lunes, 30 noviembre 2020

“Brutal atasco” en las asesorías por las citas previas de Hacienda

Tras el fin del estado de alarma, Hacienda mantiene la obligatoriedad de recurrir a este sistema para los trámites presenciales. Pero en declaraciones a NavarraCapital.es, representantes de varias asesorías aseguran que las citas se están dando para "dentro de más de una semana" en Pamplona, con el riesgo de que muchas gestiones no se puedan realizar en los plazos establecidos. También critican los problemas que sufren para contactar con el ente público por teléfono, aunque la atención por correo electrónico "funciona bien". El Gobierno foral defiende su gestión y advierte de que la cita previa "ha llegado para quedarse".

Cristina Catalán
Pamplona - 24 septiembre, 2020

Las organizaciones demandan la corrección de algunos aspectos de la norma por el "grave impacto" que tendrán en sus sectores. (Foto: Maite H. Mateo / archivo)

La finalización de la campaña de la renta, la primera de la historia sin atención presencial tal y como adelantó NavarraCapital.es, no ha traído la esperada “normalidad” a las asesorías laborales, financieras y contables de Pamplona. Básicamente porque Hacienda Foral de Navarra mantiene todavía la obligatoriedad de pedir cita previa para acudir a sus oficinas. Y ese sistema, según la mayoría de los profesionales consultados por este medio, está acarreándoles una gran “lentitud” a la hora de realizar trámites en la capital navarra y “un atasco brutal” de trabajo. De ahí que, a su juicio, “la administración no esté a la altura” en un momento en que “debería dar ejemplo”.

Por ejemplo, Belén Marín, de Marín y Asociados y delegada territorial de la Asociación Española de Asesores Fiscales, aclara en primer lugar que este servicio sí le parece apropiado para las personas físicas sin una actividad profesional permanente, pero no para asesores y empresas. El mayor problema, según ella, es que Hacienda suele dar las citas en Pamplona incluso “para dentro de más de una semana”. “¿Qué ocurre si la obligación en cuestión vence antes de que el contribuyente pueda presentar su documentación? Tememos que, de acuerdo a la ley, se le considere responsable de haber cumplido tarde con su obligación, a pesar de haber puesto la diligencia necesaria para hacerlo a tiempo. Nos gustaría que hubiera una mayor agilidad”.

Belén Marín: “El problema es que Hacienda está dando citas para dentro de más de una semana”.

Desde Marín y Asociados dejan constancia de cómo Hacienda Foral Navarra se ha esforzado para impulsar que todas las declaraciones se puedan presentar telemáticamente, incluso cuando hay que aportar documentación, como sucede por ejemplo con las escrituras relacionadas con el impuesto sobre sucesiones y donaciones, las transmisiones patrimoniales o los actos jurídicos documentados. Pero no entienden “que los trámites relacionados con el censo de entidades como altas, bajas y modificaciones de sociedades o personas que realizan actividades se hagan de manera presencial”, al igual que sucede con las acreditaciones para obtener el certificado digital de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre o la obtención de la [email protected]. Es decir, Marín no comprende por qué algunos trámites se realizan de forma telemática y otros no: “Este modo de operar ralentiza las operaciones económicas y es un obstáculo para el comienzo de la actividad en las nuevas empresas”.

Igualmente, hay quienes no conciben por qué la mayoría de las plantillas, sobre todo en los sectores esenciales, han vuelto al trabajo de forma presencial “cumpliendo la normativa vigente” y, por el contrario, Hacienda continúa atendiendo de esta manera. Así lo piensa Juanjo Velázquez, de Ático Asesores, quien remarca que “la administración debería dar ejemplo” porque, desde su punto de vista, hay servicios que requieren de una atención presencial, especialmente a quienes “no pueden hacer determinados trámites de forma telemática.

Velázquez confirma que en su asesoría utilizan el servicio de cita previa, aunque les resulta “problemático” cuando deben realizar alguna gestión con bastante urgencia “porque no se puede esperar más de una semana para ciertos trámites”. Ahora bien, reconoce que algunos servicios, como el de atención a asesorías por correo electrónico, son bastante eficaces, si bien hace falta “más agilidad”.

