miércoles, 10 agosto 2022

La UE proyecta duplicar su objetivo de uso de renovables para 2030

Más de 200 personas, entre las que figuraban unos cien representantes de empresas de las renovables, participaron este miércoles en la jornada 'Navarra: Pura Energía', celebrada en Madrid y que sirvió para mostrar el músculo de esta industria en la Comunidad foral. En dicho foro, el jefe adjunto de la Unidad de Renovables de la Comisión Europea, Antonio López-Nicolás, resaltó que la UE está negociando para que el uso de energías renovables alcance el 40 % en 2030, justo el doble de lo previsto en un primer momento. Una medida que, de aplicarse, supondrá una inversión adicional de 400.000 millones al año. Frente a este escenario, María Chivite se comprometió a seguir "impulsando el liderazgo de Navarra" en el sector, mientras que el consejero Mikel Irujo puso en valor la estrategia de Ejecutivo foral para que la región atraiga inversiones verdes.

Jesús Jiménez
Madrid - 23 febrero, 2022

El acto reunió a más de 200 personas en el Espacio Bertelsmann de Madrid. (Fotos: Víctor Ruiz / cedida)

La industria de las renovables de Navarra genera en la actualidad 10.700 empleos entre directos e indirectos, de los que 5.900 son de alta cualificación. Además, su facturación anual, 3.250 millones de euros, representa un 8,5 % del PIB industrial de la región y es el segundo sector más exportador, ya que el 80 % de su producción se destina a mercados internacionales. El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, ofreció estos datos en la inauguración de la jornada ‘Navarra: Pura Energía’, organizada por el propio Gobierno foral en colaboración con Enercluster. El encuentro, celebrado este miércoles en el Espacio Bertelsmann de Madrid, reunió en la capital de España a más de 200 invitados, entre los que figuraban representantes de unas cien empresas de renovables.

Ante ese auditorio, Irujo apuntó que la Comunidad foral “tiene una estrategia” para mantener su posición de referencia en Europa en transición energética. “Somos muy conscientes de los retos que tenemos encima de la mesa”, afirmó. Por eso, explicó que su departamento ha diseñado un plan basado en tres pilares: el fomento del autoconsumo, la eficiencia energética y una mayor generación de energía renovable. Y, además, recordó que ha diseñado un programa de ayudas por valor de 30 millones de euros. Un paquete destinado a que la Comunidad foral “sea atractiva” para unas inversiones verdes “que se han multiplicado por diez en los últimos años”.

María Chivite: “El sistema actual no es sostenible económica, social y ambientalmente”.

En esa misma línea, la presidenta de Navarra, María Chivite, se comprometió a seguir “impulsando el liderazgo de Navarra en el ámbito de las energías renovables”. “El sistema actual no es sostenible económica, social y ambientalmente”, incidió al tiempo que abogó por una transición energética “justa, inteligente, inclusiva, que genere empleo y oportunidades a nivel local”.

De esta manera, consideró una “oportunidad estratégica” que la Comunidad foral cuente con empresas tractoras “líderes mundiales” y con centro de decisión en Navarra. “Tenemos la responsabilidad de acompañar a la industria a alcanzar los objetivos que nos hemos marcado”. Y aunque reconoció que la complejidad del actual escenario, Chivite hizo hincapié en el respaldo de su Gobierno al sector. “Que nadie dude de nuestra decisión. El sector público va a prestar un apoyo relevante en el desarrollo y consolidación de proyectos renovables”.

En ese sentido, además, el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), Juan Carlos Castillo, garantizó el interés de las entidades locales por facilitar la implantación de instalaciones, la promoción de un consumo responsable y la aplicación de medidas de ahorro en ayuntamientos e instituciones locales.

NUEVOS OBJETIVOS

Previamente intervino el jefe adjunto de la Unidad de Renovables de la Comisión Europea, Antonio López-Nicolás. En su alocución, repasó cómo la Comisión Europea ha planteado quince propuestas legislativas para trasladar el Pacto Verde o ‘Green Deal’ a la legislación. Así, por ejemplo, se ha marcado como nuevo objetivo que el uso de energías renovables alcance un 40 % en 2030, justo el doble de lo previsto en un primer momento. La aplicación de este tipo de medidas (que ahora mismo está negociando la Comisión con el Parlamento y el Consejo europeos) “requerirá que la UE invierta alrededor de 400.000 millones de euros más cada año”, destacó.

