Gobierno foral y sindicatos, desbordados ante "la cascada" de ERTE

sábado, 4 abril 2020

Gobierno foral y sindicatos, desbordados ante “la cascada” de ERTE

Javier Remírez, vicepresidente primero, afirmó este lunes que es "muy pronto" para precisar el número de empresas afectadas. Y en CCOO confirmaron a NavarraCapital.es la recepción de "docenas de consultas" de cierres. Por eso, desde los sindicatos demandaron crear "una comisión" que regule esta situación y evite "un caos en derechos".

Jesús Jiménez
Pamplona - 16 marzo, 2020

La actividad en la industria auxiliar de la automoción disminuyó en gran medida tras el cierre de VW Navarra. (Foto: Víctor Rodrigo).

El tejido productivo e industrial de Navarra se ha visto sacudido en estas últimas horas por lo que los expertos definen como “la aparición de un cisne negro”. La irrupción inesperada de una pandemia tan devastadora como el coronavirus se ha cobrado, además de vidas humanas, la gran pieza del puzzle económico foral: Volkswagen Navarra. De hecho la planta de Landaben es la primera gran fábrica de la región que anuncia públicamente la solicitud de un ERTE “por fuerza mayor”, fórmula que previsiblemente van a aplicar miles de pymes y grandes empresas en toda España. Sin duda, todo un zarpazo cuya onda expansiva resulta muy difícil de medir en estos momentos tanto para el Gobierno de Navarra como para las organizaciones sociales.

Ante ese escenario, inédito y en continua evolución según pasan las horas, el Ejecutivo foral ya ha decretado “el aumento de la plantilla del servicio de Trabajo” para atender la tramitación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Así lo manifestó este lunes el vicepresidente primero del Ejecutivo foral, Javier Remírez.

Javier Remírez: “Es muy pronto para saber datos exactos, aunque tenemos constancia de que hay conversaciones abiertas entre empresarios y sindicatos”. 

En dicha comparecencia y a preguntas de NavarraCapital.es, Remírez dijo también que “es muy pronto” para saber el número de empresas que han enviado a sus trabajadores a su casa o que han presentado un expediente. No obstante, añadió que ya “hay conversaciones abiertas” entre empresarios y sindicatos al respecto. Y entre tanto, su compañero de partido Ramón Alzórriz, portavoz del PSN en el Parlamento foral, hacía hincapié en que “siempre que las condiciones de salud lo permitan, es necesario mantener la actividad industrial navarra que sostiene el sistema económico y social de nuestra comunidad”.

LOS SINDICATOS

Mientras, desde los sindicatos se lanzaba un mensaje mucho más preocupante. En CCOO, por ejemplo, señalaron a este medio que en estos momentos hay “una cascada” de tal magnitud que “nadie sabe” con precisión cuántas compañías han cerrado ya, cuántas están en proceso y cuántas ya han iniciado o van a iniciar un ERTE en los próximos días. “Recibimos docenas de consultas sobre cierres de bares, pequeños comercios, grandes empresas…”, remarcaron.

En aquellas compañías donde no hay representación sindical, las organizaciones sociales piden que “los ERTE se puedan negociar en el ámbito sectorial, como se hace con los convenios“.

Por eso, han realizado una doble petición al Gobierno de Navarra. Por un lado, la creación de una comisión paritaria formada por el Ejecutivo foral, empresarios, sindicatos e Inspección de Trabajo, “que regule esta situación y evite un caos en derechos“. Por el otro, que en aquellas compañías donde no hay representación sindical “los ERTE se puedan negociar en el ámbito sectorial, como se hace con los convenios“.

LOS PRIMEROS AFECTADOS

Con el fin de tener una primera visión de lo que ha supuesto hasta ahora el estallido del coronavirus para el tejido industrial navarro, mostramos una relación de algunos de los casos ya conocidos en las últimas horas:

1.- Volkswagen Navarra. Este domingo, la Dirección decidió paralizar la actividad de forma inmediata y hasta nuevo aviso, de forma consensuada con el Comité de Empresa, por dos motivos. Primero, la empresa admitió, tal y como sostenían los sindicatos, “la imposibilidad de garantizar la salud de los trabajadores por las cada vez más exigentes medidas de seguridad definidas por las autoridades sanitarias”. Y, por otra parte, atribuyó la medida a la “falta de personal” registrada al inicio del turno de las 20:00, lo que impidió “arrancar las instalaciones”.

Ahora, ambas parte han acordado un ERTE “por fuerza mayor” en su plantilla, compuesta por 4.800 personas. Y la Dirección anunció este lunes su tramitación. El caso de la planta de Landaben afecta, inevitablemente, a toda la industria auxiliar, que aglutina a unos 5.000 trabajadores. Y, muy especialmente, a los 1.700 empleados de las empresas proveedoras de la firma alemana.

2.- TRW decidió no producir este lunes 16 de marzo y está a la espera de adoptar una decisión pactada entre la empresa y los representantes de sus 520 trabajadores.

3.- Liebherr Industrias Metálicas. La empresa, donde trabajan unas 250 personas y ubicada en el polígono de Agustinos, también ha paralizado su actividad por el momento.

4.- Benecke Kaliko. Conocida antes como Gorvi, echó el cierre el pasado viernes. La empresa especializada en poliéster y poliuretano emplea a casi 100 personas.

5.- Faurecia, que ya cerró su planta ubicada en Burlada a finales de 2019, es otra de las industrias que ha echado la persiana en Landaben.

6.- KWD, proveedora de conjuntos de soldadura para Volkswagen, ha cerrado.

7.- Gestamp, también proveedora de conjuntos de soldaduría para la compañía almana, emplea a 400 personas, pero este lunes por la mañana solo estaban trabajando medio centenar de ellas.

8.- Reybesa. La principal proveedora de carretillas de la factoría de Landaben se mantiene a la espera de la evolución del mercado. Pero al menos por ahora, prestará un servicio especial de atención “a toda la industria de bienes de primera necesidad y a todo cliente con incidencias urgentes”.

8.- BSH. El Comité de Empresa solicitó el domingo el cierre. Pero, por el momento, la planta de electrodomésticos, donde trabajan 640 personas, continúa operativa. Los sindicatos reclamaron que al menos se cumpla mínimamente “el protocolo que la misma empresa ha diseñado ante esta alarma sanitaria”.

9.- Kybse. El mayor fabricante de productos hidráulicos de Japón, y uno de los principales proveedores mundiales de amortiguadores para la automoción, también continúa su actividad, a pesar de que este domingo el Comité de Empresa y la Dirección estuvieron negociando un posible cierre hasta bien entrada la noche. Pero este lunes seguía operando, aunque se tomaran algunas medidas como la entrada a la fábrica y los vestuarios uno por uno o la toma de temperatura en el acceso.

10.- MAPSA. Entre las últimas empresas en incorporarse a esta lista se encuentra la fábrica de llantas de Orkoyen que anunció este martes el cierre de sus instalaciones desde el 19 de marzo, jueves, a las 6 de la mañana y por un período de 15 días. Como en el caso de VW Navarra, sus responsables lo justifican por una causa de “fuerza mayor”. 

Entra aquí para leer más sobre la incidencia del coronavirus en Navarra.


To Top