martes, 16 agosto 2022

Los ochos restaurantes navarros que han recibido un Solete de Carretera

La Guía Repsol elabora una lista con establecimientos "apetecibles" que se pueden encontrar de paso "durante un viaje en carretera". Entre los 319 locales incluidos en la lista se encuentran Iratzar (Etxarren, valle de Arakil), Izar-Ondo (Arbizu), La Conrada (Puente la Reina), La Parada de Zuriain (Zuriain, Esteribar), Venta de Muguiro (Mugiro) y El Lechuguero (Cascante), Venta de Ulzama (Arraitz-Orkin) y Arkangoa Taberna (Altsasu/Alsasua).

Redacción
Pamplona - 5 abril, 2022

Iratzar Jatetxea, en Etxarren, es uno de los restaurantes incluidos en la lista. (Foto: Maite H. Mateo)

La Guía Repsol ha lanzado los Soletes de Carretera, una nueva calificación centrada “en establecimientos que se pueden encontrar de paso durante un viaje en carretera”. Se trata, en este sentido, de “sitios apetecibles donde tomar algo o comer a un precio asequible”.

“Nos lo estaban pidiendo nuestros usuarios, nuestros conocidos y también los amigos. Tras el éxito de los Soletes de Verano, que lanzamos por primera vez a finales de junio de 2021, y más recientemente, los Soletes de Otoño, hemos querido identificar estos más de 300 Soletes de Carretera para que la gente los pudiera descubrir durante la Semana Santa“, explicó María Ritter, directora de Guía Repsol.

Ocho de esos 319 locales se encuentran en las carreteras navarras. En concreto, los restaurantes distinguidos con este sello en la Comunidad foral fueron Iratzar (Etxarren, valle de Arakil), Izar-Ondo (Arbizu), La Conrada (Puente la Reina), La Parada de Zuriain (Zuriain, Esteribar), Venta de Muguiro (Mugiro) y El Lechuguero (Cascante), Venta de Ulzama (Arraitz-Orkin) y Arkangoa Taberna (Altsasu/Alsasua). Estos dos últimos establecimientos ya habían sido reconocidos en la segunda entrega de los Soletes, celebrada en noviembre de 2021. 

Venta de Ulzama y Arkangoa Taberna ya habían sido reconocidos en la segunda entrega de los Soletes, celebrada en noviembre de 2021.

Tras la primera edición, “centrada en descubrir chiringuitos y terrazas desde los que exprimir el verano”, la entrega otoñal tuvo como objetivo “reconocer el trabajo de esos negocios que acompañan a diario: el menú del día que reconforta en mitad de una jornada de trabajo, o la barra donde quedar con amigos cuando llega el fin de semana”.

Ahora, los expertos en gastronomía de Repsol repartidos por todo el territorio “dieron un paso más allá, detectando los sitios a los que recurrir cuando el camino comienza a pesar y apetece hacer una parada, ya sea rápida o para detenerse un buen rato”.

Así, Guía Repsol rastreó los tramos de autovías y carreteras nacionales “más transitados del territorio” para preparar una selección que incluye ventas, áreas de servicio, cafeterías, asadores en pueblos pequeños, terrazas “en mitad de la naturaleza”, barras “de calidad”, sidrerías y hamburgueserías.

Al igual que en anteriores ediciones, el diseño del Solete lleva la firma de Luis Úrculo. “Se ha querido continuar la misma línea gráfica, para garantizar que sean reconocibles y se relacionen rápidamente con Guía Repsol, pero adaptándola al carácter de la nueva calificación: amable, cercano y universal”, aseguró la firma en un comunicado.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top