lunes, 26 octubre 2020

Los ERTE, el posible chaleco salvavidas de muchas empresas navarras

NavarraCapital.es analiza cómo la pandemia del coronavirus está afectando a los seis sectores estratégicos de la economía foral. La información va cambiando hora tras hora, pero en algunos de ellos los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo parecen la única salida posible para amortiguar la caída. Eso sí, hay muchísimas preguntas por responder, que dependen de las próximas decisiones de los gobiernos central y navarro.

Gorka Moreno | Yosune Villanueva
Pamplona - 15 marzo, 2020

Los bares estarán cerrados durante al menos quince días. (Foto: Maite H. Mateo)

Parece el chaleco salvavidas al que muchas empresas se agarran o prevén agarrarse en los próximos días para amortiguar una crisis económica de consecuencias impredecibles. Las siglas ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), antaño causa de tantos temores y conflictos laborales, se extienden entre algunos sectores estratégicos de la economía navarra casi con tanta rapidez como la pandemia del coronavirus. Ahora mismo, de hecho, parecen el menos malo de los males, aunque quedan demasiados interrogantes por responder como para afirmar con rotundidad hasta qué punto paliarán la caída.

Por el momento, las compañías que cesen su actividad deberán abonar las nóminas de sus trabajadores y sus cotizaciones sociales hasta que apliquen el ERTE correspondiente o el Gobierno central anuncie algún tipo de medida extraordinaria. Así lo establece la legislación laboral.

En principio, está previsto que el martes se publique una nueva normativa nacional, que agilice y flexibilice este tipo de iniciativas y que, un día más tarde, el Ejecutivo navarro anuncie su paquete de medidas económicas tras los contactos mantenidos con todos los sectores. Habrá que ver entonces cómo se afronta este escenario porque, a priori, los afectados por los ERTE tienen derecho a la prestación por desempleo. E inevitablemente surge la duda de si las arcas públicas podrían asumir un gasto de tal magnitud.

Las empresas que cesen su actividad deberán abonar las nóminas de sus trabajadores hasta que apliquen el ERTE o el Gobierno anuncie algún tipo de medida extraordinaria.

Entre tanto, en la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) tienen claro precisamente dónde focalizar ahora mismo sus esfuerzos. De hecho, la patronal está manteniendo contactos con la CEOE, CEPYME, la Delegación del Gobierno de España en Navarra y el Gobierno foral para lograr que se reconozcan “como causa de fuerza mayor las suspensiones de contratos de trabajo y las reducciones de jornada (ERTE) en las empresas”.

Así, la declaración del estado de alarma por parte de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, se entiende como un paso adelante en este sentido. “Esta circunstancia puede influir en la calificación de las causas de los ERTE y, por lo tanto, atender lo reclamado por el sector empresarial, pudiendo abrir la puerta a la presentación de ERTE por fuerza mayor”, señalan en la patronal.

Este domingo, además, la CEN reenvió un comunicado conjunto de la CEOE y CEPYME, en el que ambas organizaciones reiteran las principales demandas de los empresarios españoles, todas ellas encaminadas a poner en marcha mecanismos útiles y rápidos que garanticen la liquidez a las empresas y autónomos. Porque el objetivo más prioritario es “evitar su quiebra inmediata”. La primera, precisamente, se centra en la “simplificación y agilización” de los ERTE con efecto retroactivo y el reconocimiento “de una fuerza mayor” para su presentación.

La patronal considera fundamental que la situación actual se considere “de fuerza mayor” para poder agilizar los expedientes en las compañías afectadas.

También demandan suspender la obligación de pago de las cotizaciones por parte de la empresa, mientras que, del lado de la persona trabajadora, se contemple el acceso a la protección por desempleo sin exigir periodo de carencia y sin perjuicio del reconocimiento de futuras prestaciones por desempleo.

Igualmente, califican como “imprescindible” facilitar la realización del teletrabajo, entendiendo por cumplida la obligación de las empresas “de evaluar los riesgos con la autoevaluación realizada por el propio trabajador”; abogan por los aplazamientos y fraccionamientos de pago de manera automática y sin intereses por un plazo “suficiente”; y solicitan tanto la “urgente puesta en marcha de una línea de avales públicos que facilite el acceso al crédito por parte de las empresas”, especialmente de pymes y autónomos, como el abono por parte de administraciones públicas de las facturas pendientes a proveedores.

Ante esta complejísima tesitura, este medio quiere ofrecer a sus lectores un análisis de la situación en la que se encuentran los principales sectores económicos de la Comunidad foral, con la información recabada hasta la fecha.

