domingo, 28 febrero 2021

Kybse reubicará a 29 trabajadores de oficinas en taller para evitar despidos

De manera "verbal", los responsables de la empresa comunicaron este martes al comité que aplicarán dicha medida ante la falta de empleados en oficinas que, por iniciativa propia, se hayan acogido a las prejubilaciones y recolocaciones en taller planteadas para evitar el ERE de extinción. Pero antes, otras tantas personas dejarán la línea de producción "de manera temporal" y "entrarán en una bolsa de empleo". Según distintas fuentes consultadas por NavarraCapital.es, estas últimas ya se han ofrecido voluntarias para dar el paso y regresarán a la compañía "si la situación mejora".

Gorka Moreno
Pamplona - 16 febrero, 2021

En un primer momento, el ERE presentado por la compañía contemplaba 103 despidos. (Foto: Víctor Ruiz)

Ante la falta de voluntarios que se acojan a las prejubilaciones y reubicaciones planteadas inicialmente por la compañía, la Dirección de Kybse comunicó este martes al comité cuál será su línea de acción en 2021 para evitar el temido ERE de extinción en sus oficinas de Ororbia: recolocar a veintinueve personas de estas en los talleres. Es decir, los responsables de la fábrica “decidirán unilateralmente, y siguiendo criterios de edad, quiénes cambiarán de puesto este año”. Dicha medida, que fue detallada “verbalmente”, es la que aplicarán en este ejercicio. Y lo harán argumentando “causas económicas”. Pero podrían seguirle otras similares en 2022, dependiendo de la evolución de la pandemia y de la propia actividad.

La fórmula para materializar este ajuste de plantilla será la siguiente. Por un lado, veintinueve trabajadores de talleres (mano de obra directa -MOD-) se han ofrecido voluntarios para abandonar la empresa temporalmente y entrar en una bolsa de empleo. “Si la situación mejora, regresarían a la plantilla”, señalaron las fuentes consultadas por NavarraCapital.es. La cifra de bajas en este sentido no llegará a treinta o más porque, entonces, “la compañía tendría que presentar un ERE”, agregaron dichas fuentes. Pero, al menos en este caso, las salidas no serán tan traumáticas debido a que los propios empleados desean dar el paso.

PRIMERO, SALIDAS EN TALLER

En consecuencia, estas vacantes serán cubiertas por las personas reubicadas de oficinas (mano de obra indirecta -MOI-). La falta de trabajadores que quieran cambiar de área ha llevado a la firma a mover ficha y dirigir ese proceso. Ahora bien, hay una modificación sustancial respecto a lo anunciado al comité el pasado 8 de febrero.

“La empresa considera innegociable el número del ajuste para MOI: 48 personas / 25 % de reducción. Si las medidas paliativas de prejubilaciones y recolocaciones en taller no consiguen el objetivo marcado por la compañía, (esta) abrirá un ERE exclusivo para administrativos y técnicos”, anunció entonces la Confederación de Cuadros y Profesionales a sus afiliados. No obstante, a las veintinueve reubicaciones en 2021 podrían seguir más el año que viene, según matizaron las fuentes con las que contactó este medio.

Todos estos movimientos se produjeron después de que, el 17 de enero, la Dirección decidiera retirar el Expediente de Regulación de Empleo para despedir a 103 de las 808 personas que trabajan en la fábrica. La propuesta inicial de la compañía implicaba prescindir de 55 personas en los talleres y de 48 en las oficinas. A partir de ese instante, los representantes de la empresa y los delegados sindicales iniciaron las correspondientes conversaciones para diseñar un plan de ajuste de la plantilla, centrado principalmente en bajas voluntarias incentivadas y prejubilaciones de cara a los años 2021 y 2022.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.

Archivado en:

Navarra · Automoción · Empresa · industria · ERE · KYBSE ·


To Top