Alcanzar esa cifra “supone un desafío importante para el sector, pero es factible porque contará con el apoyo de los 723.000 millones previstos en el Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia”. De esa cantidad, España recibirá 70.000 millones, de los que un 40 % se destinará a actividades climáticas y de transición energética. Ante ese escenario, López-Nicolás confío en el próximo Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de energías renovables e hidrógeno verde: “Es el camino para conseguir que las inversiones respondan a necesidades reales y nos permitan transformar nuestra economía y el sistema energético para beneficiar a nuestros ciudadanos y las empresas”.

Joan Gorizard (IDAE): “Esta jornada demuestra el buen punto de partida que tenemos para situarnos a la cabeza en transición energética”.

Siguiendo ese mismo argumento, Joan Groizard, director general del Instituto para el Ahorro y la Diversificación de la Energía (IDAE), indicó que el PERTE  quiere situar a España como “país pionero y líder por tecnologías y capacidades industriales (almacenamiento, digitalización de redes, flexibilidad y gestión de la demanda) en la generación y uso de hidrógeno verde”. “Esta jornada demuestra el buen punto de partida que tenemos para articular ese PERTE y situarnos a la cabeza en transición energética dada la trayectoria, conocimientos, potencialidades y fortaleza que presenta nuestro sector industrial”, .

RESTO DE LA JORNADA

El resto de la jornada ‘Navarra: Pura Energía’ se completó con cuatro mesas redondas, cada una de ellas centradas en una temática diferente y que permitió conocer más a fondo algunas de las grandes innovaciones que las empresas del sector proyectan implantar en la Comunidad foral. La primera estuvo protagonizada por Rafael Mateo, CEO de Acciona Energía, y Julio Castro, CEO de Iberdrola Renovables Energía. Fue moderada por Javier Villanueva, director gerente de Enercluster.

La segunda giró en torno a las oportunidades del hidrógeno verde y contó con José Luis Blanco, CEO de Nordex; Jesús Calavia, director general de Operaciones de Grupo Viscofan; Belén Linares, directora de Innovación de Acciona Energía; y Ana Ursúa, directora general de AIN.

A continuación, llegó el turno de la mesa ‘El almacenamiento como solución energética’, que contó con Pablo Ayesa, director general de CENER; José Manuel González, director técnico y de Innovación de MTorres; David Solé, director general de Ingeteam; y Jon Asín, gerente y cofundador de BeePlanet Factory.

En la última mesa, centrada en el presente y futuro de las energías renovables y su función como vector territorial, intervinieron Lucía París, directora de Financiación Pública de Siemens Gamesa; Diego Oliver, director general de Grupo Enhol; y el ya mencionado Juan Carlos Castillo, presidente de la FNMC.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN CON EL ESTADO

Por otro lado, el Ejecutivo foral aprobó este miércoles un acuerdo para firmar un protocolo general de actuación con el Estado con el fin de promocionar las comunidades energéticas locales en Navarra. El texto será suscrito entre el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial y el IDAE.

Desarrollo Económico y Empresarial firmará un protocolo de actuación con el IDAE para promocionar las comunidades energéticas.

Este instituto pretende abordar actuaciones para impulsar la generación de energía con fuentes renovables, el almacenamiento energético y la gestión de la demanda, así como aquellas relativas a la eficiencia energética  con el fin de “favorecer la integración de las energías renovables”. Todo ello “para fomentar las comunidades energéticas locales”.

Por su parte, el Plan Energético de Navarra 2030, dentro de la Estrategia Energética y ambiental de Navarra con horizonte 2030, establece que las políticas en esta materia tendrán como objetivo promover y apoyar proyectos locales de autoabastecimiento y redes inteligentes, “participando en estos proyectos tanto las comunidades vecinales como las comarcas”.

En virtud del protocolo que firmarán, ambas partes colaborarán “para aprovechar recursos con el fin de contribuir al cumplimiento de los objetivos nacionales en materia de energía y cambio climático”. Pero no conlleva gasto o compromiso económico ni para Navarra ni para el Estado. Una noticia que llega pocos días después de que el propio consejero Irujo presentara el proyecto de orden foral para otorgar seguridad jurídica a las comunidades energéticas.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top