AUTOMOCIÓN Y MECATRÓNICA

La negociación del ERTE en Volkswagen Navarra ha dado un giro radical. Después de días de conversaciones, los sindicatos reclamaron ayer el cese de la actividad en la planta de Landaben desde este mismo lunes, aunque la Dirección de la empresa aún no ha comunicado ninguna decisión oficial al respecto. “Las cosas se están complicando mucho y ya no hay que pensar en clave de competitividad. Nuestra intención es que no haya ninguna actividad de producción y, por lo tanto, parar la fábrica. Creemos que hay que cerrar. Existe una psicosis muy grande y la gente está muy nerviosa”, apuntaban desde CCOO.

El cierre de Landaben provocaría una “cascada” de ERTE en numerosas compañías auxiliares, según CCOO.

El hipotético cierre de la fábrica generaría probablemente un efecto “cascada” en otras empresas, según advirtió recientemente el secretario general de la Federación de Industria de CCOO de Navarra, Josema Romeo.

De hecho, el sindicato calcula que unos 1.700 trabajadores de numerosas compañías auxiliares se verían ‘arrastrados’ por la paralización de la firma alemana. Neimsa, Gestamp, ID Logistic, Landaben Logistic, SNA, Volkswagen Group Services, KWD, Schnelecke y Tecnoconfort son algunas de las compañías sobre las que planea esta amenaza.

Ya lo advirtió el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, en el último de los Desayunos Empresariales organizado por NavarraCapital.es el pasado 5 de marzo: “El coronavirus va a ser un tsunami para los fabricantes. Su efecto es muy fuerte, pero tardío. Y no solo eso. Cuando el virus pase, habrá que ver en qué situación deja a la Comunidad foral para afrontar los riesgos del órdago lanzado por Marruecos con el fin de implantar empresas auxiliares de la automoción en el país africano. El director gerente del fabricante de llantas Mapsa, Miguel Ugalde, hacía un preocupante análisis del peligro que la deslocalización supone para la industria foral.

“Concede ayudas increíbles, que dejan cualquier previsión de inversión en el territorio peninsular completamente fuera de juego. Si a eso sumamos unos costes de mano de obra infinitamente menores a los que tenemos nosotros, la ventaja competitiva de Marruecos es muy importante, casi al límite de lo que puede reaccionar la industria convencional asentada aquí. Hay un riesgo severísimo de que deje fuera del mercado a una parte importante de los que producimos en Navarra”, destacó Ugalde a este medio. Una circunstancia a la que se suma el cese de los vuelos y el transporte marítimo de pasajeros entre España y el país africano.

ENERGÍAS RENOVABLES

Las renovables son otro sector importante para la S3 y se están viendo directamente afectadas por la falta de suministros desde China. Así lo explicó Alberto Madoz, presidente de Fluitecnik, en un encuentro sobre el coronavirus que tuvo lugar en Cámara Navarra: “El mayor porcentaje de material de las renovables que se fabrican en el mundo se hacen en China. Luego si te dedicas a este sector y no estás en China, estás fastidiado”.

Por esto mismo, el cierre de China al mundo, a finales de enero, dejó las exportaciones navarras al país asiático en punto muerto y redujo al mínimo nuestras importaciones. Tal y como comentó  Íñigo Ochoa, director gerente de Cargo Service en Pamplona, los puertos estuvieron “paralizados” durante varias semanas, con infinidad de envíos españoles sin descargar y mercancías para la importación bloqueadas. Pero como los cargamentos entre España y China tardan “entre 30 y 35 días” aproximadamente en cubrir el trayecto, los navíos que ya estaban en tránsito cuando comenzó la crisis pudieron suministrar mercancías, con muchas dificultades, a nuestro país.

El cierre de China al mundo, a finales de enero, dejó las exportaciones navarras al país asiático en punto muerto y redujo al mínimo nuestras importaciones.

Pero ese flujo se acabó y, en la misma línea, Ángel Tellechea, CEO de Gimex, cuya compañía de transporte aéreo, marítimo y terrestre opera en exclusiva los envíos ferroviarios de mercancías desde la Terminal TIN de Noáin, cree que muchas empresas navarras dependientes de las importaciones chinas dejarán de recibir mercancías debido a ese lapso de tiempo en que no zarparon barcos. A partir de ese instante, la continuidad de su actividad, salvo en el caso de aquellas que cuenten con grandes stocks, se antoja muy complicada. En este momento, “desde China solo está zarpando el 25 % de los barcos que suelen hacerlo normalmente”, apostilló Ochoa.

