Tiempos excepcionales exigen medidas excepcionales

lunes, 21 septiembre 2020

Tiempos excepcionales exigen medidas excepcionales

El autor analiza las últimas decisiones económicas adoptadas por el Gobierno de Navarra para minimizar el impacto del coronavirus en el tejido productivo de la región y realiza un llamamiento a la colaboración público y privada para afrontar juntos los retos que nos plantea la actual crisis sanitaria.

Redacción
Pamplona - 30 marzo, 2020

Francisco Esparza

No es fácil encontrar las palabras para describir los difíciles tiempos que como sociedad estamos atravesando. La emergencia sanitaria que nos golpea está poniendo en riesgo la salud de miles de ciudadanos y también a las empresas que generan la riqueza que sustenta nuestro modelo social y económico.

Como presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar (ADEFAN) no me corresponde valorar las medidas que se están adoptando en el terreno sanitario, únicamente como ciudadano deseo acierto a las autoridades y pido unidad para combatir esta amenaza.

Sin embargo, como representante de las 145 empresas asociadas a nuestra organización que generan el equivalente al 13% del PIB foral y dan empleo a unas 12.400 personas sí quiero reconocer las medidas en materia fiscal aprobadas por el Ejecutivo foral este último miércoles.

“No es momento de diferencias, sino de mostrar coherencia, concentrar esfuerzos y abandonar todo lo que no sea prioritario”.

Hoy ya nadie duda que cuando pase esta crisis sanitaria, tendremos que enfrentar una dura crisis económica. De las medidas que tomemos ahora dependerá que salgamos mañana con la menor pérdida de empresas y, por tanto, de empleos. No es momento de diferencias, sino de mostrar coherencia, concentrar esfuerzos y abandonar todo lo que no sea prioritario, ya que la actual situación en la que nos encontramos es un problema que nos atañe a todos.

Por eso, desde ADEFAN aplaudimos las medidas aprobadas por el Gobierno Foral ya que van en la buena dirección para facilitar liquidez, créditos y avales a través de moratorias o aplazamientos de pagos de impuestos y cotizaciones como el IVA, IRPF o Sociedades.  Asimismo, queremos reclamar a la Administración Foral flexibilidad en la aprobación de “ERTES”  por causas de fuerza mayor, ya que se trata de evitar despidos masivos. No podemos permitirnos cometer los mismos errores que en la pasada crisis. Es fundamental salvar las empresas que generarán el empleo cuando acabe esta pesadilla.

LLAMAMIENTO A LA COLABORACIÓN

Hay que abandonar la mentalidad de trinchera que con tanta frecuencia hemos visto en nuestra sociedad e ir todos a una. Es el momento de la responsabilidad. Son tiempos excepcionales que requieren medidas excepcionales. Los agentes económicos y sociales, el sector público y privado debemos ser conscientes de que hay que ser valientes y trabajar juntos para que nuestro tejido económico y productivo no sufra un golpe del que no se recupere.

“Es fundamental salvar las empresas que generarán el empleo cuando acabe esta pesadilla”.

Por eso, y sin perjuicio de que puedan tener mayor desarrollo en el futuro según evolucione la crisis y surjan las necesidades, esta semana se han adoptado decisiones en materia económica que son respuesta al clamor empresarial. En el futuro próximo posiblemente hayan de prorrogarse algunas medidas fiscales o plantear nuevas líneas de apoyo a la inversión, a la I+D+i y a la creación de empleo. Desde ADEFAN estaremos dispuestos a hacer de correa de transmisión del sentir de las empresas familiares hacia la Administración con un único propósito: asegurar la continuidad de nuestras empresas, las únicas capaces de generar el empleo que asegure mañana el bienestar de nuestra sociedad.

En definitiva, y a modo de resumen, este paquete económico no es un chaleco salvavidas, pero sí un alivio que ayuda a quienes tenemos que nadar en mitad de la tormenta, la mayoría de los cuales somos familias empresarias (más del 85% del tejido empresarial de Navarra lo es). Ahora, sólo queda confiar en que su aplicación sea correcta y ágil para evitar que los peores augurios se cumplan. Al contrario, si cada uno ejercemos nuestro papel superaremos esta difícil situación que nos está poniendo a prueba a todos, individualmente y como sociedad.

Francisco Esparza
Presidente de ADEFAN

Entra aquí para leer más artículos de opinión.

Archivado en:

ADEFAN · Francisco Esparza · Firmas · Coronavirus ·


To Top