domingo, 14 julio 2024

Estibalitz Erauzquin nos espera en el futuro

El pasado 21 de abril, se conmemoró el Día Mundial de la Creatividad y la Innovación. No se nos ocurrió una mejor forma de celebrarlo que entrevistando a Estibalitz Erauzquin, la directora general de NAITEC. Su formación y trayectoria atestiguan que se trata de una profesional de referencia en materias estratégicas en estos momentos y cruciales de cara a un futuro que, como ella suele advertir, "ya está aquí".


Pamplona - 6 mayo, 2023 - 00:02

El vehículo autónomo, eléctrico y conectado es uno de los proyectos estrella de NAITEC. (Fotos: Ana Osés)

“Yo diría que todos los días podríamos celebrar algo en materia de creatividad e innovación porque tenemos la gran suerte de contar con un entorno privilegiado en Navarra. Somos una comunidad no muy grande, pero que aborda muchas cosas de muy alto nivel. En nuestros coches hay componentes producidos aquí, muchos alimentos tienen su origen en Navarra, lo mismo podríamos decir de los medicamentos, vas a la máquina del café y su fabricante es navarro…”, comenta Estibalitz Erauzquin. Eso sí, al mismo tiempo muestra su carácter práctico y resolutivo al señalar que no podemos dormirnos pensando en lo conseguido: “La creatividad y la innovación son muy exigentes y se trata de un ámbito en el que las cosas se mueven tan rápido que no puedes detenerte. Podemos estar contentos, pero no complacidos”.

Erauzquin es la directora general de NAITEC, el centro tecnológico especializado en movilidad y mecatrónica de Navarra. Busca generar oportunidades de negocio para sus clientes aportando soluciones tecnológicas innovadoras y respetuosas con el medio ambiente, a través de la generación y transferencia de conocimiento diferencial. Todo ello orientado a un mercado global y con el fin de mejorar la eficiencia, funcionalidad y sostenibilidad de sus productos y procesos.

NAITEC fue creado por el Gobierno de Navarra, con el apoyo del anterior centro tecnológico CEMITEC y de la UPNA para impulsar el desarrollo de las tecnologías capaces de potenciar el sector de la automoción y de la mecatrónica. Dos de las líneas prioritarias de la Estrategia de Especialización Inteligente. Es una entidad privada, sin ánimo de lucro, de cuyo patronato forman parte, además del Gobierno y la UPNA, Sodena, Acciona Energía, Entecnia, Grupo Antolín, Volkswagen Navarra, Laboral Kutxa, Ingeteam, Viscofan, KYB, Dana, GM Global Solutions yADItech.

“Vamos un paso por delante de las empresas porque no pueden incorporar aún en su día a día muchos de los desarrollos que hacemos”

Existe desde 2018, año en el que asumió la dirección Estibalitz Erauzquin. Esta señala, con la sonrisa que ilumina permanentemente su cara, que la entidad ya es un referente en algunas áreas.

“Hemos avanzado mucho en todo lo que tiene que ver con la movilidad eléctrica y autónoma, en digitalización, hemos desarrollado componentes en colaboración con empresas navarras… Pero tenemos mucho camino por recorrer”, apunta. Definitivamente, no es conformista: “Si miramos las empresas españolas de automoción veremos que todas, o casi todas, ya tenían sus centros tecnológicos asociados. Nosotros hemos ido un poco más tarde y tenemos que correr algo más para alcanzarles porque no nos van a esperar. Ojo, trabajando siempre con rigor y profesionalidad”.

El objetivo fundacional de la organización habla de generar y transferir conocimiento al tejido productivo. La directora general de NAITEC asegura que el centro esta “muy, muy cerca” de las compañías navarras. “Ahí vamos a buen ritmo, un paso por delante, como tiene que ser. Aunque no pueden incorporar aún en su día a día muchos de los desarrollos que hacemos, estos sí sirven para mostrarles el camino, para que vean hacia dónde van las tendencias, de forma que puedan orientar correctamente sus planes estratégicos o sus inversiones”, detalla.

También es muy estrecha la colaboración con el resto de centros tecnológicos. “Incluso con los que parece que está muy alejados como los del sector salud, temas de inteligencia artificial, sistemas de bombeo en el cerebro o cardíacos… Nosotros de la parte clínica ni idea, y ellos de ingeniería tampoco, pero nos unimos y sale un buen producto”, señala con un movimiento de manos que tontamente asociamos con los de un ilusionista en pleno truco de magia.

