Las vías que tendrán nuevos peajes, copadas por camiones de fuera de Navarra

sábado, 19 septiembre 2020

Las vías que tendrán nuevos peajes, copadas por camiones de fuera de Navarra

Según un estudio encargado por el Gobierno foral a la empresa Girder Ingenieros S.L.P, casi nueve de cada diez vehículos pesados que circulan por la A-1, la A-10, la A-15, la A-68 y la N-121-A proceden de otras regiones o países. El Ejecutivo navarro trata de argumentar así el porqué de los nuevos peajes que ha aprobado para dichas vías.

Redacción
Pamplona - 10 septiembre, 2020

El Gobierno de Navarra instalará nuevos peajes para vehículos pesados en cinco vías de la región. (Foto: cedida)

El 88% de los vehículos pesados que circulan por las cinco vías en las que el Gobierno de Navarra va a instalar nuevos peajes proceden de fuera de Navarra. En concreto, las vías afectadas son la autovía del Norte (A-1), la autovía de la Barranca (A-10), la autovía de Leitzaran (A-15), la autovía del Ebro (A-68) y la carretera Pamplona / Iruña-Behobia (N-121-A). Esa es la principal conclusión de un estudio encargado por el Ejecutivo foral a la empresa Girder Ingenieros S.L.P y llevado a cabo sobre la composición del tráfico de los vehículos pesados que circulan por estas cinco carreteras.

El Gobierno foral, que trata de argumentar así el porqué de una medida que ha generado el rechazo de las principales asociaciones navarras de transportistas, señaló en un comunicado que la A-1 presenta un porcentaje más elevado de vehículos pesados de fuera de Navarra, con casi el 97 %. Este dato “evidencia que esta vía, limítrofe con otras comunidades, sería empleada por vehículos de largo recorrido o que realizan desplazamientos entre diferentes territorios”. En el lado opuesto se sitúa la A-10, con cerca de un 75 % de vehículos pesados de fuera de la región. El Ejecutivo foral, sin embargo, remarcó que “tanto el inicio como el final” de esta autovía se encuentran dentro de Navarra.

El estudio se elaboró mediante un registro automatizado de matrículas “a través de un sistema avanzado”. El equipo empleado, conformado por cámaras de vídeo y un software de reconocimiento de matrículas, permitió “discriminar los vehículos según su tipología” y realizar la lectura automática de las matrículas mediante la tecnología LPR. Posteriormente, se llevó a cabo la fase de postprocesado de datos. Con el objetivo de recoger la composición de tráfico “que más se asemeja a la realidad”, la campaña de muestreo fue realizada los días laborables y en dos puntos kilométricos concretos de cada una de las carreteras analizadas. La principal limitación del estudio “reside en la duración de la toma de datos”. Por eso, el Ejecutivo navarro advirtió de que posibles fluctuaciones en la composición del tráfico conllevarían una variabilidad de los resultados.

DESGLOSE POR VÍAS

Por la A-1, autovía del Norte, Límite Araba / Álava- Límite Gipuzkoa, circulan a diario en torno a 6.000 vehículos pesados. Según los datos registrados, el 97 % de vehículos pesados que transitan por ella son de fuera de Navarra, frente a solo un 3 % de la Comunidad foral. La carretera de Altas Prestaciones, N-121-A, Pamplona / Iruña -Behobia, de 50,77 kilómetros de longitud, tiene una circulación media diaria de más de 2.800 vehículos pesados. De ellos, el 87 % son de fuera de Navarra, frente a un 13 % que serían de la Comunidad foral.

La A-1 es la que presenta un porcentaje más elevado de vehículos pesados de fuera de Navarra, con casi el 97 %.