Juanjo Velázquez: “La administración debería dar ejemplo”.

Precisamente, Laura Revuelta, de la Asesoría Integral de Empresas, lleva a cabo el grueso de sus consultas a través del correo electrónicoya que Hacienda “siempre responde a las dudas y lo hace con relativa rapidez”. “Si les escribo hoy, mañana mismo me contestan”, indica

Por ahora, no ha necesitado recurrir a la cita previa para acudir en persona a las oficinas de la entidad. Pero a veces, si tiene algún asunto de un cliente pendiente de solución, intenta hablar “directamente por vía telefónica con el responsable en Hacienda que esté gestionando ese tema”. Y es ahí donde ve necesario descongestionar el servicio.

Laura Revuelta utiliza el mail, ya que Hacienda “siempre responde a las dudas y con relativa rapidez”.

Rebeca Moreno, socia de HMG Asesores, resalta que la atención presencial está siendo “muy limitada y compleja”. De hecho, sus clientes la hacen partícipe de los problemas a los que se enfrentan. 

“Está siendo todo muy lento y muy poco ágil. Hay un atasco brutal. Por ejemplo, para conseguir un certificado digital pueden pasar quince días, ya que necesita un visado. Y hay ciertos trámites que no pueden esperar porque, además, deben entrar en unos plazos determinados“, critica. Moreno recuerda el caso de una compañera que tuvo que trasladarse a Tafalla porque en Pamplona no le daban la cita a tiempo para cumplir los plazos marcados. 

Rebeca Moreno: “El ciudadano se siente abandonado. La administración no está a la altura”.

Por otro lado, denuncia un problema similar con la atención telefónica en el 948505152, al que esta asesoría recurre desde que irrumpió la pandemia: “Puedes estar horas esperando a que te cojan el teléfono. El ciudadano se siente abandonado. La administración no está a la altura de las circunstancias”. Un problema que se suma a la sobrecarga de trabajo que las asesorías arrastran desde antes de la campaña de la renta. “Hemos tenido que hacer declaraciones a personas jubiladas, a las que hemos cobrado una cantidad simbólica. No sé hasta qué punto el contribuyente tiene que pagar por un servicio que debe facilitar la administración”, agrega para subrayar acto seguido que el sistema actual “no es el mejor” en una entidad como Hacienda, “al menos tal y como está funcionando ahora”.

“LA CITA PREVIA HA LLEGADO PARA QUEDARSE”

A pesar de estos problemas, desde el Departamento de Economía y Hacienda aseguran que “la cita previa ha llegado para quedarse”. “Estábamos trabajando en ella antes de la pandemia y, desde luego, nuestra atención presencial pivota sobre ella“, defienden fuentes oficiales del departamento que dirige Elma Saiz.

En este sentido, apuntan que la cita previa comenzó a implementarse para ciertos trámites y que estos, poco a poco, han ido aumentando en número con el paso de los meses. Por ejemplo, hace pocos días se empezó a utilizar para atender a personas físicas. 

Depto. de Economía y Hacienda: “Estábamos trabajando en la cita previa antes de la pandemia. Y, desde luego, nuestra atención presencial pivota sobre ella”.

“Aconsejamos una densidad máxima de cuatro personas por cada diez metros cuadrados (2,5 m²/persona) para mantener los dos metros de distancia también entre usuarios. Teniendo en cuenta lo anterior, se saca un cupo los diez días siguientes y, todas las mañanas, se liberan citas para que alguien pueda coger una y personarse en la oficina ese mismo día”, sostienen dichas fuentes.

Respecto a la oficina virtual para entidades colaboradoras, desde el departamento de Elma Saiz adelantan que su previsión es ir ampliando los servicios ofrecidos a través de esta vía. Actualmente se centran sobre todo en atender las dudas existentes sobre la utilización de los programas de ayuda y formularios web para la presentación de declaraciones tributarias. Pero la intención del Ejecutivo foral es atender (también) otro tipo de cuestiones técnicas, que sustituyan la anterior atención presencial diferenciada a estos profesionales”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top