INGENIERÍA SIN INGENIERAS

Las tres sedes de NAITEC trabajan en áreas muy dispares. La de Pamplona se dedica a la ingeniería y ensayos sobre automoción; la de Noáin, a la fabricación avanzada, electrónica, comunicaciones y materiales innovadores; y la de Estella, a la impresión funcional. Factura unos 6 millones de euros al año y, por su propia naturaleza y lo incierto del resultado de las iniciativas tan innovadoras que emprende, “no es que tengamos una alta rentabilidad, pero tampoco el balance es desastroso”.

 

“Por una parte, hacemos proyectos de innovación a largo plazo, que pueden ser importantes para las empresas de aquí a cinco años. Y, por otro, nos ocupamos de proyectos que responden a necesidades de las empresas, que pueden ser más a la carta”, revela.

“Con gran pesar, debo decir que en los últimos dos años nos cuesta cada vez más incorporar a mujeres”

Cuenta con una plantilla de 83 personas, de las que el 90 % son tituladas superiores y alrededor de un 28 % doctoras. En un momento en el que escasean las vocaciones femeninas STEM, ¿en qué proporción están presentes las mujeres en la plantilla? El risueño rostro de Erauzquin se ensombrece un poco antes de responder. “Intentamos mantenernos en unos ratios que sean de equidad, pero no lo conseguimos. Estamos en un 62 % de hombres y un 38 % de mujeres. Y, con gran pesar, debo decir en los últimos dos años nos cuesta cada vez más incorporar a mujeres. Abrimos ofertas de trabajo de ingeniería y, de cada diez o quince personas que se presentan, solo una o ninguna es mujer”, lamenta.

A su juicio, el problema tal vez resida en que no se está explicando bien el trabajo de las personas tituladas en carreras tecnológicas, “que es muy importante para que la sociedad avance y sea mejor”: “El mundo se mueve por la tecnología. Reconozco que es muy bonito pensar que haciendo medicina podré ayudar a los demás, mientras que la ingeniería se asocia más al sector industrial y puede no resultar tan atractiva a priori”.

Medio en serio medio en broma, le preguntamos si puede influir el hecho de que haya muchas series de televisión donde se ensalza la profesión médica y ninguna centrada en la ingeniería. “Oye, pues no es ninguna tontería”, responde. Añade que, en cualquier caso, esta situación se reproduce en otros países. “En Alemania nos dicen lo mismo, que en los últimos cinco años se ha hecho muy difícil poder contar con mujeres. ¡En Alemania!”.

La actividad más conocida y llamativa de NAITEC es el proyecto NaVEAC Drive Lab, focalizado en el desarrollo de un prototipo de vehículo autónomo, eléctrico y conectado, que recientemente superó la prueba de recorrer un circuito urbano. La directora general de la entidad señala que solo es “el inicio, que no hemos hecho más que empezar“. Y destaca que, aunque está liderado por el equipo de Pamplona, “hay mucho trabajo asociado de otras áreas relacionado con temas de ingeniería, inteligencia artificial, comunicaciones, sensórica…”.

El trabajo de NAITEC ha merecido reconocimientos como el Premio Nacional de Tecnología 2021 en Industria 4.0.

El trabajo de NAITEC logró el Premio Nacional de Tecnología 2021 en Industria 4.0.

“Que nadie espere un modelo de diseño estilizado, un Tesla por ejemplo. Tiene más parecido con un vehículo lunar que con cualquiera de los coches que vemos por las carreteras. En realidad, es una plataforma para experimentar con diferentes componentes que posibilitan su circulación autónoma y que, cuando estén maduros, podrán ser transferidos a las empresas para incorporarlos a sus automóviles”, avanza. Asegura que cada vez los coches tienen más de máquina electrónica. “Es el futuro. Va por ahí, sin duda”. Un futuro que, en el caso del centro, “probablemente” se orientará hacia el hidrógeno como apoyo a la propulsión de vehículos, aunque aún no cuentan con las instalaciones necesarias.

