"Todos somos susceptibles de sufrir un ataque"

sábado, 15 agosto 2020

“Todos somos susceptibles de sufrir un ataque”

Fuencisla Clemares, directora general de Google para España y Portugal, apuntó en Capital Directo que el coste medio de un ciberataque a una compañía se sitúa en los 30.000 euros "y que la mayoría de las empresas desaparece a los seis meses". En este encuentro patrocinado por Banco Santander, abogó por que la Tasa Google se fije "a nivel global", en el marco de las conversaciones que lidera la OCDE.

Jesús Jiménez | Gorka Moreno
Pamplona - 16 junio, 2020

Fuencisla Clemares analizó el rol de la tecnología en el contexto actual y la aplicación de la Tasa Google, entre otros temas.

“Todos somos susceptibles de sufrir un ataque de ciberseguridad”. Así de explícita se mostró la directora general de Google para España y Portugal, Fuencisla Clemares, durante su intervención en Capital Directo, espacio de entrevistas en streaming promovido por NavarraCapital.es y patrocinado por Banco Santander. En esta ocasión, además, también colaboró ATANA, el clúster TIC de Navarra.

Clemares hizo hincapié en que “el 95 % de las pymes españolas no piensan que pueden ser un objetivo“. Y precisó que “el coste medio de un ciberataque se sitúa en los 30.000 euros”. Su impacto a menudo es tal que la gran mayoría de las empresas afectadas “desaparecen seis meses después”. Por este motivo, ante el auge que ha tenido el teletrabajo en el ámbito laboral debido al confinamiento obligado por el coronavirus, insistió en la necesidad de concienciar, sobre todo a las pequeñas y medianas empresas: “Cualquiera puede ser víctima”.

TECNOLOGÍA Y PRIVACIDAD

La directora general de Google para España y Portugal también abordó la privacidad, otro asunto peliagudo en el ámbito online. A este respecto, aseguró que para Google “es un tema crítico”, en el que su compañía está dando “pasos de gigante” para ponerlo en el centro de sus desarrollos. A modo de ejemplo, expuso el caso de su última app de rastreo de contagiados por Covid-19, “que no permite la geolocalización del usuario y donde todo está cifrado porque la privacidad ha sido la prioridad número uno”.

“La tecnología ha jugado un papel crítico en esta crisis y será fundamental en la reactivación”. 

Además, abordó cómo la irrupción de la pandemia ha acelerado muchas tendencias que, en condiciones normales, habrían tardado años en implantarse. Un fenómeno que ha reforzado el liderazgo mundial de las grandes corporaciones digitales, que ven cómo su valor bursátil continúa creciendo (en un año, el de Google se ha incrementado un 24 %): “La tecnología ha jugado un papel crítico en esta crisis y estoy convencida de que será fundamental en la reactivación”.

Un nuevo mundo, además, que poco tiene que ver con el que hemos conocido hasta ahora y que obligará a trazar relaciones empresariales distintas.“Las barreras están más difuminadas y grandes clientes pueden ser grandes competidores tuyos”, mencionó en referencia al proyecto conjunto que su organización ha realizado con Apple para dar forma a un sistema de control de contagiados por el coronavirus.

En ese contexto, en Google sostienen que no dejan de pensar en los usos y problemas que pueden suscitar sus más recientes innovaciones. Así ha sucedido con los últimos sistemas de reconocimiento facial, impulsados también por IBM, Amazon y Microsoft. Proyectos que pueden contribuir a la generación de sesgos de tipo racial, como se ha cuestionado en Estados Unidos.

De hecho, Timnit Gebru, lider del equipo de ética en inteligencia artificial de Google ha pedido paralizar esta línea de trabajo. Una decisión que Clemares enmarca en el “estricto protocolo” que mantiene su organización “para comprobar que, efectivamente, se está utilizando de la mejor manera posible”. Algo similar se da en el caso de la libertad de expresión y la lucha contra las fake news. “No tenemos una línea negra y clarísima que los diferencie, por lo que solo es posible hacerlo en la escala que nos ofrecen los algoritmos y la tecnología“.

TASA GOOGLE

Clemares concluyó la entrevista con dos reflexiones sobre otros tantos temas de actualidad. Ante el proyecto de ley aprobado en el Congreso para tramitar la Tasa Google, fijada en el 3 % de la facturación que los gigantes tecnológicos obtengan en el país y con la que el Gobierno español espera recaudar 968 millones de euros anuales, admitió que el sistema actual es “antiguo, no es transparente y no es equitativo”. Y en este sentido, defendió la necesidad de realizar una reforma fiscal, pero “a nivel global y en el marco de la OCDE”.  Por otro lado, dijo desconocer el caso específico de Navarra, donde el Parlamento ha instado al Ejecutivo foral a que negocie la inclusión de esta figura impositiva dentro del Convenio Económico con el Estado.

“Nosotros pensamos que es necesaria una reforma fiscal a nivel global, que se desarrolle y acuerde en el marco de la OCDE”. 

Por último, señaló que la escasez de alumnas en los grados STEM es “un problema complejo y difícil de resolver”. Mencionó, en concreto, factores como la falta de referentes, la forma en la que se imparten las asignaturas o el hecho de que muchas mujeres “se matriculan en carreras donde pueden tener un impacto social”, entre otros: “Como industria, tenemos una responsabilidad para enseñar que nuestra actividad es mucho más que picar código en una sala rodeados de ordenadores”.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top