Con una longitud de 32,44 kilómetros, la A-68, autovía del Ebro – Castejón-Cortes, tiene una circulación media diaria cercana a los 5.000 vehículos pesados. Esta vía registra cifras similares a la N-121-A: un 88 % de los camiones son de fuera de Navarra y un 12 % son vehículos pesados navarros. Por la A-15, autovía de Leitzaran, AP-15-Límite Gipuzkoa, que tiene una longitud de 27,61 kilómetros, circulan en torno a 2.600 vehículos pesados de media cada día. Según los datos recabados, el 23 % de estos son navarros frente al 77 % que no lo son.

La A-10, autovía de la Barranca – Irurtzun-Altsasu / Alsasua, tiene una longitud de 30,44 kilómetros y una circulación diaria de vehículos pesados de en torno a 2.300 camiones. De ellos, cerca del 75 % serían de fuera de la Comunidad foral frente a un 25 % de Navarra. En los túneles de Belate, en sentido Pamplona (sentido decreciente), el 83,5 % de los vehículos pesados son de fuera de la región, y en sentido Behobia (sentido creciente) la cifra aumenta a 84 %.

PEAJES EXCLUSIVAMENTE A VEHÍCULOS PESADOS

La propuesta del Departamento de Cohesión Territorial, aprobada en junio por PSN-PSOE, Geroa Bai, EH Bildu Nafarroa, Podemos Ahal Dugu e Izquierda-Ezkerra, se fundamenta la implantación de peajes exclusivamente a vehículos pesados en cinco vías de alta capacidad (A-10, A-15, N-121-A, A-1 y A-68). Esta alternativa, según del Gobierno de Navarra, “se fundamenta en los principios europeos de ‘quien usa paga’ y ‘quien contamina paga’ y posibilitará ingresar, según cifras iniciales y orientativas, hasta 45 millones de euros anuales”.

El Ejecutivo foral justificó esta medida asegurando que la tarificación a vehículos pesados en vías de alta capacidad se encuentra “ampliamente extendida” en la Unión Europea. En concreto, puso nuevamente como ejemplo a países como Alemania, Portugal, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca, Suecia, República Checa o Polonia, que “tienen implantados peajes en el 100 % del territorio” y a otros como Francia o Italia, que los tienen “en su mayor parte”. En este sentido, alegó que España es “una excepción” al respecto, pues “únicamente” el País Vasco los ha aplicado “en prácticamente todas sus vías de alta capacidad”.

Asimismo, el Gobierno navarro aseguró que este tráfico pesado “puede considerarse ‘de paso'”, alegando que la región dispone de una posición geográfica “estratégica” como puerta de entrada y salida del tráfico internacional pesado proveniente “de Europa y hacia Europa”. 

LA VISIÓN DE LOS TRANSPORTISTAS

Tras la publicación del estudio, la Asociación de Transportistas de Navarra (Tradisna) y la Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por Carretera y Logística (ANET) emitieron un comunicado conjunto en el que aseguraron que el informe elaborado por Girder Ingenieros S.L.P, tiene un “claro sesgo tendente a defender la postura prefijada” por el Gobierno de Navarra. Tanto Ignacio Orradre, secretario general de ANET, como Alberto Latorre, coordinador de Tradisna, dijeron “desconocer” los datos reales del estudio: “No se nos han trasladado ni los resultados ni los parámetros sobre los que se ha realizado y lo interpretamos como una intención clara de imposición y no diálogo por parte del Gobierno de Navarra”.

Tradisna y ANET criticaron que el estudio tiene un “claro sesgo tendente a defender la postura prefijada” del Gobierno foral.

Asimismo, ignoraban si la toma de datos “se ha efectuado en los puntos donde se van a implantar los postes de control de peajes” , si “se ha hecho en horas determinadas” y si “se ha tomado en consideración los retornos de las empresas navarras”.

Finalmente, las dos asociaciones denunciaron “la postura no dialogante y la falta de transparencia” del Ejecutivo foral en “el traslado de información, los costos de puesta en marcha de la sociedad pública que explotaría los peajes, así como la intención final de extender los mismos a todo tipo de vehículos, no solo para transporte pesado”.

Entra aquí para leer más sobre economía. 

 


To Top