domingo, 26 septiembre 2021

Ley de ‘Startups’: un primer paso que el sector califica de insuficiente

El anteproyecto de la Ley de Startups, aprobado el pasado seis de julio en el Consejo de Ministros, ya está siendo sometido a audiencia pública. El texto recoge una batería de incentivos fiscales, a la inversión y a la atracción del talento, que pretenden fomentar el emprendimiento en España. Entre las medidas, destaca la reducción del Impuesto de Sociedades y de la Renta de las Personas No Residentes del 25 % al 15 %. Los responsables de cuatro startups navarras han conversado con NavarraCapital.es y han señalado que es un primer paso, pero que echan en falta otro tipo de medidas.

Iranzu Larrasoaña
Pamplona - 27 julio, 2021

La Ley de Startups contempla la rebaja del la rebaja del Impuesto de Sociedades del 25 % al 15 %. (Foto: cedida)

La Ley de Startups ya se está tramitando después de que el pasado seis de julio el Consejo de Ministros aprobará el borrador del anteproyecto, que se acaba de someter a audiencia pública. Se trata de una batería de incentivos fiscales, a la inversión y a la atracción del talento, que pretenden fomentar el emprendimiento en España.

El documento recoge como medida protagonista la rebaja del Impuesto de Sociedades y de la Renta de las Personas No Residentes del 25 % al 15 %. Otro de los puntos, relativo a las stock options como medio de retribución a los trabajadores de las startups, busca ampliar la exención de los 12.000 euros actuales a 45.000. Asimismo, incluye medidas para atraer el talento, como la creación de un visado para personas que teletrabajen o sean ‘nómadas digitales’.

Los responsables de cuatro startups navarras han conversado con NavarraCapital.es y han ofrecido su valoración sobre el anteproyecto de ley. Coinciden en la necesidad de crear un marco legal específico para las startups debido a sus particularidades, pero señalan que solo es un primer paso y que echan en falta otro tipo de medidas.

A Mariano Oto, gerente de Nucaps Nanotechnology, le gustaría ver “una mayor distinción entre startup y startup innovadora” dentro del texto. No obstante, reconoce que le parece interesante que, dentro de la definición que marca el documento, “se haya ampliado el plazo en el caso de las empresas de biotecnología, energía e industriales”. Así, el anteproyecto considera startup a las empresas en las que no han transcurrido más de cinco años desde su creación o siete en el caso de las excepciones marcadas.

Pero para Leyre Ruete, socia fundadora de Eversens, esta medida se queda corta. “Mi startup centra su actividad en el mundo del producto sanitario, un sector muy regulado”, explica. Y eso implica que los tiempos son muy largos. “En muchos casos, escapan a tu control”, lamenta. “No es que no quiera certificar mi producto de hoy para mañana. Ahora que tengo que certificar uno nuevo, igual el expediente me lo empiezan a mirar en febrero del año que viene”. Sin embargo, su sector no entra dentro de las excepciones marcadas y Ruete pide que se analicen con más profundidad otros sectores que puedan necesitar también un mayor proceso de maduración.

Amaia Rodríguez (The Gravity Wave): “Está muy enfocada en las tecnológicas y deja bastante de lado a las compañías sociales y con impacto positivo”.

También en The Gravity Wave hacen referencia a esa definición de startup. Amaia Rodríguez, socia cofundadora, ve con buenos ojos que el anteproyecto de ley “plantee sacar distintas opciones para un tipo de empresa tan distinta de la tradicional”. Sin embargo, considera que la ley “está muy enfocada en las tecnológicas y deja bastante de lado a las compañías sociales y con impacto positivo”. Por eso, insiste en que el texto final debería recoger  “una forma legal de empresa social”.

Asimismo, la cofundadora de esta startup se muestra preocupada porque, “las compañías tienen que hacer mucho esfuerzo en la parte del talento”. Ella confía en que sea, precisamente, en esa parte donde se puedan beneficiar de la nueva ley. “Yo creo que nos facilitará las cosas a la hora de contratar a gente nueva”. Pero, al mismo tiempo, pide más flexibilidad. “Hay muchas condiciones después y  nosotros, por ejemplo, tenemos muchísimos picos de demanda y otros de sequía. Hay unos meses que necesitas ampliar el equipo y otros que tienes que prescindir de algunas personas porque, si no, no sobrevives”, ejemplifica.

LA EXENCIÓN DE LAS ‘STOCK OPTIONS’

Mariano Oto (Nucaps): “La exención en tributación facilitará la incorporación de personal en muchas startups“.

Uno de los puntos más aplaudidos por los agentes consultados es el del aumento de la exención en las stock options. “La exención en tributación facilitará la incorporación de personal en muchas startups“, vaticina Oto. Sin embargo, algunos, como Ruete, se muestran precavidos y opinan que la medida en cuestión se deja un punto importante. “Es una forma de retener el talento que la empresa genera”, coincide con Oto la fundadora de Eversens. Pero remarca que, “si les haces tributar en el momento en el que se ceden las acciones puedes arruinar a muchas persona”. Por eso, se muestra partidaria de que la tributación se realice “en el momento de la venta de las acciones”.

Leyre Ruete (Eversens): “Ya está demostrado que una persona que haya tenido un fracaso con una startup tendrá más éxito con las siguientes”.

Los consultados también se han mostrado de acuerdo en que el anteproyecto no puede castigar la experiencia del emprendedor. “No se entenderá que una empresa es de nueva creación cuando alguno de sus fundadores lo hubiera sido de una primera o segunda empresa emergente que se hubieran beneficiado de esta ley, aunque hubieran perdido esa condición por extinción prematura de la sociedad”. Las valoraciones hacen referencia a este punto recogido en el anteproyecto. En ese sentido, Carlos Ruiz, CEO de Pyroistech entiende que se trata “de un error de redacción del borrador que se corregirá en el futuro”. No obstante, reconoce que, de ser así, “no tendría en cuenta la propia naturaleza de este tipo de empresas y su alto grado de fracaso”.

En esa línea, Ruete destaca que “ya está demostrado que una persona que haya tenido un fracaso con una startup tendrá más éxito con las siguientes”. Pero reconoce que sí que hay que establecer mecanismos para que “no existan al mismo tiempo dos empresas en las que un mismo emprendedor se beneficie de los incentivos”.

Carlos Ruíz (Pyroistech): “Me resulta difícil de comprender que la pérdida de los beneficios se producirá de forma abrupta”.

“También me resulta difícil de comprender que la pérdida de los beneficios proporcionados por la ley se producirá de forma abrupta”, comenta el CEO de Pyroistech. Y matiza que “está claro que deben tener un límite temporal definido, pero debería de ser gradual y atendiendo a la situación particular de cada empresa”.

En cuanto al acceso a esos beneficios, lamenta que “esto tiene los tintes de convertirse en un proceso lento y burocratizado”. A su juicio, la ley debería simplificar los procesos al máximo. “Para ello, es necesario establecer unos criterios simples y fáciles de entender para que las empresas puedan acogerse lo más rápido a los beneficios”, pide. 

Por su parte, Oto concluye su análisis comentando que “faltan medidas para apoyar el crecimiento”. Así, explica que “se está apoyando la creación de empresas, pero lo importante es que esas empresas puedan desarrollarse de una manera rápida”. A pesar de todo, el gerente de Nucaps se muestra optimista: “Espero que durante la audiencia pública y la tramitación de la ley se vaya mejorando en ese sentido”.

Entra aquí para leer más noticias sobre emprendedores.


To Top