Ser o no ser eléctrico

miércoles, 23 septiembre 2020

Ser o no ser eléctrico

El incremento en el número de matriculaciones de este tipo de coches a lo largo del año refleja una voluntad de cambio en la sociedad. Pese a sus altos precios y la incertidumbre de la recarga de las baterías, también existen ayudas para quienes deciden comprar uno.

David Cazón
Pamplona-Madrid - 27 septiembre, 2019

Inicialmente reservada a vehículos de gama alta, la propulsión eléctrica se democratiza. (Foto: cedida).

Inicialmente reservada a vehículos de gama alta, la propulsión eléctrica se democratiza. (Foto: cedida).

La ciudadanía cree cada vez más en la movilidad sostenible. Así se deduce de los datos aportados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), que pone de manifiesto un incremento del 72 % en el número de matriculaciones de coches eléctricos en los primeros seis meses de 2019, con un total de 10.174 unidades vendidas.

Ya en 2018, los vehículos eléctricos aumentaron también sus matriculaciones un 59 % con respecto al año anterior y desde la propia entidad se asegura, además, que más de la mitad de los modelos que salgan al mercado en las próximas fechas tendrán su versión eléctrica.

Fabricantes como MINI ya ofrecen vehículos recargables. (Foto: cedida).

Fabricantes como MINI ya ofrecen vehículos recargables. (Foto: cedida).

Los usuarios conocen los inconvenientes actuales de los coches eléctricos, fundamentalmente el precio (más elevado que el de un coche de combustión), la escasa autonomía y la incertidumbre de la recarga de las baterías por la escasez de infraestructuras. Para tratar de ir superando estas importantes barreras, las instituciones han lanzado programas de incentivos fiscales y otras ayudas.

En Navarra, en 2018 entraron en vigor una serie de deducciones fiscales destinadas a impulsar la compra de vehículos eléctricos e híbridos. Estas deducciones pueden llegar hasta el 30 % en los eléctricos (IRPF e Impuesto de Sociedades) y hasta el 5 % en el caso de los híbridos enchufables.

En Navarra existen deducciones fiscales, tanto para empresas como para particulares, destinadas a la compra de vehículos y la instalación de puntos de recarga.

Estas ayudas se aplican a particulares y a empresas y son, además, compatibles con las presentes en otros planes como Plan Movalt, Plan Movea, PlanVEA, Plan Moves, etc. Las deducciones fiscales no se limitan a los turismos. También son susceptibles de acogerse las furgonetas, ciclomotores e incluso las bicicletas con asistencia eléctrica.

Otra de las barreras que se encuentran quienes desean pasarse al vehículo eléctrico es la recarga de las baterías. ¿Dónde recargar, a qué precio, en cuánto tiempo? Esas son las dudas más frecuentes. La solución más cómoda pasa por instalar un punto de recarga privado en el garaje comunitario, si se dispone de plaza, o incluso en la calle. Las deducciones fiscales son del 15 % para dicha instalación. Esta cifra puede incrementarse en función de la potencia del punto de recarga (entre el 2 y el 5 % adicional) y si el acceso es público.

EL USO COTIDIANO

Entre las ventajas con las que cuenta el coche eléctrico destaca una clara reducción de gastos a largo plazo, que oscila en función del coste del propio vehículo. Se debe fundamentalmente a la ausencia de combustible y de reparaciones mecánicas y mantenimientos regulares.

Además, estos vehículos tienen otras ventajas como la de encontrar aparcamiento con mayor facilidad, ya que cuentan con la etiqueta de “Cero emisiones”, con la que no se paga por estacionar en la calle y sin limitación horaria. Por último, es posible circular con ellos por las grandes ciudades aunque haya activado algún protocolo anticontaminación o beneficiarse de descuentos que existen en algunas autopistas.

Punto de recarga y aparcamiento reservado a coches eléctricos. (Foto: David Cazón).

Punto de recarga y aparcamiento reservado a coches eléctricos. (Foto: David Cazón).

Otro de los motivos por los que los españoles deciden apostar por estos vehículos, más respetuosos con el medioambiente, es por la reducción de las emisiones de gas invernadero.

La suma de las ventajas enumeradas ha impulsado el crecimiento de los coches eléctricos. En Navarra ya se superan las 700 unidades. Madrid fue, durante el primer semestre del año, la comunidad donde más vehículos eléctricos se vendieron, con un total de 5.876 unidades, es decir, el 57,76 % del total de las ventas en España.

Le sigue Cataluña, que en este mismo periodo alcanzó un total de 1.764 unidades, lo que supone el 17.34 % de las ventas totales. En tercer lugar está Andalucía, donde se vendieron 424 unidades, el 4,17 % del total.

EL SONIDO DEL SILENCIO

Las últimas iniciativas de la Unión Europea en materia de normas que afectan a los vehículos eléctricos obligarán a estos coches a emitir sonidos para evitar problemas de seguridad vial.

A pesar de que a priori esto suponía una ventaja (para ayudar a mitigar los efectos de la contaminación acústica que tanto acusan algunas ciudades), se ha convertido en un inconveniente porque se han registrado accidentes debido a que los peatones no se dan cuenta de su presencia. Por eso, la Unión Europea ha visto oportuno que los vehículos tengan una alerta hasta los 20 km/h y cuando vayan marcha atrás.

Entra aquí para conocer más sobre los vehículos eléctricos.


To Top