Y en esa misma línea se manifiestó Enekoitz Duarte, director de la Plataforma Marítima Multimodal, ubicada en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT) y dependiente del Puerto de Bilbao. “Está habiendo alguna salida (rumbo a China) y se están consiguiendo algunos espacios, pero muy reducidos y muy caros por esa falta de disponibilidad de contenedores. Nos está tocando mucho trabajo de gestión de problemas y se avecinan semanas muy complicadas en general”, corroboraba.

TURISMO INTEGRAL

Los hoteles navarros intuyen que el cierre, para muchos, es cuestión de tiempo. Y, de hecho, algunos como el Hotel Pamplona El Toro, el Castillo de Gorraiz o el Hotel Andía ya han dado el paso. Otros, por ahora, han clausurado sus restaurantes y cafeterías y mantienen unos servicios mínimos debido a la pandemia del coronavirus. Pero es probable que, en los próximos días, más hoteles echen el cierre.

Los bares y restaurantes ya han cerrado, igual que algunos hoteles como El Toro, el Castillo de Gorraiz o el Andía.

Como ya adelantó NavarraCapital.es, la situación de los hoteles de Pamplona es dramática. Su ocupación es mínima, las reservas se han desplomado… Y en medio de esta espiral, Sara Martínez, presidenta de la Asociación de Hoteles de Pamplona, explicaba que su colectivo quiere arrimar el hombro, como también lo están haciendo otros colegas de distintas comunidades. Por eso se adelantan a las necesidades futuras que puedan surgir y se ofrecen al Ejecutivo navarro para lo que necesite. “Vivimos momentos muy duros para todos. Y deseamos ayudar en todo lo posible. Eso sí, las decisiones al respecto deben tomarlas las autoridades”, aclaró a este medio. En su caso, la clausura es “por responsabilidad social”.

Otro de los pilares del turismo navarro, los bares y restaurantes, ya están totalmente cerrados. Y en este escenario, la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra tiene claro cuál es el paso siguiente a dar. Por eso, este viernes recomendó a todos ellos, igual que a los responsables de los hoteles, que inicien la tramitación masiva de ERTE. Creen, al igual que la CEN, que la situación es de fuerza mayor y que la Administración facilitará la toma de estas medidas.

CADENA ALIMENTARIA

Los principales congresos y encuentros del sector agroalimentario se han anulado o pospuesto. Este reguero de cancelaciones y aplazamientos parece no tener fin. ProWein, Alimentaria, ITB Berlín, Hostelco, Salón Gourmets… Y el vino está siendo uno de los afectados. Unas treinta bodegas navarras veían preocupadas el pasado lunes cómo la feria más importante del mundo, ProWein, se aplazaba. Las noticias que llegaban desde la ciudad alemana Düsseldorf, donde debía celebrarse la 26ª edición de la feria entre el 15 y el 17 de marzo, acrecentaron su inquietud. Porque el evento, según comunicaron los organizadores, tendrá lugar entre el 21 y el 23 de marzo de 2021.

Javier Santafé, director gerente de la DO Navarra, precisó que su entidad e INTIA ya habían abonado “el 96 %” de los gastos. Aunque no dio la cifra exacta, habló de “cientos de miles” de euros de pérdidas. “ProWein es el escaparate más importante del sector a nivel mundial, con una demanda que excede en mucho a la oferta. De hecho, este año se había habilitado un pabellón nuevo” en Messe, el recinto ferial. Además, algunas bodegas y organismos habían recibido ayudas para poder acudir a este evento internacional. Y en estos momentos “no se sabe todavía cómo se van a gestionar”, ya que “dichas subvenciones exigen que se ejecute la feria”. 

UAGN solicita “el aplazamiento de la fecha final de todas las ayudas, convocatorias, subsanaciones, etc.”.

Por su parte, Fira de Barcelona hacía oficial el aplazamiento al mes de septiembre de los salones Alimentaria y Hostelco, previstos inicialmente del 20 al 23 de abril en el recinto de Gran Vía.

Cristina Lecumberri, directora gerente de la Asociación de Industrias Agroalimentarias de Navarra, La Rioja y Aragón (ALINAR), hacía hincapié en que no solo perjudica a quienes habían contratado un stand, sino también a “muchísimas empresas” que pretendían desplazarse al salón para “visitar a distribuidores, fomentar contactos, conocer tendencias…”.

Entre tanto, los productores redoblan esfuerzos para dar respuesta a la demanda de productos por parte de los supermercados, que mantienen su actividad a pesar del estado de alarma. Hay que abastecer a una población que busca hacer acopio de víveres. Es más, durante los últimos días, las cooperativas agrarias de Navarra incluso vieron cómo las exportaciones de frutas a Europa aumentaban tras el blindaje de Italia. Ahora, el sector tiene que adaptarse a las medidas administrativas y sanitarias, que tampoco será fácil. Pero el director gerente de UCAN, Patxi Vera, trataba de mantener la calma y aseguraba que el abastecimiento continuará “con normalidad”. 