“El mundo se mueve por la tecnología. Es fundamental para que la sociedad avance y sea mejor”

El trabajo de NAITEC ha merecido reconocimientos como el Premio Nacional de Tecnología 2021 en Industria 4.0, no demasiado publicitado “quizás por nuestro carácter reservado”, constata entre risas su directora general.

Erauzquin ahora se afana en instalar y poner en marcha el equipamiento tecnológico que ha adquirido gracias a los fondos recibidos de la Unión Europea y en profundizar en el ámbito de la sostenibilidad. “Siempre lo hemos tenido presente, pero lo vamos a extender a toda nuestra actividad, igual que la economía circular“.

TRAYECTORIA ESPACIAL

Nos habla de proyectos sobre vehículos autónomos o drones, soluciones IoT, electrónica impresa o recubrimientos funcionales… Términos que casi nos parecen de ciencia ficción, pero que son muy familiares para esta bilbaína que desde muy pequeña vivió en San Sebastián. Allí estudió Físicas y un máster de Materiales en Tecnun, la escuela de ingeniería de la Universidad de Navarra, a lo que sumó un doctorado en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Bilbao que realizó mientras trabajaba en ITP (Industria de Turbo Propulsores).

Después pasó, como directora del mercado aerospacial, a Tecnalia Research & Innovation, hasta que en 2007 llegó a Navarra para incorporarse a Gamesa en el puesto de directora de Procesos y Materiales. “Me tocó poner en marcha el laboratorio de Aoiz y el despliegue de su cadena de suministro en todo el mundo. Junto a mis compañeros, valoraba a los proveedores de todas las materias primas que utilizaba Gamesa en las palas, multiplicadoras, generadores…”, rememora.

 

Unos trabajos que califica de “apasionantes”, lo que nos lleva a preguntarle cómo le convencieron para cambiar Gamesa por NAITEC: “No es que me convencieran. La situación de la empresa cambió al pasar a ser Siemens-Gamesa, hubo mucha reordenación de actividades y me pareció que mi etapa allí había terminado. Cuando empiezas algo desde cero, lo sitúas en un nivel alto y ves que va perdiendo punch, pues…”. Es decir, no la llamaron para dirigir NAITEC cuando, a mediados de 2018, iba a ponerse en marcha el centro: “No, no fue un fichaje. Estaba trabajando en Laulagun, un fabricante de rodamientos. Allí era la directora técnica y aquello me gustaba, pero entonces surgió la oportunidad. Me presenté y me eligieron”.

No se arrepiente de la decisión. “¡En absoluto! A mí, todo lo que sea iniciar y poner en marcha cosas que supongan desarrollar la creatividad me encanta. ¡Aquí estoy en mi salsa!”, confiesa abriendo los brazos como para abarcar todo NAITEC.

Además, afirma que es donde puede aplicar y poner en práctica la totalidad de lo que ha ido aprendiendo a lo largo de su carrera. Porque se autocalifica como una mujer curiosa. “Siempre quiero aprender, saber más, conocer”. Una afirmación a la que añadimos que también es vitalista y apasionada. Se ríe antes de contestar. “Apasionada desde luego que sí, muy apasionada de la tecnología y de la innovación. Es lo que os decía sobre conocer más”. Y ya puestos, revela que también se considera “positiva” porque tiende “a ver el lado bueno” de las cosas.

“Me encanta todo lo que sea iniciar y poner en marcha cosas que supongan desarrollar la creatividad”

Ella es el claro ejemplo de que una mujer puede llegar a lo más alto en las profesiones tecnológicas. Pero ladea la cabeza al escucharnos decir que es un referente, y nos explica el porqué de sus dudas con un ejemplo: “Tengo dos hijos. Y uno de ellos, cuando aún no tenía claro a lo que iba a dedicarse y hablábamos sobre ello, me preguntaba lo que os decía antes, que no entendía muy bien el trabajo de un ingeniero. Yo le respondía ‘pues ya ves lo que hago’, pero no acababa de comprenderlo. ¡Si en mi propia casa no saben de que va esto, imagínate como será en familias sin gente en la tecnología!”. Termina la frase con una carcajada, otra evidencia de que se ha impuesto su perspectiva positiva: “Va a estudiar una ingeniería”.

Entra aquí para leer más Entrevistas de Trabajo.

Archivado en:

Naveac · NAITEC ·


To Top