domingo, 20 octubre 2019

Siempre nos quedará Francia

La incertidumbre sobre el Brexit ha provocado que las compañías españolas consideren ya más atractivo hacer negocios con el país galo, la opción preferida por las empresas navarras desde hace muchos años.

Miguel Bidegain | Cristina Catalán | Yosune Villanueva
Pamplona - 9 octubre, 2019

Francia es el país al que más exportan las empresas navarras.

Francia ha desbancado al Reino Unido en el liderazgo de la clasificación de los países más atractivos para las empresas españolas a la hora de hacer negocios, según el Índice CaixaBank para la Internacionalización Empresarial (ICIE 2019). El informe no revela nada nuevo para las empresas navarras, que desde hace años apuestan por el mercado galo como primer país para sus exportaciones. Y, además, Francia es el segundo al que más compran las compañías forales tras Alemania, mientras relegan al Reino Unido a la cuarta posición en las ventas y al puesto decimoprimero en importaciones, de acuerdo con los datos de 2018.

Según el ICIE 2019, Francia encabeza el ranking y el Reino Unido, que lo lideró en las dos ediciones anteriores, pasa a ocupar la segunda posición. Una circunstancia atribuida a la incertidumbre generada por el Brexit, que podría tener un impacto económico de 186 millones de euros en las exportaciones del sector agroalimentario foral.

Sin embargo, Francia históricamente ha sido el principal mercado de Navarra. Durante toda la actual década, ha sido el país al que más productos y servicios han vendido las empresas forales, seguido de Alemania, Italia y el Reino Unido. Aunque en dos ocasiones (2013 y 2014), estos dos últimos intercambiaron sus posiciones.

En 2018, las exportaciones navarras a Francia fueron 3,5 veces mayores que las destinadas al Reino Unido.

En 2018, las exportaciones navarras a Francia fueron 3,5 veces mayores que las destinadas al Reino Unido (1.552,9 millones de euros frente a 441,7). Y mientras las ventas a Francia crecieron un 4,8 % -el año anterior ascendieron a 1.482,3 millones-, las del Reino Unido se redujeron un 22,3 % con respecto a los 568,4 millones de 2017.

Fueron 504 las empresas navarras que en 2018 exportaron a Francia. 383 de ellas eran regulares -han exportado los últimos cuatro años consecutivos- y 379 vendieron por encima de los 50.000 euros. Las exportadoras a Gran Bretaña fueron 271, siendo regulares 188 y las ventas de 172 superaron los 50.000 euros.

Jesús Galar, en la empresa. (Foto: Víctor Rodrigo)

Jesús Galar, de Cárnicas Galar. (Foto: Víctor Rodrigo)

En cuanto a las importaciones, Navarra compra sobre todo a Alemania, debido fundamentalmente a la llegada de motores y de otros componentes a la fábrica de Volkswagen Navarra. En 2017 importó por valor de 1.148,4 millones de euros y el año pasado fueron 1.290,5, un 12,4 % más. Francia es el segundo país que más vende a Navarra (567,7 millones en 2017 y 647,27 el último año tras incrementarlas el 14 %).

Para encontrar al Reino Unido hay que irse hasta el puesto decimoprimero, ya que las importaciones navarras de 2017 sumaron 106,6 millones de euros, si bien en 2018 crecieron un 11 % hasta los 118,33.

El primer semestre de 2019 confirma la clasificación en cuanto a las exportaciones, con Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido en las primeras posiciones y un aumento de las ventas en todos los casos, más significativas en el caso de Alemania (18,39 %) y del Reino Unido (21,85 %). Alemania sigue siendo el país al que más hemos comprado entre enero y julio, aunque algo menos que en el mismo periodo de 2018 (-6,19 %), seguido por Francia (-10,05 %). El Reino Unido baja al puesto decimosegundo tras verse superado por Estados Unidos, país al que Navarra ha comprado un 173,55 % más este año.

TRES CASOS PRÁCTICOS

Entre los cientos de empresas navarras que mantienen relaciones comerciales con Francia, NavarraCapital.es ha elegido tres, de diferentes sectores, para que expliquen su experiencia: Trans Jaylo, con sede en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela; Viguetas Navarras, cuya fábrica se encuentra en el Polígono Areta, en Huarte, y Cárnicas Galar, con instalaciones en el Polígono La Nava de Tafalla.