Eso sí, el sindicato UAGN ha tramitado una instancia al Gobierno de Navarra porque los productores tienen una profunda preocupación respecto a su futuro. “Debido a la situación extraordinaria que estamos viviendo con el virus COVID-19 y de las recomendaciones recibidas” desde el Ejecutivo foral, solicitan “el aplazamiento de la fecha final de todas las ayudas, convocatorias, subsanaciones, etc.”.

Y con el fin precisamente de satisfacer la sobredemanda de los últimos días, los supermercados han hecho una petición concreta al Ejecutivo navarro, dentro de los encuentros sectoriales promovidos por el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial. Aunque la competencia en este sentido es municipal, solicitan que se flexibilice la descarga en los supermercados y así poder reponer más rápido. Las actuales restricciones normativas de horarios, ruidos y calles son válidas “para situaciones normales, no para una excepcional” como la propiciada por el coronavirus.

BIOTECH Y SALUD

Las cancelaciones de ferias y congresos también lastran la actividad comercial de las empresas biotecnológicas y farmacéuticas. Por ejemplo, la feria Bio Europe Spring 2020, la mayor cita biotecnológica de Europa y cuya celebración estaba prevista entre los días 23 y 25 de marzo en París, no tendrá lugar en formato presencial, sino online y durará teóricamente dos días más (del 23 al 27).

Las cancelaciones de ferias y congresos también lastran la actividad comercial de las empresas biotecnológicas y farmacéuticas.

En total, había 1.465 empresas de 55 países registradas como participantes (cincuenta son españolas). Y de ellas, tres son navarras: Idifarma, Ojer Pharma y 3P Biopharmaceuticals. Esta última era la única compañía foral que tenía reservado uno de los 200 expositores del evento, en la que se esperaba la asistencia de unos 2.000 visitantes. Allí, la delegación de 3P Biopharmaceuticals pretendía exponer todos sus productos y servicios, confirmó su directora de Desarrollo de Negocio, Elena Erroba. Esa muestra es la principal damnificada y finalmente no tendrá lugar. “Para nosotros, Bio Europe Spring es un escaparate clave de cara a fomentar la interacción con otros posibles clientes y compañías y para consolidar nuestra imagen”, aseguró.

Además de la zona de exposición, la feria contaba con un espacio denominado ‘Partnering’, destinado a reuniones entre representantes de empresas y cuyo objetivo es hacer networking y negocio. De hecho, había planificados más de 25.000 encuentros de este tipo. Y esta parte del evento es la que sí se va a mantener, aunque virtualmente. “Contar con un formato digital es un mejor escenario frente a otros eventos que se están cancelando”, resaltó la directora de Desarrollo de 3P Biopharmaceuticals.

El Congreso Europeo de Oficina de Farmacia y Salón de Medicamentos y Parafarmacia (Infarma 2020) tenía previsto celebrar su trigésimo segunda edición en Madrid, del 10 al 12 de marzo. Pero se ha aplazado también, según atestiguaron desde Cinfa a este medio. Se trata del encuentro farmacéutico europeo de referencia, en cuya última edición participaron 2.817 congresistas y más de 200 ponentes de diversos países, que aportaron su experiencia y reflexiones sobre los principales temas de interés del sector.

INDUSTRIAS CREATIVAS Y DIGITALES

La cultura y los grandes eventos se han paralizado. Javier Lacunza, director gerente de la sociedad pública Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio (NICDO), se mostraba muy preocupado esta semana porque el coronavirus ha detenido todos los recintos que gestiona la entidad: “Las infraestructuras más afectadas son Baluarte, Navarra Arena y Circuito de Los Arcos”. Lo mismo sucede con los cines, teatros, recintos deportivos…

Las principales infraestructuras culturales y recreativas tienen paralizada la programación hasta mayo.

Estas medidas afectan a los eventos ya programados hasta finales de mayo. A partir de junio, en principio “todo sigue en pie, pero a la expectativa de cómo se desarrolle la situación”. Eso sí, la sociedad pública navarra no está formalizando nuevos contratos de grandes eventos para marzo, abril y mayo. El motivo es claro: “Hay un riesgo terrible”. 

Aunque el impacto económico evidentemente es muy importante, el director gerente de NICDO aún está trabajando para cuantificarlo. De ahí que no pudiera ofrecer datos exactos al respecto: “Estamos actualizando cifras día a día, conforme llegan las cancelaciones. Y estamos haciendo un cómputo global de pedidos que afectan a nuestros ingresos, así como un análisis de todo el gasto en destino que no se va a producir”.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top