sábado, 20 abril 2024

Rinacon proyecta una nueva planta de biomasa en Landaben

Según pudo saber Navarra Capital, las instalaciones se destinarán a la obtención de pellets a partir de palés recuperados y se componen de dos naves adosadas, que cuentan con una superficie total ocupada de 4.126,34 metros cuadrados. La operación llega después de que la compañía de Andosilla comprara en mayo la sede de la extinta Conservas Cárcar.


Pamplona - 14 octubre, 2022 - 06:00

Las instalaciones se componen de dos naves adosadas, destinadas anteriormente al sector del metal. (Foto: Víctor Ruiz)

La firma Rinacon Gestión prevé ampliar sus delegaciones con la puesta en marcha de una planta de biomasa en el polígono de Landaben (Pamplona). La compañía, originaria de Andosilla, proyecta esta operación tras haber comprado en mayo las instalaciones de la extinta Conservas Cárcar. Allí contempla una planta de gestión de residuos.

Rinacon Gestión ha detectado una oportunidad de negocio en la obtención de biomasa a partir de residuos de madera triturada. Las instalaciones de Landaben, en régimen de alquiler con derecho a compra, se centrarán en la producción de pellets a través de la recuperación de palés. «En la situación actual tan complicada en la que nos encontramos desde el punto de vista energético, muchas empresas están transformando sus fuentes de generación de energía para sus procesos industriales, de forma que puedan utilizar otros combustibles más económicos, como puede ser la astilla de madera», valora la firma.

Por lo tanto, la creciente importancia de la biomasa, sumada al «amplio radio de acción» que la compañía tiene en la Comarca de Pamplona le han llevado a dar este paso. En este sentido, otro de los objetivos es «reducir en gran medida los costes de transporte» desde su actual planta de Andosilla.

Fundada en 2009, la compañía está especializada en gestión de residuos industriales. En 2021, recuperó 4,23 millones de kilogramos de cartón, 3,18 millones de kilogramos de plástico y 1,98 millones de kilogramos de astilla. Así mismo, procesó otros residuos como palés (36.369 kilos), vidrio (608.225 kilos), chatarra (400.699 kilos), envases de brick (845.240 kilos), materiales orgánicos (831.829 kilos) y paja (695.280 kilos).

CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTA

Según pudo saber Navarra Capital, las instalaciones se componen de dos naves adosadas diáfanas, destinadas anteriormente al sector del metal y que cuentan con una superficie total de ocupación de 4.126,34 metros cuadrados (están emplazadas en una parcela de 6.827 metros cuadrados).

Una de las naves acogerá las tareas de recepción, selección y triturado de la madera en 1.489,20 metros cuadrados. La otra, de 2.787,89 metros cuadrados, se destinará al almacenamiento de los palés recuperados. Además, cuentan con un núcleo de 150 metros cuadrados adosados en la fachada principal, que se emplearán para servicios propios de la actividad y administración.

Las instalaciones permitirán almacenar un máximo de 121.000 kilogramos de astilla en silos y 3.000 unidades de palés, con un peso total de 60.000 kilogramos.

LA BIOMASA ANTE LA CRISIS

La subida de los precios de los combustibles fósiles, la inflación a escala global, la incertidumbre en el mercado del gas natural por la guerra en Ucrania, las temperaturas extremas y los incendios forestales que han asolado a gran parte del país han convulsionado  el mercado energético. Según informó el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), hasta el 21 de agosto de este año habían ardido 247.667,36 hectáreas frente a las 51.570,84 en el mismo periodo de 2021. Es la cifra más alta de la última década.

Ante este escenario, Javier Díaz, presidente de Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM), aseguró recientemente que la demanda de biomasa se está multiplicando en la Unión Europea. «En España, el número de calderas y estufas modernas que utilizan biomasa ha crecido de manera notable en los últimos años, hasta situarse en algo más del medio millón de unidades para todo tipo de usos térmicos: industriales y calefacción y agua caliente en grandes edificios como hospitales, hoteles, universidades, oficinas, comunidades de vecinos, y para atender a viviendas unifamiliares», afirmó.

Actualmente, en España se utilizan 4,3 millones de toneladas de biomasa en forma de pellets y astillas para generar energía en hogares e industrias. Pero el presidente de AVEBIOM insistió en que el país dispone de «millones de toneladas de materias primas susceptibles de valorizarse de origen forestal, agrícola residual o subproductos de la agroindustria».

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.

Archivado en:

Landaben · Industria navarra ·


To Top