimismo, reduce los niveles de estrés entre un 10% y 15% y aumenta la creatividad y la competitividad positiva. Estar más relajado y sentir confianza suele propiciar el nacimiento de ideas, sobre todo si se comparten en grupo.

El 46% de los empleados aseguran que tener un amigo en el trabajo influye directamente en su felicidad laboral. Los millennials son los que más las valoran, hasta el punto de considerarlo “necesario” para sentirse motivados. Sin embargo, aquellos que se encuentran entre los 55 y 65 años, consideran que tener o no amigos en el trabajo no afecta a su rendimiento profesional.

Crear lazos también favorece la comunicación y reduce los niveles de estrés entre un 10% y 15%.

UN FACTOR DE RIESGO PSICOSOCIAL

Según señala Eva Perujuániz, socióloga y colaboradora de Navarra Capital,no puedo afirmar que tener amigos en el trabajo incrementa la productividad. No tengo datos al respecto. Lo que creo que subyace para mí a esta y otras cuestiones de las que a veces se habla en alusión a los RRHH, son los riesgos psicosociales. Riesgos a los que estamos expuestos en cualquier tipo de puesto, sea descualificado “de cadena” o de carácter muy técnico y altamente cualificado”.

Eva Perujuániz

Eva Perujuániz.

Hablando en concreto de la “amistad”, Perujuániz prefiere hablar de apoyo social de los compañeros en el trabajo. “Su ausencia, calidad o presencia, puede constituir un factor de riesgo o por el contrario, puede amortiguar las consecuencias de una elevada exposición a otros factores de riesgo psicosocial. Si estamos expuestos a un elevado ritmo de trabajo, realizamos muchas labores en escaso tiempo, y a eso le sumamos por ejemplo, poco control sobre el trabajo que hacemos, el apoyo social, y en concreto el de los compañeros, puede en cierta forma, ayudar a equilibrar la balanza”.

Perujuániz: “La ausencia o presencia del apoyo social de los compañeros puede constituir un factor de riesgo psicosocial o amortiguar otros factores de riesgo”.

Según añade la socióloga, las exigencias en el trabajo, el control que se tiene sobre lo que se hace, el apoyo con el que cuenta, y las compensaciones que se recibe por hacerlo, son los grandes grupos de factores de riesgo psicosocial, y todo ello forma parte de un todo. La falta de equilibrio o una elevada exposición, lleva consigo estrés y este es el desencadenante de  enfermedades de muy diversos tipos. “No obstante, si hablamos de factores de riesgo psicosocial en el trabajo, no solo afecta el apoyo de los compañeros, también se incluye el apoyo social de los superiores, la calidad del liderazgo u otros como el sentimiento de grupo, el sentimiento o no de pertenencia a la empresa. El apoyo es, en términos psicosociales, algo mucho más amplio que el apoyo social de compañeros”.

Lo que sucede, según explica Perujuániz es que este tipo de riesgos suelen pasar más desapercibidos que otros y es más difícil establecer una relación causa-efecto a nivel de salud si lo comparamos con otros riesgos como los ergonómicos, por ejemplo.

LA IMPORTANCIA DE IDENTIFICARLOS

Perujuániz destaca lo importante y necesario que es identificar y evaluar los factores de riesgo psicosocial en las empresas. Una evaluación que englobe e incluya todos los puestos de trabajo. “El crecimiento en toda Europa de enfermedades desencadenadas por la exposición a este tipo de riesgos está siendo alarmante, por eso es tan importante identificarlos, evaluarlos y combatirlos”.

Perujuániz:”El crecimiento en toda Europa de enfermedades desencadenadas por la exposición a este tipo de riesgos está siendo alarmante,

La Comunidad Foral Navarra apostó por financiar uno de los métodos de evaluación de este tipo de riesgo aceptado por la inspección y referenciado en la propia página web del Instituto Navarro de Salud Laboral, el ISTAS 21. La adaptación del CoPsoQ, cuestionario original Danés a las condiciones de trabajo en España, se hizo en Navarra financiado primero por el Observatorio Navarro de Empleo, y por el Instituto Navarro de Salud Laboral en una segunda fase, investigación que fue ejecutada por el Gabinete de Estudios de CCOO de Navarra y el propio ISTAS. “Para terminar, y en relación con la felicidad la productividad; los trabajadores con bajos niveles de exposición a riesgos psicosociales, serán probablemente más felices, al menos en su entorno laboral, y ello seguro ayuda en la mejora de la productividad de la empresa”, finaliza Perujuániz.

Para más información sobre riesgos laborales, LEER AQUÍ


To Top