Esteban Trujillano, de Transportes Jaylo. (Foto: cedida)

Los camiones de Trans Jaylo llevan mercancías a distintos lugares de Francia desde hace quince años, mercado que representa entre el 30 y el 50 % de su actividad “y sigue creciendo”, según indica su director comercial, Esteban Trujillano, quien precisa que también viajan a otros países europeos y a Gran Bretaña, “otro destino interesante sobre todo para el servicio de transporte frigorífico”.

La presencia de Viguetas Navarras en Francia es más corta, comenzó en 2013. “Aquí estábamos en plena crisis económica y decidimos instalar una línea de prefabricado de hormigón para abastecer a clientes franceses y compensar así la falta de actividad en nuestro país”, explica Luis Ilundáin, gerente de la empresa, que no trabaja con el Reino Unido.

Cárnicas Galar, que exporta al mercado exterior el 70 % de su producción, representa el caso inverso. Vende el 15 % a Francia, país con el que trabaja desde hace ya veinte años. Pero su principal cliente es Gran Bretaña, que absorbe el 30 %. También ha abierto mercado en Estados Unidos, en Oriente, Australia… “Vamos a donde podemos y donde nos quieren comprar”, afirma Jesús Galar, director gerente de la empresa. Galar indica que sus condicionales se deben a las restricciones arancelarias de algunos países “y luego está el mundo de religión musulmana”. “Ya hemos experimentado con chorizos que no son de cerdo sino de pavo, pero todavía no hemos empezado a exportarlos”.

Luis Ilundáin, gerente de Viguetas Navarras (Foto: cedida).

Luis Ilundáin, de Viguetas Navarras (Foto: cedida).

Todos coinciden en que la experiencia con el país galo es positiva. Incluso Cárnicas Galar y Trans Jaylo cuentan con filiales en Francia. “Constituimos Galar Foods France para dar facilidades a algunos clientes que querían que se les facturara desde Francia”. Jaylo abrió en 2013 una filial cerca de Bayona “para estar más cerca” de los clientes “y explorar nuevos mercados”. Trabajar en Francia “da más estabilidad como empresa” a Viguetas Navarras, “ya que la fluctuación del mercado ha sido, históricamente, muy inferior a la de España. Dos países, dos mercados, dos oportunidades”, resume Ilundáin.

VENTAJAS Y DIFICULTADES

En Viguetas Navarras destacan que sus clientes, entre los que se encuentran firmas francesas tan importantes con Vinci o Eiffage, la reconocen “como una empresa con una relación calidad precio equilibrada, y dan mucha importancia a la gestión cercana de una empresa familiar”. Esteban Trujillano cree que Navarra, y en general España, “no debe temer a la hora de exportar sus productos, ya que son competitivos y de buena calidad. Tampoco hay que olvidar la cercanía de Navarra y Francia, eso favorece la exportación y la comercialización”, una circunstancia que también resaltan desde las otras empresas.

La cercanía, la competitividad y la calidad de los productos y servicios, ventajas de las empresas que exportan a Francia.

Entre las dificultades aparecen los trámites administrativos. Esteban Trujillano apunta que “si se tienen buenas oportunidades de negocio, puede ser interesante instalar la empresa o una filial en Francia, a pesar de las complicaciones que eso supone a nivel administrativo, permisos, homologaciones, papeleo…”. Además, advierte de que los horarios son diferentes “y se deben tener muy en cuenta las relaciones con los sindicatos”.

Por su parte, Luis Ilundáin añade que “se requiere conocimiento de la normativa francesa”, en su caso “además contratar ingenieros franceses” y “paciencia”. También apunta que “entrar el mercado francés supone pensar en francés y adaptarse a sus prefabricados y formas de trabajar”. Para Jesús Galar, hay que “hay que adaptarse a los gustos y deseos del cliente”, y no ve tantas dificultades administrativas: “El motivo de estar en el mercado francés es la cercanía física y la facilidad en cuanto a gestiones, ya que al formar parte de la UE para nosotros es igual vender en Bayona que en Sevilla, Bélgica o Bilbao. Llegas, les presentas el producto y, si les encaja el precio, te compran igual en Pamplona que en Burdeos”.

Cárnicas Galar mantiene por el momento todos sus acuerdos comerciales con el Reino Unido. “Nuestros clientes han respondido bien y hemos seguido trabajando igual. No sé qué pasará a partir del 1 de noviembre, pero confío en ellos”, remata.

Entra aquí para saber más sobre el comercio exterior de Navarra.


To Top