jueves, 4 marzo 2021

El comité de Kybse anuncia que la Dirección “ha decidido retirar el ERE”

Según explicaron fuentes sindicales a NavarraCapital.es, la empresa remitió un mail a los representantes de la plantilla este domingo por la noche, en el que les dio a conocer la medida. Además, les convocó a una reunión este lunes, donde expondrá su postura y las posibles alternativas al expediente.

Gorka Moreno
Pamplona - 17 enero, 2021

El comité de empresa de Kybse se reunirá este lunes con la Dirección. (Foto: Jamesboy Nuchaikong / Shutterstock)

Poco antes de las 22:30 de este domingo, el comité de empresa de Kybse anunció a la plantilla que la Dirección “ha tomado la decisión de retirar el ERE”, cuya aplicación iba a conllevar 103 despidos. Según explicaron fuentes sindicales a NavarraCapital.es, los responsables de la compañía remitieron un mail a los delegados sindicales, donde confirmaron este extremo.

Además, convocaron al comité a una reunión, prevista para este lunes a las 11:00, donde darán a conocer su postura al respecto y las posibles condiciones o alternativas al expediente. Tras el encuentro, los representantes de la plantilla valorarán nuevamente la situación y celebrarán las pertinentes asambleas informativas con sus compañeros, convocadas también para este lunes, a las 22:00, y el martes, a las 10:30 y las 16:00.

LOS CONTACTOS PREVIOS

El pasado jueves, este medio ya adelantó que la compañía estaba dispuesta a retirar el ERE, tal y como reclamaba el comité, si los delegados sindicales aceptaban ciertas “condiciones”. Apenas veinticuatro horas después, los representantes de la plantilla se reunieron para analizar el planteamiento de la Dirección, que no aceptaron. En su lugar, le entregaron una contrapropuesta, a la que también tuvo acceso NavarraCapital.es y en la que mostraban su deseo de iniciar unas negociaciones “por el presente y futuro de la empresa y el empleo digno de la misma”.

Tras el encuentro con la Dirección, los representantes de la plantilla valorarán nuevamente el escenario y celebrarán las pertinentes asambleas informativas con sus compañeros, convocadas para este lunes y el martes.

Los problemas o temas a tratar entre las partes deben ser, según el comité, seis. Por un lado, los ajustes de plantilla u otras medidas, en el caso de que fueran necesarias, se estudiarán “siempre de acuerdo entre las partes”. Para ello, será preciso “conocer el plan de empleo de la empresa, las cargas de trabajo, la situación de los contratos u opciones de nuevos contratos y sus consecuencias, la revisión de categorías y el organigrama”, así como todos aquellos documentos y aspectos “que afecten a la situación y volumen de la plantilla”.

Los delegados sindicales de la planta también exigen que la Dirección y el comité analicen conjuntamente “las posibilidades de volúmenes de producción y los nuevos proyectos” y reivindican que el acuerdo se extienda “a medio plazo, más allá de los dos años previstos en el expediente”.

En este sentido, piden que la negociación se pueda desarrollar durante un plazo de tiempo superior, “si fuera necesario”, al mes de duración previsto en el período de consultas del ERE; y que el acuerdo entre las partes se formalice “con los instrumentos necesarios según la ley”. Finalmente, demandan pactar una metodología y un calendario “para las próximas reuniones y temas a tratar”.

En el caso de que los responsables de la firma se negaran a retirar el expediente, todo apuntaba a que el comité convocaría movilizaciones. Pero tras la medida anunciada este domingo por la Dirección, el acuerdo parece un poco más cercano.

PÉRDIDAS VS “INCUMPLIMIENTO DEL COMPROMISO”

Además de calcular en un 60 % la caída de las ventas entre 2019 y 2020, la empresa justificó la presentación del ERE porque había pasado de obtener 2,6 millones de beneficios en 2019 a estimar sus pérdidas del año pasado en 3,6 millones. Pérdidas que, según sus previsiones de ventas para 2021 y 2022, serán de 4,2 millones y 7 millones respectivamente si se mantiene la plantilla actual.

Sin embargo, los trabajadores sostienen que el expediente se podía haber evitado en parte si la Dirección “hubiera cumplido antes el compromiso de instalar la nueva línea de montaje pactada en convenio”. Y aunque comprende que la falta de carga de trabajo de los dos próximos años se intensificará y agravará en 2023 y en los ejercicios posteriores, defiende que el ERE “solo sirve para parchear esta realidad sin afrontar su solución”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.

Archivado en:

Navarra · Automoción · KYBSE · Covid-19 · Ororbia ·


To Top