jueves, 2 febrero 2023

Plastic Repair System ultima la apertura de una planta en Polonia

Alfredo Neila, codirector general de la compañía, adelanta a Navarra Capital que a este proyecto seguirán más adelante "nuevas aperturas" en Europa, México (donde ya tiene una sede en Puebla) y Estados Unidos. En estos momentos, la firma factura más en España que en el extranjero, pero espera convertirse "en una empresa de servicios global".

Irene Guerrero
Pamplona - 20 octubre, 2022

A nivel nacional, la empresa cerró 2021 con un crecimiento de sus ingresos del 72,49 %. (Foto: archivo)

Plastic Repair System (PRS) está sumergida en un período de escalado “agresivo” de su negocio. En concreto, la firma especializada en reparación, mantenimiento y adaptación de envases retornables de transporte (ERT) ultima la puesta en marcha de una planta en Polonia, a la que seguirán “nuevas aperturas” en Europa, México y Estados Unidos.

De esta forma, PRS espera impulsar su crecimiento e internacionalización, centrada sobre todo en el mercado europeo y norteamericano. Así lo avanza a Navarra Capital su codirector general, Alfredo Neila: “En estos momentos, la facturación nacional es mayor que la internacional. El objetivo de la compañía, sin embargo, es convertirse en una empresa de servicios global. Con la implementación del plan de internacionalización, esperamos que la demanda desde el extranjero supere con creces a la nacional en los próximos tres años”.

Alfredo Neila: “Con la implementación del plan de internacionalización, esperamos que la demanda desde el extranjero supere con creces a la nacional en los próximos tres años”.

Esta hoja de ruta se divide en dos fases. La primera pretende centrarse en el Viejo Continente, donde PRS espera crecer gracias a la presión que las normativas europeas de sostenibilidad ponen sobre el tejido industrial.

“La propuesta de valor de PRS distingue tres pilares: un ahorro de costes, plazos de entrega cortos y rápida respuesta y un ahorro de las emisiones de carbono en 311 veces. Este último punto está ganando un mayor peso en el proceso de toma de decisiones de las empresas”, valora Neila.

La segunda fase pretende hacer lo propio en Estados Unidos, México y Canadá, ya que su actividad también se ve espoleada por el objetivo de reducción de emisiones impuesta por la Administración de Joe Biden: “Nuestros clientes están extremadamente satisfechos con el servicio y valor aportado bien a nivel nacional por PRS. Esta es la razón por la que nos están invitando a acompañarles en otras localizaciones geográficas, lo cual nos da base y tracción para afrontar nuevas aperturas”, añade.

Estos nuevos hitos de PRS llegan después de que la firma con sede en Tajonar cerrase una ronda de 4 millones de euros, liderada por Impact Partners y acompañada por el actual socio de la compañía, Easo Ventures. En la actualidad, sus instalaciones cuentan con más de 6.500 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas de reparación (tres en España y una en México), que a su vez dan empleo a “más de 65 personas”.

La empresa, con diez años de experiencia, cerró 2021 aumentando un 72,49 % su facturación a nivel nacional. Respecto al año anterior, los ingresos de las tres delegaciones crecieron un 46,33 % en Pamplona, un 117,80 % en Térmens (Lérida) y un 251,91 % en Benifaió (Valencia). La facturación también aumentó en Puebla (México), concretamente un 32,84 % respecto a 2020. Así mismo, la empresa prevé alcanzar una facturación de 4 millones de euros este año.

UN SECTOR EN CRECIMIENTO

Navarra atestigua el nacimiento de un sector centrado en modelos de negocios que se basan en la economía circular. Un ámbito que, en estos últimos meses, ha tenido varios hitos. Tal y como adelantó este medio, la firma de gestión de residuos Rinacon Gestión prevé abrir una nueva planta en Cárcar, además de proyectar un centro destinado a la obtención de pellets a partir de residuos de madera en la capital navarra.

Así mismo, Oleofat invertirá 14,5 millones de euros para ampliar sus sedes de Tudela y Caparroso, donde desarrolla actividades de valorización de subproductos oleaginosos para la fabricación de biodiesel, así como de obtención de materias primas para el mercado oleoquímico. Por otra parte, la startup Beeplanet Factory, dedicada al desarrollo de sistemas de almacenamiento de energía que reutilizan baterías de coches eléctricos, prevé cuadruplicar su facturación este 2022.

“Las perspectivas de crecimiento dentro del sector de la economía circular son muy positivas. En términos regulatorios, tenemos el viento a favor. Es evidente el cambio de enfoque en grandes empresas para llegar a cumplimiento de objetivos de reducción de emisiones muy agresivos en el corto, medio y largo plazo”, concluye Neila.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top